10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

Técnica de la oratoria

Grandes oradores como Sócrates, Winston Churchill, Jawaharlal Nehru, Abraham Lincoln y Martin Luther king dieron discursos que dejaron al público encantado y verdaderamente exaltado. Parecían tener el talento como un regalo innato, que no podía ser replicado por nadie en todo el mundo. Había ciertas características peculiares que todos estos grandes oradores tenían en común. La forma en que se relacionaban con la audiencia, las palabras que eligieron, sus convicciones y muchas otras cosas que hicieron que sus discursos vivieran para siempre. Por lo tanto, si te estás preparando para un próximo discurso y quieres crear magia con él, he aquí una lista de los 10 mejores consejos de oratoria  a tener en cuenta para convertirte en un presentador poderoso.  

1.   Ser feliz y humorístico:  

Retroceda y piense en el lado divertido de su discurso o presentación. Tomar todo en serio es fatal. El público debe sentirse bien en su presencia. La mejor manera de mantenerlos comprometidos y atentos es insertar algún humor calculado en la presentación. Una broma, ser satírico, y nunca tímido de depreciarse. Crear una conexión y vínculo con ellos. La vida de todos en general está sangrando. ¿Por qué no tomar algunos de los momentos agrios y reemplazarlos con dulces?  

  

 

2.   Un orador poderoso es interesante:

 

Los niños se  duermen durante la conferencia, y los adultos no son menos. Los discursos, por lo tanto, no deben  permanecer en la bahía de la monotonía y la fricción. Ser interesantes la clave de un presentador poderoso. Puede hacerlo combinando palabras con algunas imágenes y  audio. Dé a las personas imágenes y diagramas para recordar. Incluso aquellos de ustedes que no son demasiado buenos con las palabras pueden mantener esto como un secreto bajo la cubierta de la tecnología.

 

3.   Tener buena  presencia:

Tener la presencia escénica adecuada no significa que todos los hombres tienen que mirarse guapos, o todas las mujeres tienen que verse bonita y crédula. Hay dos aspectos de la presencia escénica de un presentador poderoso: el exterior y el interior.

Desde el exterior asegúrese de vestir bien, no repulsivo o desaliñado. Manténgase limpio y ordenado. Lave  su ropa bien, pula sus zapatos, y mantenga su cabello ordenado. En el interior, prepararse para el evento también. Cepille todos los conceptos, siéntase feliz y no deje que nada negativo afecte su rendimiento.

 

4.   No siempre se trata de gramática correcta:

Es importante hablar de la manera que lo harías en una conversación, asumiendo que la gramática no es el final de ella. Pero para un presentador poderoso hacer que su audiencia  entienda su punto es más  importante que ser gramaticalmente correcto quizás pueda usar una jerga más adecuada a su público para hacerlo entender mejor (Pero recuerde que no debe exagerar al  descuidar la gramática pues esto puede restarle peso a su presentación).

Además, no va a haber mucha gente prestando atención a eso. Reemplace todo lo demás con confianza. Estar en posición vertical, hablar con su corazón, ser fresco y ser natural.

 

 5.   Estar convencido de lo que se dice:

 

Ser apasionado y estar convencido de lo que se dice es muy importante para ser un orador poderoso. Si esta dudoso de lo que dice o no tiene la suficiente seguridad y confianza al hablar su audiencia lo notara de inmediato. Si se trata de una cuestión social, ya sea una presentación de la empresa, se trata de convencer a un montón de personas acerca de sus creencias y convicciones. Prepárese  por adelantado. Siempre hágase preguntas básicas como – ¿cuál es el uso subyacente de su discurso? ¿Qué es bueno para usted y la audiencia? ¿Estoy convencido de lo que voy a hablar o no?

 

 6.  Sea expansivo, inspirador y edificante:

 

Si toma nota de algunos de los mejores discursos de la historia, notará que los presentadoresinfluyentes siempre dan voz a lo que las masas sólo han conocido subconscientemente. A la audiencia le encanta oír las palabras que no llegarían a ellos. Buscan la seguridad, una expansión y alguna forma de inspiración que despierta una mayoría para creer las palabras del hablante. Cuanto mejor pueda hacer esto, más éxito tendrá.

 

7.  Dar al público algo fuera de la caja: 

 

La audiencia inteligente de hoy sabe de antemano acerca de los contenidos principales de un discurso, o la información que se entrega en un evento en particular. Con la ayuda de Internet pueden recopilar información amplia por su cuenta. Por lo tanto, como presentador  puede hacer dos cosas.

 Uno, darles algo totalmente nuevo, algo que no van a hallar en ninguna parte.

 En segundo lugar, organizar su presentación o discurso de una manera que en el menor lapso de tiempo, la información quede detallada, que es a la vez fuera de la caja e inspirador.  

   

 

8.  Mantenerlo simple y casual: 

 

Los tiempos de conferencias formales son  cosa del pasado. Ser informal facilita a las multitudes entender y les permite respirar incluso cuando el tema del discurso es pesado. No use un lenguaje difícil de entender. Trate siempre de hacer un mejor uso del área, moverse; hablar con la audiencia directamente, esté relajado todo el tiempo, no hay presión. Manténgalo simple y casual. 

 

9.  Cuente historias:

 

En cuestión de unos minutos, el público debe estar convencido de sus ideas. Para lograr esto use una de las antiguas técnicas de oratoria “contar historias”.  Hechos e historias interesantes de la vida real o de la ficción; la raza humana siempre está más inspirada en contextos emocionales que provienen de la narración de la historia. La capacidad de los cerebros de retener historias es mucho mejor que la de  recordar cualquier cifra numérica.  

