CÓMO INICIAR UNA BUENA CONVERSACIÓN

CÓMO INICIAR UNA BUENA CONVERSACIÓN

CÓMO INICIAR UNA BUENA CONVERSACIÓN

Hay a quienes les entran sudores de solo pensar en tomar parte en una conversación. No se ven capaces de reunir el valor suficiente para hablar, puede que se pregunten: “¿De qué voy a hablar? ¿Cómo voy a empezar? ¿Qué diré luego?”.

Por otro lado, la gente sociable y segura de sí misma tal vez tienda a dominar la conversación. En su caso, el desafío consiste en dejar que los demás se expresen y en aprender a escuchar.

Todos nosotros, seamos tímidos, introvertidos o extrovertidos, debemos cultivar el arte de la conversación.

Gary: “Casi toda la vida he esquivado las conversaciones porque me supone menos esfuerzo. El problema radica en mi falta de confianza en mí mismo. Cuando hablo con otros, temo parecer un tonto, o que me menosprecien”.

Daniel: “Soy hablador por naturaleza. Pero, sin darme cuenta, interrumpo a los demás y monopolizo la conversación. Me percato de ello por la expresión de mi esposa, y entonces pienso para mis adentros: ¡Oh, no! Otra vez no”.

Para saber más ver: IMPORTANCIA DE LAS RELACIONES HUMANAS

4 pasos para iniciar y mantener una buena conversación

1 – Elija un buen momento

Cuando se trata de conversar, el tiempo y el lugar son muy importantes. Si la persona está con su móvil no es un buen momento, si la persona tiene prisa no es un buen momento. En tales casos, ¡cuán cierto es el viejo dicho, “el silencio es oro”!

2 – Busque un tema en común. 

Sea observador y muestre interés, la gente reacciona bien a las palabras atentas y agradables que son sinceras. La mejor forma de iniciar una conversación es con una pregunta, preguntas para pedir consejo, ayuda, una opinión, una orientación, preguntar sobre cómo viste, lo que hace, o en el ambiente. No trate empezar de entrada con una conversación profunda.

Por ejemplo “Qué chulos están esos tenis, ¿Tendrán de mi talla?” Puede ser que la persona vea que ambos tienen intereses en común.

Pero recuerde la gente se da cuenta cuando un elogio no es sincero y es muy posible que no conversen por mucho tiempo con una persona que no es sincera. Trate de sonreír y mirar a los ojos

Para saber más ver: Uso de las preguntas al hablar en público

3 – Escuche con atención

Una conversación agradable es una ‘calle de dos direcciones.’ Sus elementos esenciales son hablar escuchar.

Cuando no presta atención a la otra persona y sólo piensa en la siguiente idea que va a expresar y su mente y mirada divagan, la persona que te responda vera que no está verdaderamente interesado en lo que te va a decir.

La conversación es un intercambio de ideas y no un monólogo. La gente valora a las personas que saben escuchar.

4 – Cuide su imagen

Su porte y la manera como viste también son importantes. Esto tiene mucho que ver con la imagen que proyecta a otras personas y lo que piensa de si mismo. Trate de tener la mejor apariencia posible, pero no exagere. Sólo vista cómodo y asegurase de que la ropa y usted estén limpios. El saber que se ves bien reducirá al mínimo el temor que pueda sentir en este respecto, y le permitirá concentrarse en la conversación.

El porte que tenga también puede contribuir a que tenga más confianza. Párase derecho… pero con naturalidad. Mantén una postura serena, no cruce los brazos ni las piernas, ni enlace las manos. Muéstrese afable y sonría. Mire amigablemente a la otra persona y asiente con la cabeza o acepte verbalmente lo que la otra persona dice.

Recuerde

El conversar no exige la aplicación de una larga lista de reglas. Siguiendo estos cuatro pasos tendrá éxito siempre el 60% de las veces, por qué recuerde que la responsabilidad no es solo suya y algunas personas no responderán a su sonrisa y saludo amistoso. No se desanime, el cultivar el arte de conversar enriquecerá su vida y alegrara a otros. Como en la música, se requiere práctica para hacerse diestro en ella. Si estamos conscientes de eso, hallaremos muchas oportunidades de hacerlo.

Pero sabemos que no es fácil empezar, por eso recomendamos practicar el arte de iniciar conversaciones en el mundo de las redes sociales en donde no es obligatorio dar la cara.

Categorias

CÓMO INICIAR UNA BUENA CONVERSACIÓN

Categorias

Hay a quienes les entran sudores de solo pensar en tomar parte en una conversación. No se ven capaces de reunir el valor suficiente para hablar, puede que se pregunten: “¿De qué voy a hablar? ¿Cómo voy a empezar? ¿Qué diré luego?”.

Por otro lado, la gente sociable y segura de sí misma tal vez tienda a dominar la conversación. En su caso, el desafío consiste en dejar que los demás se expresen y en aprender a escuchar.

Todos nosotros, seamos tímidos, introvertidos o extrovertidos, debemos cultivar el arte de la conversación.

Gary: “Casi toda la vida he esquivado las conversaciones porque me supone menos esfuerzo. El problema radica en mi falta de confianza en mí mismo. Cuando hablo con otros, temo parecer un tonto, o que me menosprecien”.

Daniel: “Soy hablador por naturaleza. Pero, sin darme cuenta, interrumpo a los demás y monopolizo la conversación. Me percato de ello por la expresión de mi esposa, y entonces pienso para mis adentros: ¡Oh, no! Otra vez no”.

Para saber más ver: IMPORTANCIA DE LAS RELACIONES HUMANAS

4 pasos para iniciar y mantener una buena conversación

1 – Elija un buen momento

Cuando se trata de conversar, el tiempo y el lugar son muy importantes. Si la persona está con su móvil no es un buen momento, si la persona tiene prisa no es un buen momento. En tales casos, ¡cuán cierto es el viejo dicho, “el silencio es oro”!

2 – Busque un tema en común. 

Sea observador y muestre interés, la gente reacciona bien a las palabras atentas y agradables que son sinceras. La mejor forma de iniciar una conversación es con una pregunta, preguntas para pedir consejo, ayuda, una opinión, una orientación, preguntar sobre cómo viste, lo que hace, o en el ambiente. No trate empezar de entrada con una conversación profunda.

Por ejemplo “Qué chulos están esos tenis, ¿Tendrán de mi talla?” Puede ser que la persona vea que ambos tienen intereses en común.

Pero recuerde la gente se da cuenta cuando un elogio no es sincero y es muy posible que no conversen por mucho tiempo con una persona que no es sincera. Trate de sonreír y mirar a los ojos

Para saber más ver: Uso de las preguntas al hablar en público

3 – Escuche con atención

Una conversación agradable es una ‘calle de dos direcciones.’ Sus elementos esenciales son hablar escuchar.

Cuando no presta atención a la otra persona y sólo piensa en la siguiente idea que va a expresar y su mente y mirada divagan, la persona que te responda vera que no está verdaderamente interesado en lo que te va a decir.

La conversación es un intercambio de ideas y no un monólogo. La gente valora a las personas que saben escuchar.

4 – Cuide su imagen

Su porte y la manera como viste también son importantes. Esto tiene mucho que ver con la imagen que proyecta a otras personas y lo que piensa de si mismo. Trate de tener la mejor apariencia posible, pero no exagere. Sólo vista cómodo y asegurase de que la ropa y usted estén limpios. El saber que se ves bien reducirá al mínimo el temor que pueda sentir en este respecto, y le permitirá concentrarse en la conversación.

El porte que tenga también puede contribuir a que tenga más confianza. Párase derecho… pero con naturalidad. Mantén una postura serena, no cruce los brazos ni las piernas, ni enlace las manos. Muéstrese afable y sonría. Mire amigablemente a la otra persona y asiente con la cabeza o acepte verbalmente lo que la otra persona dice.

Recuerde

El conversar no exige la aplicación de una larga lista de reglas. Siguiendo estos cuatro pasos tendrá éxito siempre el 60% de las veces, por qué recuerde que la responsabilidad no es solo suya y algunas personas no responderán a su sonrisa y saludo amistoso. No se desanime, el cultivar el arte de conversar enriquecerá su vida y alegrara a otros. Como en la música, se requiere práctica para hacerse diestro en ella. Si estamos conscientes de eso, hallaremos muchas oportunidades de hacerlo.

Pero sabemos que no es fácil empezar, por eso recomendamos practicar el arte de iniciar conversaciones en el mundo de las redes sociales en donde no es obligatorio dar la cara.