6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Público

6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Público

 

Linda necesita hablar con la Junta de Síndicos – ella se siente en desacuerdo sobre sobre el camino que quieren construir a través de su barrio y quiere expresar su opinión, pero algo la está parando. ¡Ella tiene la ansiedad de los oradores!

Por desgracia, es muy común. Pero cuando usted se preocupa por un problema, no puede dejar que el nerviosismo o la ansiedad le impida participar.

Si estás en el PTA, se le puede pedir a hablar acerca de una próxima recaudación de fondos. Se le puede pedir a formar parte del servicio o para enseñar una clase. Aunque es posible que no se considera un orador público, todos tenemos momentos en los que tenemos que hablar y ser escuchado en nuestras comunidades no deje que el miedo a hablar en publico lo venza . >

Hoy, voy a cubrir 6 consejos para calmar los nervios antes de hablar frente a un grupo:

 

Consejo # 1: Manténgase hidratado

 

Hace años, fui a la corte de reclamos con un amigo. Tan pronto como empezó a hablar, su lengua y los labios se lmantengase hidratadoe secaron y se puso blanco. ¡Era tan incómodo de ver el luchaba por hablar con el juez a través de sus pocas frases! Más tarde me enteré de que la boca seca, también conocida como boca de algodón, es un verdadero signo de la ansiedad y la persona que lo experimenta sufre mucho.

¿El secreto?
Mantente hidratado. Beba mucha agua antes de hablar. Mantenga su botella de agua con usted en todo momento. Me parece que cuando más nervioso estoy, más agua que necesito.

 

 

Consejo # 2: Ejercicio de mantener la calma

 

Si sabe cuándo hablara públicamente, planificar un buen entrenamiento temprano en el día. Incluso un rápido paseo realmente puede ayudar a reducir los nervios. Según los investigadores de the Mayo Clinic , el ejercicio puede aliviar la ansiedad por la liberación de endorfinas que te hacen sentir mejor. El ejercicio también aumenta la temperatura corporal, que puede tener un efecto calmante. Se le distrae de sus preocupaciones y le ayuda a sentirse más seguro. Incluso la interacción social de sonreír a alguien al caminar o saludar a alguien en el gimnasio puede ayudar a calmar los nervios.

 

Consejo # 3:  Use la Imaginación, visualización, Reírse Justo antes de hablar

 

A veces no nos damos cuenta que estamos nerviosos hasta justo antes de que sea nuestro turno de hablar. Es posible que se sienta tranquilo y preparado hasta justo antes de su nombre se llama. Si usted está fuera de la vista, puede probar métodos tales como hacer una gran sonrisa, diciéndose a sí mismo una broma o tomar grandes respiraciones profundas. Si está a la vista, usar el cerebro para calmarse. Trate de usar la visualización o la respiración discreta, en el fondo. Siempre manteniendo una sonrisa en su cara.

tecnicas de la oratoria

Si usted va a utilizar estos métodos, necesita planificar el futuro. Así es como crea su escenario de visualización antes de que lo necesite. Imagínese caminando hasta el podio, sonriendo, con calma dando su discurso, y luego visualizar el resultado que desea después, como gente que viene a ser voluntario o felicitarle por su discurso apasionado. Tal vez traer una lista de chistes y unas cuantas fotos que te hacen sonreír con usted esto lo ayudara a calmar los nervios.

 

Consejo # 4: Hacer una pausa y calmar  los nervios

 

¿Alguna vez ha tenido un caso de nerviosismo le dio justo en el medio de un discurso o el rendimiento? Al principio de mi carrera yo estaba en el medio de una presentación, y mi pierna empezó a temblar. No estoy seguro de lo que parecía a la audiencia, pero yo la sentí violenta e incontrolable. No tenía ni idea de qué hacer, por lo que fue un momento difícil.

respira profundo

Este habría sido un buen momento para tomar un par de respiraciones profundas rápidas, para encontrar un lugar para hacer una pausa, y para asegurarse de que estaba sonriendo. Es mejor tomar una pausa rápida para reagruparse que dejar que los síntomas se acumulan. Respire profundo, cambie de posición, y si parece oportuno hacer una pequeña broma y hacer reír al público y quitar el foco de usted.

 

Consejo # 5: Abrazar la Energía

 

La energía nerviosa no es siempre una mala cosa. De hecho, las investigaciones han demostrado que el estrés bueno nos ayuda a centrarnos y nos ayuda a pensar con más claridad. Conseguir el bombeo de la sangre agudiza su arena sentidos te hace más consciente de lo que está sucediendo a tu alrededor.

Usar esa energía extra para atraer a su público, y para mostrar su pasión. Van a estar más dispuestos a interactuar con usted. Si usted siente que tiene demasiada energía, algunas personas le gusta a propósito en el escenario. ¡Sólo tenga cuidado de no caminar de un lado a otro como un tigre enjaulado!

 

Consejo # 6: Prepárese

 

Hasta ahora, todo lo que se ha tratado es de calmarnos a nosotros mismos físicamente hacia abajo. Pero si no se está preparado para su discurso, va a terminar estresado y ansioso de antemano. Asegúrese de saber lo que vas a decir. Después práctica. Practique su introducción, más que cualquier otra parte para que pueda relajarspreparacion calma los nervios e y concentrarse en la audiencia en lugar de a sí mismo.

 

Si es posible, encontrar un entrenador para practicar con (pista, pista). De lo contrario un amigo o miembro de la familia puede ser su público. Incluso gravarse en video o audio y luego repasar esa grabación hace la diferencia. No deje que su presentación pública sea la primera vez que ha dado su discurso en voz alta. En el momento en que la des, debe ser cómodo con la entrega.

 

Aquí está el resultado final, todo el mundo siente cierta ansiedad antes de un discurso. Utilice estas técnicas de la oratoria para calmar sus nervios y no deje que los nervios  lo paren de hablar en público.

future forex, trading forex ,grid trading forex, tading forex, trading uk spot forex ,trading simulated, forex trading ,best forex trading ,websites cfd trading,

 

 

 

4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

 

¿Necesita una estrategia ganadora para esa próxima presentación? ¡Aquí hay cuatro maneras de practicar su discurso para obtener grandes resultados!

Usted ha preparado una presentación excepcional, y está listo para lograr resultados reales. Inspirar al equipo, mover a sus oyentes a la acción, aplastar a la competencia. Sea cual sea su objetivo, su mensaje y su contenido son convincentes. Ahora estás listo para algunos preparativos y ensayos finales.

Como con cualquier tarea, es la preparación de tuercas y tornillos que haces antes de la ejecución que garantiza el éxito. Así que aquí hay cuatro técnicas de oratoria para practicar ese discurso, presentación, o conferencia.

Para saber cómo preparar un discurso o presentación y organizar su charla a tiempo.

Mire los  artículos anteriores  “Características de un Buen Discurso”  «10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición»

 El Mejor consejo para convertirse en un Mejor orador

Hay un pensamiento que me gustaría compartir contigo. Es el mejor consejo que conozco para convertirse en un excelente orador:  Adquiere la mayor cantidad de experiencia de habla posible.

Toma todas las oportunidades para hablar en público, incluso si sientes un poco de nervios al hablar en público. Esa es la única manera de ganar control sobre ese miedo, y de alcanzar ese estado mental donde hablar frente a los demás es a la vez placentero y productivo. Aprenderá maneras infalibles de comenzar un discurso, y cómo hacer sus conclusiones vívidas y memorables.

Ahora, el consejo práctico ¿Cómo consigues estar listo para hablar?

1- Preparar sólidos materiales informativos.

Tome una página y prepare un libro informativo. Hágase estas preguntas a medida que compila su información:

 

  • ¿Son mis materiales memorables (para mí)?
  • ¿He anticipado preguntas y objeciones?
  • ¿Cada uno de mis puntos principales «encabezan» la información por venir?
  • ¿Es mi información bien presentada y visualmente destacada?

 

 2- Planifíquese a la hora de practicar.

 

Una buena estrategia para a la hora de practicar puede ser tan útil como visualizar el éxito en su propia presentación. Así es como puede hacerlo:

Tiempo:

Comience más temprano que tarde. ¡Date tiempo suficiente!

Énfasis:

Sea claro en lo que se está enfocando cada vez que practica. Por ejemplo, ¿está buscando comentarios sobre su contenido (como puede ser en sesiones de práctica temprana)? ¿Lógica y lenguaje? ¿Nivel de participación o interacción de la audiencia? ¿Componentes visuales? ¿Llamar suficientemente fuerte a la acción?

Ajustes:

A medida que se acerque a su fecha, vaya de ajustes ásperos y listos a una aproximación lo más cercana posible de la situación real, el lugar y la audiencia.

Practicar de 3 a 6 veces: Menos de tres veces es no es muy aconsejable. Y si ensayas más de 6 veces, corre el riesgo de:

  1. a) Convertirse en rancio.
  2. b) Memorizar los movimientos y repetirlos mecánicamente.

 

3- Haga un resumen de sus sesiones de práctica.

 

Cuanto más tengas que practicar un elemento central de tu preparación de discurso, más comenzarás a apreciar el valor de un resumen. La disección de lo que has hecho y de cómo puedes hacerlo mejor la próxima vez puede ser un componente revelador
que conduce a la mejora. Verás algo que haces, por ejemplo, que no tenías idea de que debía ser cambiado. . . ¡Y ahora lo hará!

  • Defina por sí mismo lo que usted considerará un resultado exitoso, es decir, dese objetivos concretos.
  • Deje que los subordinados y colegas sepan que usted espera y de la bienvenida a las críticas.

 

4- Mírese desde otra perspectiva

 

Cada vez que tenga que practicar una presentación o discurso. Grábese en video o utilice una grabadora si va a hablar en la radio, en un seminario web o mediante una conferencia telefónica. Usted literalmente necesita experimentarse como otros lo harán.

Ver, escuchar y trabajar en los puntos ásperos. ¿Una actividad dolorosa? Puede ser. ¿Es útil? ¡Siempre!

El equipo de grabación digital de hoy hace que este aspecto del ensayo sea más fácil y más móvil que nunca. Haga uso de ella.

 

4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

¿Necesita una estrategia ganadora para esa próxima presentación? ¡Aquí hay cuatro maneras de practicar  su discurso para obtener grandes resultados!

Usted ha preparado una presentación excepcional, y está listo para lograr resultados reales. Inspirar  al equipo, mover  a sus oyentes a la acción, aplastar  a la competencia. Sea cual sea su objetivo, su mensaje y su contenido son convincentes. Ahora estás listo para algunos preparativos y ensayos finales.

Como con cualquier tarea, es la preparación de tuercas y tornillos que haces antes de la ejecución que garantiza el éxito. Así que aquí hay cuatro técnicas de oratoria para practicar  ese discurso, presentación, o conferencia.

Para saber cómo preparar  un discurso o presentación y organizar su charla a tiempo. Mire los  artículos anteriores  “Características de un Buen Discurso”  «10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición»

 

El Mejor consejo para convertirse en un Mejor orador

 

Hay un pensamiento que me gustaría compartir contigo. Es el mejor consejo que conozco para convertirse en un excelente orador:  Adquiere la mayor cantidad de experiencia de habla posible.

Toma todas las oportunidades para hablar en público, incluso si  sientes un poco de nervios al hablar en público. Esa es la única manera de ganar control sobre ese miedo, y de alcanzar ese estado mental donde hablar frente a los demás es a la vez placentero y productivo. Aprenderá maneras infalibles de comenzar un discurso, y cómo hacer sus conclusiones vívidas y memorables.

 

Ahora, el consejo práctico ¿Cómo consigues estar listo para hablar?

 

1- Preparar sólidos materiales  informativos.

Tome una página y prepare un libro informativo. Hágase estas preguntas a medida que compila su información:

  • ¿Son mis materiales memorables (para mí)?
  • ¿He anticipado preguntas y objeciones?
  • ¿Cada uno de mis puntos principales «encabezan» la información por venir?
  • ¿Es mi información bien presentada y visualmente destacada?

 

 2- Planifiquese a la hora de practicar.

 

Una buena estrategia para a la hora de practicar puede ser tan útil como visualizar el éxito en su propia presentación. Así es como puede hacerlo:

Tiempo:

Comience más temprano que tarde. ¡Date tiempo suficiente!

Énfasis: 

Sea claro en lo que se está enfocando cada vez que practica. Por ejemplo, ¿está buscando comentarios sobre su contenido (como puede ser en sesiones de práctica temprana)? ¿Lógica y lenguaje? Nivel de participación o interacción de la audiencia? ¿Componentes visuales? ¿Llamar  suficientemente fuerte a la acción? 

Ajustes: 

A medida que se acerque a su fecha, vaya de ajustes ásperos y listos a una aproximación lo más cercana posible de la situación real, el lugar y la audiencia. 

Practicar  de 3 a 6 veces: Menos de tres veces es no es muy aconsejable. Y si ensayas más de 6 veces, corre el riesgo de: 

a) Convertirse en rancio. 

b) Memorizar los movimientos y repetirlos mecánicamente. 

 

3- Haga un resumen de sus sesiones de práctica.

 

Cuanto más tengas que practicar  un elemento central de tu preparación de discurso, más comenzarás a apreciar el valor de un resumen. La disección de lo que has hecho y de cómo puedes hacerlo mejor la próxima vez puede ser un componente revelador
que conduce a la mejora. Verás algo que haces, por ejemplo, que no tenías idea de que debía ser cambiado. . . Y ahora lo hará!

  • Defina por sí mismo lo que usted considerará un resultado exitoso, es decir, dese objetivos concretos.  
  • Deje que los subordinados y colegas sepan que usted espera y de la bienvenida a las críticas.

 

4-  Mírese desde otra perspectiva

 

Cada vez que tenga que practicar una presentación o discurso. Grábese en video o utilice una grabadora si va a hablar en la radio, en un seminario web o mediante una conferencia telefónica. Usted literalmente necesita experimentarse como otros lo harán.

Ver, escuchar y trabajar en los puntos ásperos. ¿Una actividad dolorosa? Puede ser. ¿Es útil? ¡Siempre!

El equipo de grabación digital de hoy hace que este aspecto del ensayo sea más fácil y más móvil que nunca. Haga  uso de ella.

 

 

10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

La meta del constructor es levantar una construcción que logre lo que él se propone, que sea económica, resistente y agradable. Entonces él habrá efectuado lo que se ha propuesto. La meta del orador es presentar su mensaje de forma clara, agradable y hacer que sus oyentes actúen en consecuencia a lo que escucharon.

Claves de una buena exposición 

Al prepararse para presentar un discurso el orador tiene que usar diez técnicas esenciales para una buena exposición, que se considerarán una por una.

10 técnicas esenciales para una buena exposición

Entusiasmo

El entusiasmo es la vida misma de una exposición. Nunca menosprecie su importancia. Sin entusiasmo una conferencia está muerta y probablemente el auditorio no quede ni conmovido ni convencido. I.M. Flapan, anterior director de la Escuela de Disertación Pública de Nueva York, declaró: “A la mayoría de las personas inteligentes les gustaría creer que se puede conmover al mundo por medio de la razón y la lógica. La triste verdad es que se conmueve al mundo por medio de los sentimientos y las emociones. Un orador que se dirija a uno con verdadero calor, sinceridad y entusiasmo casi siempre convencerá al auditorio.” Si usted habla así, con entusiasmo, su auditorio no solo escuchará, sino que también quedará convencido y obrará según lo que usted diga.  

El volumen

A menos que otros lo puedan oír fácilmente, el valor de lo que usted diga se perderá. Por otra parte, si su volumen es demasiado alto, puede irritar al auditorio y de ese modo distraer de los excelentes pensamientos que ha preparado.  A veces el que habla desde la plataforma quizás hable sin el volumen necesario y por eso no sea fuente de inspiración para su auditorio.

Para saber más mire Importancia del Volumen al Hablar en Público.

La articulación

Si el orador no articula claramente, si no pronuncia bien ciertas consonantes finales, si junta sus palabras, si su pronunciación es indistinta o apagada a causa del hábito de habla perezosa y el no abrir la boca, él auditorio no podrá entender fácilmente lo que diga aunque se le pueda oír.

Para comunicarse eficazmente, usted debe hablar con claridad. Por muy interesante o incluso importante que sea su mensaje, gran parte de él se perderá si no se comprende con facilidad. Las palabras que no se entienden a plenitud no motivan. Aunque la persona tenga una voz potente, si no articula de manera clara, no inducirá a actuar. Será como si estuviera hablando en un idioma extranjero, incomprensible para los oyentes.

Para saber más mire Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar En Publico

La modulación

Esto significa contraste lleno de colorido. Para ilustrar: Si uno habla constantemente en un tono alto molesta a sus oyentes y los irrita. Por otra parte, si uno habla por algún tiempo con una voz baja y gruesa y no cambia su tono cuando es adecuado, lo que dice suena pesimista y deprimente. De modo que cambie el ritmo de la presentación, su tono y fuerza de acuerdo con lo que usted dice. Si la exposición carece de modulación el orador llegará a ser tan aburrido que pronto arrullará a su auditorio y lo pondrá a dormir. Sólo una constante variedad de ritmo, fuerza y tono hará que la exposición siga siendo interesante y mantendrá a todos despiertos.

Para saber más mire Técnica de Oratoria: La Modulación

Pausas que refresquen

Ninguna exposición puede ser realmente eficaz sin ellas. En realidad, una buena manera de determinar si un orador es principiante o no es observando si su exposición carece de pausas. Los principiantes parecen temer que si pausan el auditorio pensará que han concluido y se levantará y se irá. Pero, es más bien por una constante andanada de palabras sin interrupción que Invitan a un éxodo general.

Por eso pause, una pausa en el lugar correcto crea expectativa y prepara a los oyentes mediante suspenso para la idea próxima, también da a los pensamientos la oportunidad de penetrar bien.

El auditorio lo apreciará y retendrá más del material presentado. Luego dé el énfasis donde se necesita, es decir, en las pocas palabras que transmiten el pensamiento. Sin embargo, al hacerlo así, evite el caer en el error de dar la misma cantidad de énfasis a todo lo que dice. En ese caso sería mejor que no recalcara nada el orador. Tendría el mismo efecto: al auditorio todavía le sería imposible determinar las cosas de importancia en su exposición.

Para saber mas mire Como usar las Pausas al Hablar en Público

Expresión facial apropiada

«Apropiada,» la determine el humor del tema de la exposición. Si es serio, el rostro de uno debe reflejar su seriedad; si es alegre, el semblante naturalmente debe reflejar felicidad. Un llamamiento intelectual, por más fuerte que sea, pronto perderá su vigor si la presentación es inanimada y la expresión facial fría y rígida. Aquí de nuevo un orador puede ir al extremo opuesto y continuamente sonreír ante su auditorio, lo cual es igual de tedioso, tonto y superficial. Causará la impresión de falta de sinceridad. O la sonrisa pudiera sugerir que se aproxima una declaración alegre, y, cuando el orador no la hace, sus oyentes pronto lo encuentran desilusionador y aburrido.

Los ademanes

Nunca los planee con anticipación; parecerán estudiados y artificiales. Después de las palabras de apertura de su exposición, cuando se entusiasme con su tema y comience a cobrar ímpetu la exposición, deje que sus ademanes salgan espontáneamente de su impulso interior de transmitir pensamientos y sentimientos. Entonces sus ademanes serán naturales y expresivos, igual a los que usa en su habla de todos los días. Esta naturalidad de la expresión física y vocal es otra cualidad fundamental de la oratoria. ¿A quién le gustaría que un orador usara una máscara, aunque la máscara fuera más hermosa que su propia cara? De modo que no use un disfraz. Sea usted su propio yo diario, natural, que conversa, sincero. Ocasionalmente cuando hable con ardor, esforzándose por ser vigoroso e impresionante, sea genuinamente entusiasta. No se haga artificial, retórico y retumbante. Tampoco use ademanes grandiosos.

Para saber mas mire Uso de Ademanes y Gestos en la Oratoria

Seguridad y confianza

La falta de seguridad y confianza en el orador produce inquietud e incomodidad entre los oyentes. Si son de buena voluntad con relación al mensaje y amigables hacia el orador, se compadecerán de él y anhelarán que su exposición termine para que él se siente y sea librado de ese pesado sufrimiento. Pero ¿cuánto del material absorberán los oyentes cuando están pensando en esas cosas? Muy poco, si acaso algo. Si el orador está en desahogo pone al auditorio en desahogo. Si habla con seguridad y confianza, el auditorio queda impresionado por lo que él dice.

Naturalidad

Si su forma de hablar revela nerviosismo o su estilo es forzado porque está demasiado pendiente de la impresión que cause, el auditorio puede distraerse. CUANDO uno se expresa con naturalidad, se gana la confianza de los demás. ¿Confiaría usted en las palabras de alguien que le hablara tras una máscara? ¿Sería diferente si el rostro de la máscara fuera más atractivo que el de la persona? Difícilmente. Por lo tanto, en vez de usar un disfraz, sea usted mismo. No hay que confundir la naturalidad con la despreocupación. Debemos evitar la gramática deficiente, la pronunciación incorrecta y la articulación poco clara, así como el lenguaje demasiado informal.

Facilidad de la conversación

El estilo conversacional apropiado hace que el auditorio se sienta cómodo y contribuye a su receptividad. La gente por lo general se siente a gusto conversando con sus amigos, y por ello sus comentarios son espontáneos. Algunas personas son animadas; otras, más reservadas. En cualquier caso, la naturalidad del tono conversacional siempre es atrayente.

Hay varios factores que pueden contribuir a que la exposición suene innecesariamente rígido o formal. Uno de ellos es la estructura de las frases. Este problema se presenta cuando el conferenciante intenta repetir las expresiones tal como figuran en la página impresa.

Por lo general, la palabra escrita difiere bastante de la hablada. Si usted expone las ideas tal como aparecen en una publicación o las lee directamente de un bosquejo impreso, no es probable que se exprese como suele hacerlo en una conversación.

Para mantener el estilo propio de un diálogo, exponga los conceptos con sus propias palabras, usando la oratoria improvisada  y evite las frases de estructura complicada. Siga estas técnicas y no olvide recordar que cuando hable ante un público muy numeroso, además de emplear un estilo conversacional, debe aumentar el volumen, la intensidad y el entusiasmo a fin de retener la atención de los oyentes.

 

10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

La meta del constructor es levantar una construcción que logre lo que él se propone, que sea económica, resistente y agradable. Entonces él habrá efectuado lo que se ha propuesto. La meta del orador es presentar su mensaje de forma clara, agradable y hacer que sus oyentes actúen en consecuencia a lo que escucharon.

Claves de una buena exposición 

Al prepararse para presentar un discurso el orador tiene que usar diez técnicas esenciales para una buena exposición, que se considerarán una por una.

10 técnicas esenciales para una buena exposición

Entusiasmo

El entusiasmo es la vida misma de una exposición. Nunca menosprecie su importancia. Sin entusiasmo una conferencia está muerta y probablemente el auditorio no quede ni conmovido ni convencido. I.M. Flapan, anterior director de la Escuela de Disertación Pública de Nueva York, declaró: “A la mayoría de las personas inteligentes les gustaría creer que se puede conmover al mundo por medio de la razón y la lógica. La triste verdad es que se conmueve al mundo por medio de los sentimientos y las emociones. Un orador que se dirija a uno con verdadero calor, sinceridad y entusiasmo casi siempre convencerá al auditorio.” Si usted habla así, con entusiasmo, su auditorio no solo escuchará, sino que también quedará convencido y obrará según lo que usted diga.  

El volumen

A menos que otros lo puedan oír fácilmente, el valor de lo que usted diga se perderá. Por otra parte, si su volumen es demasiado alto, puede irritar al auditorio y de ese modo distraer de los excelentes pensamientos que ha preparado.  A veces el que habla desde la plataforma quizás hable sin el volumen necesario y por eso no sea fuente de inspiración para su auditorio.

Para saber más mire Importancia del Volumen al Hablar en Público.

La articulación

Si el orador no articula claramente, si no pronuncia bien ciertas consonantes finales, si junta sus palabras, si su pronunciación es indistinta o apagada a causa del hábito de habla perezosa y el no abrir la boca, él auditorio no podrá entender fácilmente lo que diga aunque se le pueda oír.

Para comunicarse eficazmente, usted debe hablar con claridad. Por muy interesante o incluso importante que sea su mensaje, gran parte de él se perderá si no se comprende con facilidad. Las palabras que no se entienden a plenitud no motivan. Aunque la persona tenga una voz potente, si no articula de manera clara, no inducirá a actuar. Será como si estuviera hablando en un idioma extranjero, incomprensible para los oyentes.