Si quiere aprender a cómo mejorar la memoria mire nuestro pots anterior «Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria”   

  

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

Técnica de la oratoria

Grandes oradores como Sócrates, Winston Churchill, Jawaharlal Nehru, Abraham Lincoln y Martin Luther king dieron discursos que dejaron al público encantado y verdaderamente exaltado. Parecían tener el talento como un regalo innato, que no podía ser replicado por nadie en todo el mundo. Había ciertas características peculiares que todos estos grandes oradores tenían en común. La forma en que se relacionaban con la audiencia, las palabras que eligieron, sus convicciones y muchas otras cosas que hicieron que sus discursos vivieran para siempre. Por lo tanto, si te estás preparando para un próximo discurso y quieres crear magia con él, he aquí una lista de los 10 mejores consejos de oratoria  a tener en cuenta para convertirte en un presentador poderoso.

  

1.   Ser feliz y humorístico:

  

Retroceda y piense en el lado divertido de su discurso o presentación. Tomar todo en serio es fatal. El público debe sentirse bien en su presencia. La mejor manera de mantenerlos comprometidos y atentos es insertar algún humor calculado en la presentación. Una broma, ser satírico, y nunca tímido de depreciarse. Crear una conexión y vínculo con ellos. La vida de todos en general está sangrando. ¿Por qué no tomar algunos de los momentos agrios y reemplazarlos con dulces?

    

2.   Un orador poderoso es interesante:

 

Los niños se  duermen durante la conferencia, y los adultos no son menos. Los discursos, por lo tanto, no deben  permanecer en la bahía de la monotonía y la fricción. Ser interesantes la clave de un presentador poderoso. Puede hacerlo combinando palabras con algunas imágenes y  audio. Dé a las personas imágenes y diagramas para recordar. Incluso aquellos de ustedes que no son demasiado buenos con las palabras pueden mantener esto como un secreto bajo la cubierta de la tecnología.

 

3.   Tener buena  presencia:  

Tener la presencia escénica adecuada no significa que todos los hombres tienen que mirarse guapos, o todas las mujeres tienen que verse bonita y crédula. Hay dos aspectos de la presencia escénica de un presentador poderoso: el exterior y el interior.

Desde el exterior asegúrese de vestir bien, no repulsivo o desaliñado. Manténgase limpio y ordenado. Lave  su ropa bien, pula sus zapatos, y mantenga su cabello ordenado. En el interior, prepararse para el evento también. Cepille todos los conceptos, siéntase feliz y no deje que nada negativo afecte su rendimiento.

  

4.   No siempre se trata de gramática correcta:

Es importante hablar de la manera que lo harías en una conversación, asumiendo que la gramática no es el final de ella. Pero para un presentador poderoso hacer que su audiencia  entienda su punto es más  importante que ser gramaticalmente correcto quizás pueda usar una jerga más adecuada a su público para hacerlo entender mejor (Pero recuerde que no debe exagerar al  descuidar la gramática pues esto puede restarle peso a su presentación).

Además, no va a haber mucha gente prestando atención a eso. Reemplace todo lo demás con confianza. Estar en posición vertical, hablar con su corazón, ser fresco y ser natural. 

 5.   Estar convencido de lo que se dice:  

Ser apasionado y estar convencido de lo que se dice es muy importante para ser un orador poderoso. Si esta dudoso de lo que dice o no tiene la suficiente seguridad y confianza al hablar su audiencia lo notara de inmediato. Si se trata de una cuestión social, ya sea una presentación de la empresa, se trata de convencer a un montón de personas acerca de sus creencias y convicciones. Prepárese  por adelantado. Siempre hágase preguntas básicas como – ¿cuál es el uso subyacente de su discurso? ¿Qué es bueno para usted y la audiencia? ¿Estoy convencido de lo que voy a hablar o no? 

 6.  Sea expansivo, inspirador y edificante:

 

Si toma nota de algunos de los mejores discursos de la historia, notará que los presentadores

influyentes siempre dan voz a lo que las masas sólo han conocido subconscientemente. A la audiencia le encanta oír las palabras que no llegarían a ellos. Buscan la seguridad, una expansión y alguna forma de inspiración que despierta una mayoría para creer las palabras del hablante. Cuanto mejor pueda hacer esto, más éxito tendrá.

 

7.  Dar al público algo fuera de la caja:

  

La audiencia inteligente de hoy sabe de antemano acerca de los contenidos principales de un discurso, o la información que se entrega en un evento en particular. Con la ayuda de Internet pueden recopilar información amplia por su cuenta. Por lo tanto, como presentador  puede hacer dos cosas.

Uno, darles algo totalmente nuevo, algo que no van a hallar en ninguna parte.

 En segundo lugar, organizar su presentación o discurso de una manera que en el menor lapso de tiempo, la información quede detallada, que es a la vez fuera de la caja e inspirador. 

   

8.  Mantenerlo simple y casual:

 

Los tiempos de conferencias formales son  cosa del pasado. Ser informal facilita a las multitudes entender y les permite respirar incluso cuando el tema del discurso es pesado. No use un 

lenguaje difícil de entender. Trate siempre de hacer un mejor uso del área, moverse; hablar con la audiencia directamente, esté relajado todo el tiempo, no hay presión. Manténgalo simple y casual.

 

9.  Cuente historias:

En cuestión de unos minutos, el público debe estar convencido de sus ideas. Para lograr esto use una de las antiguas técnicas de oratoria “contar historias”.  Hechos e historias interesantes de la vida real o de la ficción; la raza humana siempre está más inspirada en contextos emocionales que provienen de la narración de la historia. La capacidad de los cerebros de retener historias es mucho mejor que la de  recordar cualquier cifra numérica. 

Si quiere aprender a cómo mejorar la memoria mire nuestro pots anterior «Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria”