Cómo hablar con claridad

Cómo hablar con claridad

Cómo hablar con claridad

Las palabras que no se entienden bien no motivan. Aunque la persona tenga una voz potente, si no articula de manera clara, no inducirá a actuar. Será como si estuviera hablando en un idioma extraño. En efecto, estará hablando al aire.

Hablar con claridad permite que los demás entiendan lo que decimos y contribuye a que nos tomen en serio.

Para más ver: Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Obstáculos para hablar con claridad.

No abrir bien boca. Cuando los músculos de las mandíbulas están rígidos y los labios apenas se mueven, los sonidos salen apagados. Por otro lado, hablar muy rápido es como reproducir la grabación a mayor velocidad de la debida. Aunque se oigan todas las palabras, se obtiene poco beneficio.

Con frecuencia, sin embargo, la razón por la que no se entienden las palabras es que no se articulan bien, es decir, no se pronuncian las vocales y las consonantes de manera diferenciada y con las pausas oportunas. Hay quienes, además, omiten sílabas y sonidos. Cuando se unen los términos indiscriminadamente, los oyentes captan algunas ideas y frases, pero tienen que imaginarse el resto de lo que dice la persona. Así pues, la mala dicción puede disminuir la eficacia del habla.

En algunos casos, el problema se debe a defectos en los órganos de la voz. Pero aun con tales impedimentos se puede mejorar considerablemente si se ponen en práctica las sugerencias de este artículo.

Para más ver: Técnicas De La Oratoria: La Voz

Cómo lograrlo.  

  • Hable más despacio.

    Esfuércese por no comerse ninguna sílaba, pruebe hacerlo con algunos trabalenguas. Al principio, su pronunciación puede parecer exagerada; pero, con la práctica irá recuperando la naturalidad. Para que la expresión sea fluida, deberá unir ciertas palabras, pero no lo haga si existe el riesgo de que se oscurezca su significado. Aunque al hacer los ejercicios para hablar con claridad hablara y leerá con una precisión exagerada, tenga cuidado de que no se convierta en su modo habitual de expresarse, pues resultaría incomodo, poco natural.

Para más ver: Como usar las Pausas al Hablar en Público

  • Mantenga la cabeza erguida y el mentón alejado del pecho.

    Cuando lea, sostenga el escrito en alto de modo que solo tenga que levantar ligeramente la vista para mirar al auditorio. De esta forma, sus palabras fluirán sin trabas.

  • Aprenda a relajarse.

    Si la mandíbula y los labios están tensos, la boca no se abrirá bien y la voz saldrá a través de los dientes, con un sonido áspero, apagado y poco definido. Ahora bien, tal relajación no debe llegar al extremo de producir una pronunciación descuidada, sino que ha de equilibrarse con el hábito de articular los sonidos con claridad.

  • Lea en voz alta.

    Al leer observe bien cómo usa los órganos del habla. ¿Abre la boca lo suficiente? Tenga presente que la lengua no es el único órgano implicado, aunque es uno de los más activos. El cuello, la mandíbula inferior, los labios, los músculos faciales y los músculos de la garganta también intervienen en el proceso. ¿Habla sin realizar movimientos faciales? En tal caso, hay muchas probabilidades de que su articulación sea un poco confusa.

Para más ver: Como Leer Bien y Rápido

  • Grabe su voz.

    Hable con naturalidad, como lo haría en el día a día. Al escucharse, tal vez perciba que ciertas palabras no se entienden con claridad. Fíjese en si las articula mal, las pronuncia con poca intensidad o las corta, e intente determinar la causa. Por lo general, se puede remediar el problema poniendo en práctica las sugerencias antes presentadas.

Recuerde abrir la boca un poco más de lo que acostumbra y a articular aún con mayor cuidado. Respire hondo y hable despacio. Si cecea, retire la lengua de los dientes incisivos al pronunciar el sonidoEn caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere.

En caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere hablar con claridad está a su alcance. Pero requiere tiempo, paciencia y trabajo. ¿Está usted dispuesto? Si es así se sentirá muy feliz de haberlo hecho… y lo mismo se sentirán sus oyentes.

RESUMEN

  • Cuando hable y lea, pronuncie todas las palabras claramente: con buena dicción, con suficiente volumen y a un ritmo moderado.
  • Mantenga la cabeza erguida y abra la boca lo suficiente.
  • Practique la relajación del cuello, la mandíbula, los labios y los músculos faciales y de la garganta.

Cómo hablar con claridad

Las palabras que no se entienden bien no motivan. Aunque la persona tenga una voz potente, si no articula de manera clara, no inducirá a actuar. Será como si estuviera hablando en un idioma extraño. En efecto, estará hablando al aire.

Hablar con claridad permite que los demás entiendan lo que decimos y contribuye a que nos tomen en serio.

Para más ver: Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Obstáculos para hablar con claridad.

No abrir bien boca. Cuando los músculos de las mandíbulas están rígidos y los labios apenas se mueven, los sonidos salen apagados. Por otro lado, hablar muy rápido es como reproducir la grabación a mayor velocidad de la debida. Aunque se oigan todas las palabras, se obtiene poco beneficio.

Con frecuencia, sin embargo, la razón por la que no se entienden las palabras es que no se articulan bien, es decir, no se pronuncian las vocales y las consonantes de manera diferenciada y con las pausas oportunas. Hay quienes, además, omiten sílabas y sonidos. Cuando se unen los términos indiscriminadamente, los oyentes captan algunas ideas y frases, pero tienen que imaginarse el resto de lo que dice la persona. Así pues, la mala dicción puede disminuir la eficacia del habla.

En algunos casos, el problema se debe a defectos en los órganos de la voz. Pero aun con tales impedimentos se puede mejorar considerablemente si se ponen en práctica las sugerencias de este artículo.

Para más ver: Técnicas De La Oratoria: La Voz

Cómo lograrlo.  

  • Hable más despacio.

    Esfuércese por no comerse ninguna sílaba, pruebe hacerlo con algunos trabalenguas. Al principio, su pronunciación puede parecer exagerada; pero, con la práctica irá recuperando la naturalidad. Para que la expresión sea fluida, deberá unir ciertas palabras, pero no lo haga si existe el riesgo de que se oscurezca su significado. Aunque al hacer los ejercicios para hablar con claridad hablara y leerá con una precisión exagerada, tenga cuidado de que no se convierta en su modo habitual de expresarse, pues resultaría incomodo, poco natural.

Para más ver: Como usar las Pausas al Hablar en Público

  • Mantenga la cabeza erguida y el mentón alejado del pecho.

    Cuando lea, sostenga el escrito en alto de modo que solo tenga que levantar ligeramente la vista para mirar al auditorio. De esta forma, sus palabras fluirán sin trabas.

  • Aprenda a relajarse.

    Si la mandíbula y los labios están tensos, la boca no se abrirá bien y la voz saldrá a través de los dientes, con un sonido áspero, apagado y poco definido. Ahora bien, tal relajación no debe llegar al extremo de producir una pronunciación descuidada, sino que ha de equilibrarse con el hábito de articular los sonidos con claridad.

  • Lea en voz alta.

    Al leer observe bien cómo usa los órganos del habla. ¿Abre la boca lo suficiente? Tenga presente que la lengua no es el único órgano implicado, aunque es uno de los más activos. El cuello, la mandíbula inferior, los labios, los músculos faciales y los músculos de la garganta también intervienen en el proceso. ¿Habla sin realizar movimientos faciales? En tal caso, hay muchas probabilidades de que su articulación sea un poco confusa.

Para más ver: Como Leer Bien y Rápido

  • Grabe su voz.

    Hable con naturalidad, como lo haría en el día a día. Al escucharse, tal vez perciba que ciertas palabras no se entienden con claridad. Fíjese en si las articula mal, las pronuncia con poca intensidad o las corta, e intente determinar la causa. Por lo general, se puede remediar el problema poniendo en práctica las sugerencias antes presentadas.

Recuerde abrir la boca un poco más de lo que acostumbra y a articular aún con mayor cuidado. Respire hondo y hable despacio. Si cecea, retire la lengua de los dientes incisivos al pronunciar el sonidoEn caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere.

En caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere hablar con claridad está a su alcance. Pero requiere tiempo, paciencia y trabajo. ¿Está usted dispuesto? Si es así se sentirá muy feliz de haberlo hecho… y lo mismo se sentirán sus oyentes.

RESUMEN

  • Cuando hable y lea, pronuncie todas las palabras claramente: con buena dicción, con suficiente volumen y a un ritmo moderado.
  • Mantenga la cabeza erguida y abra la boca lo suficiente.
  • Practique la relajación del cuello, la mandíbula, los labios y los músculos faciales y de la garganta.
Cómo Superar un Ataque de Pánico Público

Cómo Superar un Ataque de Pánico Público

 

Saber cómo superar un ataque de pánico es una habilidad MUY importante al hablar en público.

¿Padece ataques de pánico en público? Aquí hay 5 maneras de gran alcance para poner en práctica en el momento y ser un presentador exitoso.

Si usted sufre de ataques de pánico debido a hablar en público, usted sabe lo devastador que tales ataques pueden ser. A pesar de los mejores esfuerzos en la reestructuración cognitiva, usted no puede pensar en una salida de tal situación.

Tal vez la comprensión de que realmente sabes estas cosas no ayuda. Cuando su valor parece estar disolviéndose como el azúcar en el té, el conocimiento del tema solo e incluso una preparación adecuada no es suficiente para sacarte del agua caliente.

No se sorprenderá al saber que los intérpretes de teatro saben las mejores técnicas del mundo para superar el miedo escénico. ¿Por qué no utilizar estos enfoques basados ​​en el teatro para hacer frente a su propio miedo y ataques de pánico? Conviértase   en un orador excelente. Lea nuestro otro artículo  de trucos esenciales para los presentadores nerviosos, «Cómo calmar sus nervios antes de hablar.»

Saber cómo superar un ataque de pánico implica corregir su pensamiento.

 

 

Usted contribuye a su propia ansiedad de hablar en público.

¿El escenario siguiente resuena con usted?

¡Hoy es el día de su gran presentación! Y así como lo has sabido durante meses, pasaría, estás muy nervioso.

Al entrar en el vestíbulo, los síntomas físicos familiares comienzan: Su corazón se siente como un colibrí, y usted está respirando tan profundamente como un ratón. Estás caminando sobre las piernas que se han convertido a goma.

Ahora que estás aquí, son tus manos: puedes verlas temblar al recoger el click de PowerPoint. Oh, y sí, todo el mundo está notando eso, seguro.

UH oh. Usted acaba de hacer sus comentarios de apertura y SU VOZ SUENA TEMBLOROSA. Sabes que todo el mundo también lo oye. No puedes dejar de pensar que todo el mundo en el edificio ahora sabe que estás aterrorizado de hablar en público.

Y ahora surge un nuevo pensamiento que induce al pánico: vas a olvidarlo todo. Todos esos maravillosos puntos de conversación que has estado preparando. . . ¡Su mente se está quedando en blanco de repente!

Tienes que salir de aquí! Pero usted no puede hacer eso porque el CEO está sentado allí

mismo en la primera fila esta presentación es muy importante. Estás atrapado.

No hay manera de salir.

Ahora estás en la

olla a presión.

«Siente la presión!»

Y a través de toda esta miseria, se supone que debe permanecer equilibrado y profesional:

 

 

 

¿Qué vas a hacer? ¿Qué puedes hacer?

 

Si te encuentras en esta mala suerte, o algo así, hay ayuda disponible. Pruebe mis 5 técnicas para lidiar con un ataque de pánico al  hablar en público que se describen a continuación.

Estos son arreglos rápidos que pueden ser notablemente eficaces en los últimos momentos antes de hablar cuando más lo necesitan. ¡Guarde esta lista y consérvela con usted si usted se encuentra añorando desaparecer justo antes de que tenga que hablar!

Pero antes de que usted haga cualquier cosa, comience a respirar más lentamente y profundamente.

  

Ahora, proceda con estos 5 pasos:

 

 

1-    Calmar la respiración

 

Un ataque de pánico suelen ir acompañado de hiperventilación. A fin de relajar la respiración, pruebe este ejercicio antes de subir al escenario:

  • Siéntate en un lugar cómodo.
  • Relaja todo el cuerpo los brazos, las piernas, el tronco y la cabeza.
  • Una vez hecho esto, coloca una mano sobre la boca del estómago y toma aire lentamente (por 3 segundos).
  • Se consciente de cómo tus pulmones se llenan de aire. La concentración es muy importante para ello. Siente que el vientre se hincha.
  • Mantén el aire dentro de tus pulmones contando hasta tres.
  • Expira el aire en forma lenta por la boca. Tardarás alrededor de 4 segundos, hasta que sientas que has vaciado tus pulmones, y tu vientre se ha deshinchado.
  • Repite está técnica en tres oportunidades.

 

2-    Calmar el pensamiento.

 

‘¿Y si me desplomo?’ ‘¿Y si me olvido de todo?’ ‘¿Y si los demás lo notan?’ Las ideas catastrofistas estimulan el pánico. Dado que estas ideas suelen referirse a desastres futuros o ataques pasados, trate de concentrarse en la situación actual.

 

“Concentrarse en lo inmediato calma instantáneamente”, señala el doctor Alan Goldstein. Hay quien recomienda llevar una goma elástica en la muñeca. Cuando se le ocurran ideas catastrofistas, dése un gomazo y dígase: “¡Alto!”. Interrumpa la ansiedad antes de que pueda degenerar en pánico.

 

3-    Calmar las reacciones

 

Si le sobreviene un ataque de pánico, no luche con él. Es solo una sensación, y las sensaciones no tienen por qué hacerle daño. Imagínese que está junto al mar contemplando las olas, que se forman, alcanzan su altura máxima y se extinguen. El pánico actúa igual. En vez de luchar con la ola, deslícese sobre ella; de seguro pasará.

El pánico es un bravucón. Provóquelo y le atacará; déjelo tranquilo y posiblemente se irá. El doctor R. Reid Wilson explica que las técnicas calmantes “no pretenden ‘combatir’ mejor el pánico ni ‘disiparlo’ en el acto; deben verse como maneras de pasar el tiempo cuando el pánico trata de pelear con uno”.

 

 

4-    Abra la Puerta Emocional:

 

En lugar de huir mentalmente de la situación de habla, aceptarla y abrirse a ella. Cerrarte emocionalmente y bloquear tus emociones es parte de lo que te hizo frágil.

En su lugar, estar plenamente presente en este momento de su vida. Viva y disfrute.

 

 

 

5-    Relajación / Animación Facial:

 

Permita que su cara se vaya completamente floja, desprovista de cualquier animación; sin vida. Ahora permite que tu personalidad fluya hacia tu cara. Debe sentirse relajado y energizado después de su breve «descanso».

Busque cualquier excusa para moverse a otro lugar: una tarea, una persona, el baño, o para comprobar los arreglos en el escenario. El concepto de «cognición encarnada» dice Que el movimiento en sí mismo ayuda a pensar y usted disipa parte de su energía nerviosa.

Recuerde que su mente está buscando una escotilla de escape Pero usted no necesita escapar. Simplemente tiene que estar presente con el fin de conectarse con su audiencia. Y eso es una tarea imposible si usted está ocupado ocultándose  en un armario mental.

 

  

Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Si la pronunciación de una persona es muy mala, puede ser que hasta comunique ideas equivocadas a la mente de su auditorio, lo cual sería definitivamente indeseable. Cuando usted oye a alguien pronunciar mal una palabra en su discurso, el efecto general es que brilla en su mente como una luz o señal de parada. Es posible que usted hasta deje de seguir el hilo del argumento de la persona y empiece a pensar en la palabra que no pronunció bien. Ésta puede hacer que usted deje de prestar atención a lo que se está diciendo y la ponga en cómo se está diciendo. 

La pronunciación es un aspecto muy importante de la oratoria. Es importante evitar que nuestra presentación sufra una mancha debido a pronunciación deficiente. Esto es algo que se puede corregir fácilmente si le damos adecuada atención.

 

Problemas de pronunciación. 

 

  Hay tres tipos generales de problemas:

  • El primero es la pronunciación definitivamente errónea, en que el acento no se coloca en el lugar correcto o a las letras se les da el sonido incorrecto. 
  • El Segundo es la pronunciación que es correcta pero exagerada, demasiado precisa, dando la impresión de cosa afectada, hasta exhibición de superioridad, y esto no es deseable. 
  • El tercer problema es el habla descuidada, caracterizada por un constante “emborronar” de palabras, juntar demasiado las sílabas o dejar algunas sin pronunciar y otras cosas por el estilo.

 

Puntos que debe evitar. 

En lo que se refiere a la pronunciación, deben tenerse en cuenta varios aspectos. Por una parte, la precisión exagerada puede parecer artificial e incluso pedante, al igual que las pronunciaciones que ya no son de uso general. Con ellas solo se lograría centrar la atención en uno mismo. Por otra parte, conviene no irse al otro extremo y hablar de forma descuidada.

Frecuentemente en nuestra habla de todos los días usamos palabras con las cuales estamos bien
familiarizados; por lo tanto, la pronunciación no es gran problema en lo que respecta a esto. El problema mayor surge en la lectura. Es importante que los oradores lean mucho, tanto en público como particularmente. Es importante que la lectura sea exacta, que las pronunciaciones sean correctas. Si no lo es, dará la impresión de que no sabemos de qué estamos hablando. También aparta la atención de lo que usted tiene que decir.

Recuerde en algunos idiomas, las pronunciaciones aceptables varían de un país a otro, y hasta dentro de un mismo país. De hecho, los diccionarios de ciertas lenguas recogen más de una pronunciación correcta para determinadas palabras.

Además, en los casos en que varias naciones comparten un mismo idioma, es frecuente que cada una tenga su acento característico. Sobre todo, cuando no se ha tenido mucho acceso a la educación o cuando la lengua que se habla no es la materna, da muy buenos resultados escuchar con atención a los que hablan bien el idioma a fin de imitar su pronunciación.

 

CÓMO MEJORAR LA PRONUNCIACIÓN.

 

Muchas personas no se dan cuenta de que su pronunciación es un tanto deficiente. Si una persona le señala que debe mejorar en algún aspecto, tómelo como una muestra de bondad y agradézcalo. Una vez que conozca el problema, ¿qué medidas puede tomar para superarlo?

Si usted tiene un problema con la pronunciación, no le será difícil corregirlo cuando se concentre en ello. Aun discursantes u oradores experimentados, cuando tienen alguna lectura, sacan el diccionario y buscan palabras con las cuales no están bien familiarizados. Ellos no hacen simplemente un conato de pronunciación en cuanto a ellas. Por eso, use el diccionario.

Otra manera en que se puede mejorar la pronunciación es leyéndole a otra persona, especialmente a alguien que sí pronuncia las palabras bien, y pedirle que lo detenga y lo corrija cada vez que usted cometa un error.

Otro método es escuchando cuidadosamente a los buenos discursantes. Mientras escucha; note especialmente las palabras que pronuncian de manera diferente a usted. Escríbalas; investíguelas en el diccionario y practíquelas. Pronto usted también tendrá pronunciación correcta. La presentación con afluencia y como en conversación, junto con la pronunciación correcta, grandemente mejorarán su expresión hablada.

 

Resumen

 

  • Preste atención a cómo están escritas las palabras y consulte las reglas de acentuación en caso necesario.
  • Pida a un buen lector que lo escuche y le aconseje.
  • Observe cómo pronuncian quienes tienen buena dicción; compare la forma en que lo hacen con la suya.

 

Recuerda que el fin de la oratoria es presentar una idea de forma clara y precisa y convencer mediante la palabra. Una buena pronunciación proporciona la debida comprensión de lo que se diga, lo cual constituye una buena manera de mantener y desarrollar el interés de los oyentes por lo que decimos.

 

Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

 

La pronunciación es un aspecto muy importante de la oratoria. Es importante evitar que nuestra presentación sufra una mancha debido a pronunciación deficiente. Esto es algo que se puede corregir fácilmente si le damos adecuada atención.

[toc]

La Pronunciación.

  

Si la pronunciación pronunciacion-en-inglesde un individuo es muy mala, puede ser que hasta comunique ideas equivocadas a la mente de su auditorio, lo cual sería definitivamente indeseable. Cuando usted oye a alguien pronunciar mal una palabra en su discurso, el efecto general es que brilla en su mente como una luz o señal de parada. Es posible que usted hasta deje de seguir el hilo del argumento de la persona y empiece a pensar en la palabra que no pronunció bien. Ésta puede hacer que usted deje de prestar atención a lo que se está diciendo y la ponga en cómo se está diciendo.

 

Problemas de pronunciación.

 

 Hay tres tipos generales de problemas:

  • El primero es la pronunciación definitivamente errónea, en que el acento no se coloca en el lugar correcto o a las letras se les da el sonido incorrecto. 
  • El Segundo es la pronunciación que es correcta pero exagerada, demasiado precisa, dando la impresión de cosa afectada, hasta exhibición de superioridad, y esto no es deseable. 
  • El tercer problema es el habla descuidada, caracterizada por un constante “emborronar” de palabras, juntar demasiado las sílabas o dejar algunas sin pronunciar y otras cosas por el estilo.

 

Puntos que debe evitar.

 

En lo que se refiere a la pronunciación, deben tenerse en cuenta varios aspectos. Por una parte, la precisión exagerada puede parecer artificial e incluso pedante, al igual que las pronunciaciones que ya no son de uso general. Con ellas solo se lograría centrar la atención en uno mismo. Por otra parte, conviene no irse al mejorar pronunciacion otro extremo y hablar de forma descuidada.

Frecuentemente en nuestra habla de todos los días usamos palabras con las cuales estamos bien
familiarizados; por lo tanto la pronunciación no es gran problema en lo que respecta a esto. El problema mayor surge en la lectura. Es importante que los oradores lean mucho, tanto en público como particularmente. Es importante que la lectura sea exacta, que las pronunciaciones sean correctas. Si no lo es, dará la impresión de que no sabemos de qué estamos hablando. También aparta del mensaje la atención.

Recuerde en algunos idiomas, la pronunciaciones aceptables varían de un país a otro, y hasta dentro de un mismo país. De hecho, los diccionarios de ciertas lenguas recogen más de una pronunciación correcta para determinadas palabras.

Además, en los casos en que varias naciones comparten un mismo idioma, es frecuente que cada una tenga su acento característico. Sobre todo cuando no se ha tenido mucho acceso a la educación o cuando la lengua que se habla no es la materna, da muy buenos resultados escuchar con atención a los que hablan bien el idioma a fin de imitar su pronunciación.

 

CÓMO MEJORAR LA PRONUNCIACIÓN.

  

Muchas personas no se dan cuenta de que su pronunciación es un tanto deficiente. Si una persona le señala que debe mejorar en algún aspecto, tómelo como una muestra de bondad y agradézcalo. Una vez que conozca el problema, ¿qué medidas puede tomar para superarlo?

Si usted tila pronunciacion ene un problema con la pronunciación, no le será difícil corregirlo cuando se concentre en ello. Aun discursantes
u oradores experimentados, al recibir una asignación de lectura, sacan el diccionario y buscan palabras con las cuales no están bien familiarizados. Ellos no hacen simplemente un conato de pronunciación en cuanto a ellas. Por eso, use el diccionario.

Otra manera en que se puede mejorar la pronunciación es leyéndole a otra persona, especialmente a alguien que sí pronuncia las palabras bien, y pedirle que lo detenga y lo corrija cada vez que usted cometa un error.

Otro método es escuchando cuidadosamente a los buenos discursantes. Piense mientras escucha; note especialmente las palabras que pronuncian de manera diferente a usted. Escríbalas; investíguelas en el diccionario y practíquelas. Pronto usted también tendrá pronunciación correcta. La presentación con afluencia y como en conversación, junto con la pronunciación correcta, grandemente mejorarán su expresión hablada.

 

Resumen

 

  • Preste atención a cómo están escritas las palabras y consulte las reglas de acentuación en caso necesario.
  • Pida a un buen lector que lo escuche y le aconseje.
  • Observe cómo pronuncian quienes tienen buena dicción; compare la forma en que lo hacen con la suya.

 

Recuerda que el fin de la oratoria es presentar una idea de forma clara y precisa y convencer mediante la palabra. Una buena pronunciación  proporciona la debida comprensión de lo que se diga, lo cual constituye una buena manera de mantener y desarrollar el interés de los oyentes hacía nuestro mensaje.

  

5 Técnicas de Oratoria Para Ser un Orador más Interesante

5 Técnicas de Oratoria Para Ser un Orador más Interesante

Aquí hay cinco técnicas de la oratoria que haría bien en recordar al hablar en público.

 

 1. Disfrute:  

Ver a un comediante en acción es ver la pura alegría de actuar ante una multitud. No hay duda. De repente, somos las personas sentadas en el salón, viendo al niño que simplemente no puede resistirse a actuar todas las partes de la historia que nos está diciendo.

 

 

Para que el público disfrute de sus charlas, y piense que usted es un orador interesante tienen que ver que se está divirtiendo, no ofreciendo sombríamente esa presentación seria. Ellos lo verán ante todo en tu rostro. Si el lenguaje corporal no es tu fuerte. . Haga clic aquí para obtener algunos consejos sobre el lenguaje corporal una valiosa técnica de la oratoria eficaz.

  

2. Sea Flexible:  

 

  

Los discursos se vuelven rígidos cuando los concebimos enteramente en términos de contenido, olvidando que nuestro trabajo es reaccionar a lo que el público nos da, y asi parecer mas interesante al igual que comediantes y actores.

   

3. Adaptable:  

 

Los oradores ansiosos tienden a planear cada última oración, para ayudar a prevenir que algo salga mal. La adaptabilidad a medida que responde momento a momento a su audiencia muestra que está realmente en el mando. Y para lograr eso necesita  haber  practicado muy bien su presentación. 

 

4. Sea Creativo: 

 

 Un buen comediante puede tomar la materia prima de una vida a menudo turbulenta y convertirla en audiencias materiales de todaslas razas y clases sociales puedan identificarse.

 

 Sólo ese talento hace que su carrera sea digna de mención.

Usar la creatividad en nuestras propias presentaciones o discursos en persona es esencial para ser un orador interesante. Las audiencias son amortiguadas por las presentaciones de los números que no muestran ninguna chispa de la creatividad.

Al igual que un buen comediante, pregúntese qué eventos en su vida personal o privada pueden ser llevados a sus conversaciones. Probablemente hay mucho más de lo que piensas. Tanto para usted como para sus audiencias, lo personal es universal. Utilícelo para darle un pulso a las presentaciones que a menudo lo necesitan mucho.

 

5. Temerario: 

 

Si usted requiere un paradigma de audacia al hablar en público, tiene uno en Richard Pryor. De dolorosas experiencias personales llegó una marca confesional de comedia que no sacó golpes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Podemos no estar en este nivel ni de transgresión ni de valentía; Pero ciertamente podemos incorporar un poco más de temeridad en nuestra presentación ser mas interesante  y perder esos nervios  a hablar en público.

¡Porque no tenemos nada que perder! La naturaleza de una audiencia es responder a lo que un intérprete les da. Exija el nivel de atención y respeto que usted desea, y obtendrá más de lo que usted piensa. Hacer el compromiso de actuar como el tipo de orador que desea ser, no sólo pensar en ello.

 

Comprométase a ganar, y estará mucho más cerca de hacerlo y si utilizas estas  técnicas de oratoria de seguro lo hará.

 

Aquí hay cinco técnicas de la oratoria que haría bien en recordar al hablar en público.

 

1. Disfrute:  

Ver a un comediante en acción es ver la pura alegría de actuar ante una multitud. No hay duda. De repente, somos las personas sentadas en el salón, viendo al niño que simplemente no puede resistirse a actuar todas las partes de la historia que nos está diciendo.

 Para que el público disfrute de sus charlas, y piense que usted es un orador interesante tienen que ver que se está divirtiendo, no ofreciendo sombríamente esa presentación seria. Ellos lo verán ante todo en tu rostro. Si el lenguaje corporal no es tu fuerte. . Haga clic aquí para obtener algunos consejos sobre el lenguaje corporal una valiosa técnica de la oratoria eficaz.

 

2. Sea Flexible:  

 

Los discursos se vuelven rígidos cuando los concebimos enteramente en términos de contenido, olvidando que nuestro trabajo es reaccionar a lo que el público nos da, y asi parecer mas interesante al igual que comediantes y actores.