Para saber más mire Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar En Publico

La modulación

Esto significa contraste lleno de colorido. Para ilustrar: Si uno habla constantemente en un tono alto molesta a sus oyentes y los irrita. Por otra parte, si uno habla por algún tiempo con una voz baja y gruesa y no cambia su tono cuando es adecuado, lo que dice suena pesimista y deprimente. De modo que cambie el ritmo de la presentación, su tono y fuerza de acuerdo con lo que usted dice. Si la exposición carece de modulación el orador llegará a ser tan aburrido que pronto arrullará a su auditorio y lo pondrá a dormir. Sólo una constante variedad de ritmo, fuerza y tono hará que la exposición siga siendo interesante y mantendrá a todos despiertos.

Para saber más mire Técnica de Oratoria: La Modulación

Pausas que refresquen

Ninguna exposición puede ser realmente eficaz sin ellas. En realidad, una buena manera de determinar si un orador es principiante o no es observando si su exposición carece de pausas. Los principiantes parecen temer que si pausan el auditorio pensará que han concluido y se levantará y se irá. Pero, es más bien por una constante andanada de palabras sin interrupción que Invitan a un éxodo general.

Por eso pause, una pausa en el lugar correcto crea expectativa y prepara a los oyentes mediante suspenso para la idea próxima, también da a los pensamientos la oportunidad de penetrar bien.

El auditorio lo apreciará y retendrá más del material presentado. Luego dé el énfasis donde se necesita, es decir, en las pocas palabras que transmiten el pensamiento. Sin embargo, al hacerlo así, evite el caer en el error de dar la misma cantidad de énfasis a todo lo que dice. En ese caso sería mejor que no recalcara nada el orador. Tendría el mismo efecto: al auditorio todavía le sería imposible determinar las cosas de importancia en su exposición.

Para saber mas mire Como usar las Pausas al Hablar en Público

Expresión facial apropiada

«Apropiada,» la determine el humor del tema de la exposición. Si es serio, el rostro de uno debe reflejar su seriedad; si es alegre, el semblante naturalmente debe reflejar felicidad. Un llamamiento intelectual, por más fuerte que sea, pronto perderá su vigor si la presentación es inanimada y la expresión facial fría y rígida. Aquí de nuevo un orador puede ir al extremo opuesto y continuamente sonreír ante su auditorio, lo cual es igual de tedioso, tonto y superficial. Causará la impresión de falta de sinceridad. O la sonrisa pudiera sugerir que se aproxima una declaración alegre, y, cuando el orador no la hace, sus oyentes pronto lo encuentran desilusionador y aburrido.

Los ademanes

Nunca los planee con anticipación; parecerán estudiados y artificiales. Después de las palabras de apertura de su exposición, cuando se entusiasme con su tema y comience a cobrar ímpetu la exposición, deje que sus ademanes salgan espontáneamente de su impulso interior de transmitir pensamientos y sentimientos. Entonces sus ademanes serán naturales y expresivos, igual a los que usa en su habla de todos los días. Esta naturalidad de la expresión física y vocal es otra cualidad fundamental de la oratoria. ¿A quién le gustaría que un orador usara una máscara, aunque la máscara fuera más hermosa que su propia cara? De modo que no use un disfraz. Sea usted su propio yo diario, natural, que conversa, sincero. Ocasionalmente cuando hable con ardor, esforzándose por ser vigoroso e impresionante, sea genuinamente entusiasta. No se haga artificial, retórico y retumbante. Tampoco use ademanes grandiosos.

Para saber mas mire Uso de Ademanes y Gestos en la Oratoria

Seguridad y confianza

La falta de seguridad y confianza en el orador produce inquietud e incomodidad entre los oyentes. Si son de buena voluntad con relación al mensaje y amigables hacia el orador, se compadecerán de él y anhelarán que su exposición termine para que él se siente y sea librado de ese pesado sufrimiento. Pero ¿cuánto del material absorberán los oyentes cuando están pensando en esas cosas? Muy poco, si acaso algo. Si el orador está en desahogo pone al auditorio en desahogo. Si habla con seguridad y confianza, el auditorio queda impresionado por lo que él dice.

Naturalidad

Si su forma de hablar revela nerviosismo o su estilo es forzado porque está demasiado pendiente de la impresión que cause, el auditorio puede distraerse. CUANDO uno se expresa con naturalidad, se gana la confianza de los demás. ¿Confiaría usted en las palabras de alguien que le hablara tras una máscara? ¿Sería diferente si el rostro de la máscara fuera más atractivo que el de la persona? Difícilmente. Por lo tanto, en vez de usar un disfraz, sea usted mismo. No hay que confundir la naturalidad con la despreocupación. Debemos evitar la gramática deficiente, la pronunciación incorrecta y la articulación poco clara, así como el lenguaje demasiado informal.

Facilidad de la conversación

El estilo conversacional apropiado hace que el auditorio se sienta cómodo y contribuye a su receptividad. La gente por lo general se siente a gusto conversando con sus amigos, y por ello sus comentarios son espontáneos. Algunas personas son animadas; otras, más reservadas. En cualquier caso, la naturalidad del tono conversacional siempre es atrayente.

Hay varios factores que pueden contribuir a que la exposición suene innecesariamente rígido o formal. Uno de ellos es la estructura de las frases. Este problema se presenta cuando el conferenciante intenta repetir las expresiones tal como figuran en la página impresa.

Por lo general, la palabra escrita difiere bastante de la hablada. Si usted expone las ideas tal como aparecen en una publicación o las lee directamente de un bosquejo impreso, no es probable que se exprese como suele hacerlo en una conversación.

Para mantener el estilo propio de un diálogo, exponga los conceptos con sus propias palabras, usando la oratoria improvisada  y evite las frases de estructura complicada. Siga estas técnicas y no olvide recordar que cuando hable ante un público muy numeroso, además de emplear un estilo conversacional, debe aumentar el volumen, la intensidad y el entusiasmo a fin de retener la atención de los oyentes.

 

Como Preparar una Presentación Exitosa

Como Preparar una Presentación Exitosa

 

 

Las presentaciones que valen la pena comienzan con preparación diligente, y eso exige tiempo y esfuerzo. ¡Pero qué recompensante es! Usted aumenta su conocimiento y tiene algo verdaderamente provechoso para compartirlo con su auditorio. Más bien que hablar en generalidades, usted tiene detalles instructivos que ofrecer, y sabe que lo que dice es correcto.

 

Analicemos los diversos aspectos que debemos tomar en cuenta al preparar una presentación para que tenga éxito.

 

Para saber cómo preparar  un discurso o presentación y organizar su charla a tiempo. Mire  4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación  10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

 

 

Material específico.

 

Una presentación que exprese solo generalidades carece de peso y autoridad. Es cosa vaga. Deja al auditorio en incertidumbre. Si se quiere que las ideas se recuerden, éstas tienen que ser específicas, exactas. Esto da evidencia de investigación y conocimiento del asunto. Para saber como mejorar al  investigar. Mire  Como mejorar: Las Técnicas de Estudio

 

 «Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.»  

 Rudyard Kipling

Como se ilustra en el poema esta cualidad se puede adquirir en la preparación por medio de preguntar: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? y así por el estilo. Generalmente no basta con decir que algo pasó. Dé nombres de lugares, fechas, quizás razones. No basta con declarar ciertas verdades. Muestre por qué son ciertas; muestre por qué es importante conocerlas. Si está dando instrucción, explique cómo se ha de hacer algo. Lo que determinará cuánta de esta elaboración es esencial es lo que ya sabe el auditorio sobre el asunto. Por lo tanto, piense en su auditorio para asegurarse de los detalles que se necesitan.

 

 Informativa.

Lo que pudiera serle informativo a un auditorio quizás no aportaría nada a otro o hasta pudiera dejarlo en total oscuridad. Es obvio, entonces, que el material debe ser apropiado para cada auditorio particular.

El material que se presenta en cualquier presentación o discurso debe considerarse según lo que sea el auditorio, las circunstancias y el propósito de la presentación.Su auditorio

 

En todos los casos, el orador debe preguntarse: ¿Qué quiero lograr con esta presentación? ¿Cuánto de lo que quiero decir sabe ya esta persona o grupo? ¿Qué base o fundamento debo colocar antes de que estos puntos puedan hacerse claros? ¿Cómo lo diría de manera diferente a un grupo totalmente diferente? Las comparaciones muchas veces clarifican nuestros puntos de vista. Trate diferentes maneras de tratar los asuntos ante diferentes grupos en su preparación, aunque sea solo para darse cuenta de la diferencia al considerar el auditorio y hacer el material informativo al auditorio particular al que usted va a dirigir la palabra.

 

 

Material útil.

 

Mucho se puede aprender, pero no todo es útil. Para ser práctico, el material que se presenta debe ser utilizable de algún modo al auditorio.

Una presentacion exitosa

No limite la aplicación práctica a unos breves comentarios en la conclusión del discurso. Todos y cada uno de los oyentes deberían pensar desde el mismo principio: “Esto me atañe”. Una vez colocado el fundamento, siga señalando la aplicación práctica de la información al desarrollar los diferentes puntos principales, tanto en el cuerpo del discurso como en la conclusión.

 

 

Material Correcto.

 

Debe estar atento a que todas las declaraciones sean correctas. Esto debe ser así al citar, en lo que decimos acerca de otros o cómo los representamos, también en asuntos que envuelven datos científicos o noticias.

Declaraciones equivocadas pronunciadas ante un auditorio quizás se repitan y el error se magnifique. Las inexactitudes que un auditorio reconoce hacen surgir preguntas en cuanto a la autoridad del orador en cuanto a otros puntos, y quizás hasta hagan que se ponga en tela de juicio la verdad del mensaje mismo

 

Esclarecedora.

Pensamientos presentados como resultado de su entendimiento o que se puedan obtener por investigación adicional sobre un asunto pueden contribuir mucho a una presentación y a veces pueden evitar una repetición no instructiva de información que el auditorio ya conoce. Añade frescura a la presentación, aviva el interés del auditorio, y puede hacer verdaderamente deleitable un asunto con que se está muy familiarizado. Además, da confianza al orador. Él se apresta a dar su presentacion con un entusiasmo que nace de saber que tiene algo un poco diferente que presentar.

 

Asegúrese de que lo que usted diga sea esclarecedor, no una mera palabrería.

 

**********

 

Al prepararse también es importante dar atención cuidadosa a cómo va a decir lo que se propone decir. Hablar  “Claro, entendible.” El no dar atención adecuada a esto puede impedir que usted se comunique debidamente con su auditorio, o puede estorbar el que ellos retengan lo que oyen. Este asunto tiene tres aspectos principales que debemos considerar.

  

 Sencilla.

 

Para lograr esto no tiene que haberse pensado de antemano palabra por palabra lo que se va a decir. Pero las ideas que se van a presentar deben ser analizadas y ciertos factores definidos deben tomarse en consideración. Esto generalmente resultará en una presentacion bien unida y clara. Siempre recuerde que un asunto que es complicado en la mente del orador será complicado en la presentación.

 

Para saber más. Mire  Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

 

Se debe evitar la preparación apresurada de último momento. Cada punto de la presentacion debe pensarse en su totalidad cabalmente hasta que le sea sencilla y clara al orador. El repasar estos puntos en la preparación para presentarlos los hará tan definidamente perfilados en su mente que saldrán fácilmente cuando se les necesite y serán diáfanamente claros tanto para el auditorio como para el orador.

 

Explicar los términos poco conocidos.

 

Dependiendo del tema que vayamos a disertar puede que usemos un vocabulario de términos que son hasta buen grado extraños para los que no están familiarizados con nuestro tema.

 

Terminos desconocidos

Piense en los que forman su auditorio. ¿Qué nivel de entendimiento tienen? ¿Cuánto saben del tema? ¿Cuántas de estas expresiones entenderán ellos tan fácilmente como las entiende usted? Pero si la presentacion se pronuncia a un auditorio con conocimiento del tema, quizás no es necesario explicar tantos términos. Así que las circunstancias deben tomarse en consideración.

 

  No sobrecargue la presentación

 

Una presentaciónpuede contener tanta información que la gran cantidad de material inunde al auditorio y el entendimiento sea opacado o hasta se pierda por completo. Para lograr el propósito de una presentacion, no se debe introducir más material que el que claramente se puede tratar en el tiempo disponible. No se debe expresar más de lo que razonablemente puede absorber el auditorio. Además, el material presentado a un extraño o una persona recientemente interesada tendría que ser simplificado considerablemente en comparación con material sobre el mismo asunto cuando se presenta a personas con cierto conocimiento.