   

3. Adaptable:  

 

Los oradores ansiosos tienden a planear cada última oración, para ayudar a prevenir que algo salga mal. La adaptabilidad a medida que responde momento a momento a su audiencia muestra que está realmente en el mando. Y para lograr eso necesita  haber  practicado muy bien su presentación. 

 

 

4. Sea Creativo: 

 

Un buen comediante puede tomar la materia prima de una vida a menudo turbulenta y convertirla en audiencias materiales de todas las razas y clases sociales puedan identificarse.

 Sólo ese talento hace que su carrera sea digna de mención.

Usar la creatividad en nuestras propias presentaciones o discursos en persona es esencial para ser un orador interesante. Las audiencias son amortiguadas por las presentaciones de los números que no muestran ninguna chispa de la creatividad.

Al igual que un buen comediante, pregúntese qué eventos en su vida personal o privada pueden ser llevados a sus conversaciones. Probablemente hay mucho más de lo que piensas. Tanto para usted como para sus audiencias, lo personal es universal. Utilícelo para darle un pulso a las presentaciones que a menudo lo necesitan mucho.

 

 

5. Temerario: 

 

Si usted requiere un paradigma de audacia al hablar en público, tiene uno en Richard Pryor. De dolorosas experiencias personales llegó una marca confesional de comedia que no sacó golpes.

Podemos no estar en este nivel ni de transgresión ni de valentía; Pero ciertamente podemos incorporar un poco más de temeridad en nuestra presentación ser mas interesante  y perder esos nervios  a hablar en público.

¡Porque no tenemos nada que perder! La naturaleza de una audiencia es responder a lo que un intérprete les da. Exija el nivel de atención y respeto que usted desea, y obtendrá más de lo que usted piensa. Hacer el compromiso de actuar como el tipo de orador que desea ser, no sólo pensar en ello.

 

Comprométase a ganar, y estará mucho más cerca de hacerlo y si utilizas estas  técnicas de oratoria de seguro lo hará.

 

Como Preparar una Presentación Exitosa

Como Preparar una Presentación Exitosa

 

 

Las presentaciones que valen la pena comienzan con preparación diligente, y eso exige tiempo y esfuerzo. ¡Pero qué recompensante es! Usted aumenta su conocimiento y tiene algo verdaderamente provechoso para compartirlo con su auditorio. Más bien que hablar en generalidades, usted tiene detalles instructivos que ofrecer, y sabe que lo que dice es correcto.

 

Analicemos los diversos aspectos que debemos tomar en cuenta al preparar una presentación para que tenga éxito.

 

Para saber cómo preparar  un discurso o presentación y organizar su charla a tiempo. Mire  4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación  10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

 

 

Material específico.

 

Una presentación que exprese solo generalidades carece de peso y autoridad. Es cosa vaga. Deja al auditorio en incertidumbre. Si se quiere que las ideas se recuerden, éstas tienen que ser específicas, exactas. Esto da evidencia de investigación y conocimiento del asunto. Para saber como mejorar al  investigar. Mire  Como mejorar: Las Técnicas de Estudio

 

 «Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.»  

 Rudyard Kipling

Como se ilustra en el poema esta cualidad se puede adquirir en la preparación por medio de preguntar: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? y así por el estilo. Generalmente no basta con decir que algo pasó. Dé nombres de lugares, fechas, quizás razones. No basta con declarar ciertas verdades. Muestre por qué son ciertas; muestre por qué es importante conocerlas. Si está dando instrucción, explique cómo se ha de hacer algo. Lo que determinará cuánta de esta elaboración es esencial es lo que ya sabe el auditorio sobre el asunto. Por lo tanto, piense en su auditorio para asegurarse de los detalles que se necesitan.

 

 Informativa.

Lo que pudiera serle informativo a un auditorio quizás no aportaría nada a otro o hasta pudiera dejarlo en total oscuridad. Es obvio, entonces, que el material debe ser apropiado para cada auditorio particular.

El material que se presenta en cualquier presentación o discurso debe considerarse según lo que sea el auditorio, las circunstancias y el propósito de la presentación.Su auditorio

 

En todos los casos, el orador debe preguntarse: ¿Qué quiero lograr con esta presentación? ¿Cuánto de lo que quiero decir sabe ya esta persona o grupo? ¿Qué base o fundamento debo colocar antes de que estos puntos puedan hacerse claros? ¿Cómo lo diría de manera diferente a un grupo totalmente diferente? Las comparaciones muchas veces clarifican nuestros puntos de vista. Trate diferentes maneras de tratar los asuntos ante diferentes grupos en su preparación, aunque sea solo para darse cuenta de la diferencia al considerar el auditorio y hacer el material informativo al auditorio particular al que usted va a dirigir la palabra.

 

 

Material útil.

 

Mucho se puede aprender, pero no todo es útil. Para ser práctico, el material que se presenta debe ser utilizable de algún modo al auditorio.

Una presentacion exitosa

No limite la aplicación práctica a unos breves comentarios en la conclusión del discurso. Todos y cada uno de los oyentes deberían pensar desde el mismo principio: “Esto me atañe”. Una vez colocado el fundamento, siga señalando la aplicación práctica de la información al desarrollar los diferentes puntos principales, tanto en el cuerpo del discurso como en la conclusión.

 

 

Material Correcto.

 

Debe estar atento a que todas las declaraciones sean correctas. Esto debe ser así al citar, en lo que decimos acerca de otros o cómo los representamos, también en asuntos que envuelven datos científicos o noticias.

Declaraciones equivocadas pronunciadas ante un auditorio quizás se repitan y el error se magnifique. Las inexactitudes que un auditorio reconoce hacen surgir preguntas en cuanto a la autoridad del orador en cuanto a otros puntos, y quizás hasta hagan que se ponga en tela de juicio la verdad del mensaje mismo

 

Esclarecedora.

Pensamientos presentados como resultado de su entendimiento o que se puedan obtener por investigación adicional sobre un asunto pueden contribuir mucho a una presentación y a veces pueden evitar una repetición no instructiva de información que el auditorio ya conoce. Añade frescura a la presentación, aviva el interés del auditorio, y puede hacer verdaderamente deleitable un asunto con que se está muy familiarizado. Además, da confianza al orador. Él se apresta a dar su presentacion con un entusiasmo que nace de saber que tiene algo un poco diferente que presentar.

 

Asegúrese de que lo que usted diga sea esclarecedor, no una mera palabrería.

 

**********

 

Al prepararse también es importante dar atención cuidadosa a cómo va a decir lo que se propone decir. Hablar  “Claro, entendible.” El no dar atención adecuada a esto puede impedir que usted se comunique debidamente con su auditorio, o puede estorbar el que ellos retengan lo que oyen. Este asunto tiene tres aspectos principales que debemos considerar.

  

 Sencilla.

 

Para lograr esto no tiene que haberse pensado de antemano palabra por palabra lo que se va a decir. Pero las ideas que se van a presentar deben ser analizadas y ciertos factores definidos deben tomarse en consideración. Esto generalmente resultará en una presentacion bien unida y clara. Siempre recuerde que un asunto que es complicado en la mente del orador será complicado en la presentación.

 

Para saber más. Mire  Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

 

Se debe evitar la preparación apresurada de último momento. Cada punto de la presentacion debe pensarse en su totalidad cabalmente hasta que le sea sencilla y clara al orador. El repasar estos puntos en la preparación para presentarlos los hará tan definidamente perfilados en su mente que saldrán fácilmente cuando se les necesite y serán diáfanamente claros tanto para el auditorio como para el orador.

 

Explicar los términos poco conocidos.

 

Dependiendo del tema que vayamos a disertar puede que usemos un vocabulario de términos que son hasta buen grado extraños para los que no están familiarizados con nuestro tema.

 

Terminos desconocidos

Piense en los que forman su auditorio. ¿Qué nivel de entendimiento tienen? ¿Cuánto saben del tema? ¿Cuántas de estas expresiones entenderán ellos tan fácilmente como las entiende usted? Pero si la presentacion se pronuncia a un auditorio con conocimiento del tema, quizás no es necesario explicar tantos términos. Así que las circunstancias deben tomarse en consideración.

 

  No sobrecargue la presentación

 

Una presentaciónpuede contener tanta información que la gran cantidad de material inunde al auditorio y el entendimiento sea opacado o hasta se pierda por completo. Para lograr el propósito de una presentacion, no se debe introducir más material que el que claramente se puede tratar en el tiempo disponible. No se debe expresar más de lo que razonablemente puede absorber el auditorio. Además, el material presentado a un extraño o una persona recientemente interesada tendría que ser simplificado considerablemente en comparación con material sobre el mismo asunto cuando se presenta a personas con cierto conocimiento.

 

¿Cómo sabrá el orador cuánto material poner en una presentacion? La comparación será una ventaja al prepararse. Analice lo que usted tiene para presentar. ¿Cuántos de estos puntos sabrá ya el auditorio, por lo menos en parte? ¿Cuántos serán completamente nuevos?

Mientras más amplio el fundamento de conocimiento que ya se tenga, más se podrá edificar sobre él en un período de tiempo dado. Pero si casi no se sabe nada del asunto que se considerará, entonces debe ejercerse gran cuidado en cuanto a cuánto se dirá y cuánto tiempo tomará explicar estos puntos para que el auditorio los comprenda completamente.

 

El  orador que desea producir una buena presentacion y mejorar su oratoria  se enfrenta al mismo problema que el arquitecto que desea edificar una buena casa:  ambos tienen que tener los materiales que necesitan  y si pone en practica estas sugerencias  lograra diseñar una presentacion fácil de entender e instructivo y con un  buencontenido.