 

¿Cómo sabrá el orador cuánto material poner en una presentacion? La comparación será una ventaja al prepararse. Analice lo que usted tiene para presentar. ¿Cuántos de estos puntos sabrá ya el auditorio, por lo menos en parte? ¿Cuántos serán completamente nuevos?

Mientras más amplio el fundamento de conocimiento que ya se tenga, más se podrá edificar sobre él en un período de tiempo dado. Pero si casi no se sabe nada del asunto que se considerará, entonces debe ejercerse gran cuidado en cuanto a cuánto se dirá y cuánto tiempo tomará explicar estos puntos para que el auditorio los comprenda completamente.

 

El  orador que desea producir una buena presentacion y mejorar su oratoria  se enfrenta al mismo problema que el arquitecto que desea edificar una buena casa:  ambos tienen que tener los materiales que necesitan  y si pone en practica estas sugerencias  lograra diseñar una presentacion fácil de entender e instructivo y con un  buencontenido.

 

  

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

Grandes oradores como Sócrates, Winston Churchill, Jawaharlal Nehru, Abraham Lincoln y Martin Luther king dieron discursos que dejaron al público encantado y verdaderamente exaltado. Parecían tener el talento como un regalo innato, que no podía ser replicado por nadie en todo el mundo. Había ciertas características peculiares que todos estos grandes oradores tenían en común. La forma en que se relacionaban con la audiencia, las palabras que eligieron, sus convicciones y muchas otras cosas que hicieron que sus discursos vivieran para siempre. Por lo tanto, si te estás preparando para un próximo discurso y quieres crear magia con él, he aquí una lista de los 10 mejores consejos de oratoria  a tener en cuenta para convertirte en un presentador poderoso.  

1.   Ser feliz y humorístico:  

Retroceda y piense en el lado divertido de su discurso o presentación. Tomar todo en serio es fatal. El público debe sentirse bien en su presencia. La mejor manera de mantenerlos comprometidos y atentos es insertar algún humor calculado en la presentación. Una broma, ser satírico, y nunca tímido de depreciarse. Crear una conexión y vínculo con ellos. La vida de todos en general está sangrando. ¿Por qué no tomar algunos de los momentos agrios y reemplazarlos con dulces?  

  

 

2.   Un orador poderoso es interesante:

 

Los niños se  duermen durante la conferencia, y los adultos no son menos. Los discursos, por lo tanto, no deben  permanecer en la bahía de la monotonía y la fricción. Ser interesantes la clave de un presentador poderoso. Puede hacerlo combinando palabras con algunas imágenes y  audio. Dé a las personas imágenes y diagramas para recordar. Incluso aquellos de ustedes que no son demasiado buenos con las palabras pueden mantener esto como un secreto bajo la cubierta de la tecnología.

 

3.   Tener buena  presencia:

Tener la presencia escénica adecuada no significa que todos los hombres tienen que mirarse guapos, o todas las mujeres tienen que verse bonita y crédula. Hay dos aspectos de la presencia escénica de un presentador poderoso: el exterior y el interior.

Desde el exterior asegúrese de vestir bien, no repulsivo o desaliñado. Manténgase limpio y ordenado. Lave  su ropa bien, pula sus zapatos, y mantenga su cabello ordenado. En el interior, prepararse para el evento también. Cepille todos los conceptos, siéntase feliz y no deje que nada negativo afecte su rendimiento.

 

4.   No siempre se trata de gramática correcta:

Es importante hablar de la manera que lo harías en una conversación, asumiendo que la gramática no es el final de ella. Pero para un presentador poderoso hacer que su audiencia  entienda su punto es más  importante que ser gramaticalmente correcto quizás pueda usar una jerga más adecuada a su público para hacerlo entender mejor (Pero recuerde que no debe exagerar al  descuidar la gramática pues esto puede restarle peso a su presentación).

Además, no va a haber mucha gente prestando atención a eso. Reemplace todo lo demás con confianza. Estar en posición vertical, hablar con su corazón, ser fresco y ser natural.

 

 5.   Estar convencido de lo que se dice:

 

Ser apasionado y estar convencido de lo que se dice es muy importante para ser un orador poderoso. Si esta dudoso de lo que dice o no tiene la suficiente seguridad y confianza al hablar su audiencia lo notara de inmediato. Si se trata de una cuestión social, ya sea una presentación de la empresa, se trata de convencer a un montón de personas acerca de sus creencias y convicciones. Prepárese  por adelantado. Siempre hágase preguntas básicas como – ¿cuál es el uso subyacente de su discurso? ¿Qué es bueno para usted y la audiencia? ¿Estoy convencido de lo que voy a hablar o no?

 

 6.  Sea expansivo, inspirador y edificante:

 

Si toma nota de algunos de los mejores discursos de la historia, notará que los presentadoresinfluyentes siempre dan voz a lo que las masas sólo han conocido subconscientemente. A la audiencia le encanta oír las palabras que no llegarían a ellos. Buscan la seguridad, una expansión y alguna forma de inspiración que despierta una mayoría para creer las palabras del hablante. Cuanto mejor pueda hacer esto, más éxito tendrá.

 

7.  Dar al público algo fuera de la caja: 

 

La audiencia inteligente de hoy sabe de antemano acerca de los contenidos principales de un discurso, o la información que se entrega en un evento en particular. Con la ayuda de Internet pueden recopilar información amplia por su cuenta. Por lo tanto, como presentador  puede hacer dos cosas.

 Uno, darles algo totalmente nuevo, algo que no van a hallar en ninguna parte.

 En segundo lugar, organizar su presentación o discurso de una manera que en el menor lapso de tiempo, la información quede detallada, que es a la vez fuera de la caja e inspirador.  

   

 

8.  Mantenerlo simple y casual: 

 

Los tiempos de conferencias formales son  cosa del pasado. Ser informal facilita a las multitudes entender y les permite respirar incluso cuando el tema del discurso es pesado. No use un lenguaje difícil de entender. Trate siempre de hacer un mejor uso del área, moverse; hablar con la audiencia directamente, esté relajado todo el tiempo, no hay presión. Manténgalo simple y casual. 

 

9.  Cuente historias:

 

En cuestión de unos minutos, el público debe estar convencido de sus ideas. Para lograr esto use una de las antiguas técnicas de oratoria “contar historias”.  Hechos e historias interesantes de la vida real o de la ficción; la raza humana siempre está más inspirada en contextos emocionales que provienen de la narración de la historia. La capacidad de los cerebros de retener historias es mucho mejor que la de  recordar cualquier cifra numérica.  

Si quiere aprender a cómo mejorar la memoria mire nuestro pots anterior «Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria”   

  

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

Grandes oradores como Sócrates, Winston Churchill, Jawaharlal Nehru, Abraham Lincoln y Martin Luther king dieron discursos que dejaron al público encantado y verdaderamente exaltado. Parecían tener el talento como un regalo innato, que no podía ser replicado por nadie en todo el mundo. Había ciertas características peculiares que todos estos grandes oradores tenían en común. La forma en que se relacionaban con la audiencia, las palabras que eligieron, sus convicciones y muchas otras cosas que hicieron que sus discursos vivieran para siempre. Por lo tanto, si te estás preparando para un próximo discurso y quieres crear magia con él, he aquí una lista de los 10 mejores consejos de oratoria  a tener en cuenta para convertirte en un presentador poderoso.

  

1.   Ser feliz y humorístico:

  

Retroceda y piense en el lado divertido de su discurso o presentación. Tomar todo en serio es fatal. El público debe sentirse bien en su presencia. La mejor manera de mantenerlos comprometidos y atentos es insertar algún humor calculado en la presentación. Una broma, ser satírico, y nunca tímido de depreciarse. Crear una conexión y vínculo con ellos. La vida de todos en general está sangrando. ¿Por qué no tomar algunos de los momentos agrios y reemplazarlos con dulces?

    

2.   Un orador poderoso es interesante:

 

Los niños se  duermen durante la conferencia, y los adultos no son menos. Los discursos, por lo tanto, no deben  permanecer en la bahía de la monotonía y la fricción. Ser interesantes la clave de un presentador poderoso. Puede hacerlo combinando palabras con algunas imágenes y  audio. Dé a las personas imágenes y diagramas para recordar. Incluso aquellos de ustedes que no son demasiado buenos con las palabras pueden mantener esto como un secreto bajo la cubierta de la tecnología.

 

3.   Tener buena  presencia:  

Tener la presencia escénica adecuada no significa que todos los hombres tienen que mirarse guapos, o todas las mujeres tienen que verse bonita y crédula. Hay dos aspectos de la presencia escénica de un presentador poderoso: el exterior y el interior.

Desde el exterior asegúrese de vestir bien, no repulsivo o desaliñado. Manténgase limpio y ordenado. Lave  su ropa bien, pula sus zapatos, y mantenga su cabello ordenado. En el interior, prepararse para el evento también. Cepille todos los conceptos, siéntase feliz y no deje que nada negativo afecte su rendimiento.

  

4.   No siempre se trata de gramática correcta:

Es importante hablar de la manera que lo harías en una conversación, asumiendo que la gramática no es el final de ella. Pero para un presentador poderoso hacer que su audiencia  entienda su punto es más  importante que ser gramaticalmente correcto quizás pueda usar una jerga más adecuada a su público para hacerlo entender mejor (Pero recuerde que no debe exagerar al  descuidar la gramática pues esto puede restarle peso a su presentación).

Además, no va a haber mucha gente prestando atención a eso. Reemplace todo lo demás con confianza. Estar en posición vertical, hablar con su corazón, ser fresco y ser natural. 

 5.   Estar convencido de lo que se dice:  

Ser apasionado y estar convencido de lo que se dice es muy importante para ser un orador poderoso. Si esta dudoso de lo que dice o no tiene la suficiente seguridad y confianza al hablar su audiencia lo notara de inmediato. Si se trata de una cuestión social, ya sea una presentación de la empresa, se trata de convencer a un montón de personas acerca de sus creencias y convicciones. Prepárese  por adelantado. Siempre hágase preguntas básicas como – ¿cuál es el uso subyacente de su discurso? ¿Qué es bueno para usted y la audiencia? ¿Estoy convencido de lo que voy a hablar o no? 

 6.  Sea expansivo, inspirador y edificante:

 

Si toma nota de algunos de los mejores discursos de la historia, notará que los presentadores

influyentes siempre dan voz a lo que las masas sólo han conocido subconscientemente. A la audiencia le encanta oír las palabras que no llegarían a ellos. Buscan la seguridad, una expansión y alguna forma de inspiración que despierta una mayoría para creer las palabras del hablante. Cuanto mejor pueda hacer esto, más éxito tendrá.

 

7.  Dar al público algo fuera de la caja:

  

La audiencia inteligente de hoy sabe de antemano acerca de los contenidos principales de un discurso, o la información que se entrega en un evento en particular. Con la ayuda de Internet pueden recopilar información amplia por su cuenta. Por lo tanto, como presentador  puede hacer dos cosas.

Uno, darles algo totalmente nuevo, algo que no van a hallar en ninguna parte.

 En segundo lugar, organizar su presentación o discurso de una manera que en el menor lapso de tiempo, la información quede detallada, que es a la vez fuera de la caja e inspirador. 

   

8.  Mantenerlo simple y casual:

 

Los tiempos de conferencias formales son  cosa del pasado. Ser informal facilita a las multitudes entender y les permite respirar incluso cuando el tema del discurso es pesado. No use un 

lenguaje difícil de entender. Trate siempre de hacer un mejor uso del área, moverse; hablar con la audiencia directamente, esté relajado todo el tiempo, no hay presión. Manténgalo simple y casual.

 

9.  Cuente historias:

En cuestión de unos minutos, el público debe estar convencido de sus ideas. Para lograr esto use una de las antiguas técnicas de oratoria “contar historias”.  Hechos e historias interesantes de la vida real o de la ficción; la raza humana siempre está más inspirada en contextos emocionales que provienen de la narración de la historia. La capacidad de los cerebros de retener historias es mucho mejor que la de  recordar cualquier cifra numérica. 

Si quiere aprender a cómo mejorar la memoria mire nuestro pots anterior «Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria”