5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

De todas las habilidades de comunicación disponibles para usted como orador público, ¿Qué tan importante es el lenguaje corporal? 

La respuesta: Tan importante que con el puede dar vida a su discurso o por el contrario matarlo. De las entrevistas de trabajo a las apariciones de alto riesgo, el público lo juzga de acuerdo a lo que usted les muestra. Para construir su credibilidad, presencia e influencia, le hemos preparado estos consejos.

Técnicas para mejorar el lenguaje corporal 

Considere que el visual más importante que puede mostrar a una audiencia es usted mismo. Agregue el hecho de que su voz se produce físicamente. ¿El resultado? La forma en que usted mira y suena son enormemente importantes en cuanto a si tiene éxito como orador. Y eso incluye las respuestas físicas de su audiencia a usted, que son en gran parte subconscientes.

El lenguaje corporal es un elemento clave de oratoria y de prácticamente todo momento de la vida Los gestos, las miradas y los silencios son elementos de la comunicación que a veces pueden llegar a transmitir más que las palabras.

A continuación, se presentan 5 técnicas para mejorarlo.  

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice  

Peter Drucker

 1- Ademanes y gestos.

Cuando se trata de usar el lenguaje corporal, usted debe preguntarse: «¿Cómo puedo usar los ademanes y los gestos para ser eficaz en mi presentación?» Una fórmula fácil de recordar, que le ayudará a evitar la audiencia soñolienta.

  • Sonría: Una sonrisa cálida confirma nuestra seguridad y establece una conexión con el público, pero un semblante inexpresivo puede suscitar dudas en quienes nos escuchan respecto a nuestra seguridad y sinceridad. 
  • Naturalidad: Los ademanes y gestos más efectivos son los que surgen con naturalidad. Fíjese en cómo gesticulan otras personas, pero no las imite hasta el menor detalle. 
  • Siéntalo: Familiarícese bien con el contenido de su exposición. Siéntalo, visualícelo, y entonces utilice la voz, las manos y el rostro para expresarlo.

Lea el articulo anterior Uso de Ademanes y Gestos en la Oratoria.  

2. Uso del espacio.

Cuando hablas en público, una cierta cantidad de espacio en el escenario es tuyo por derecho. Usted debe reclamarlo! Los líderes saben cómo proyectar el poder por la forma en que se mantienen y se mueven; Y por supuesto, cuando hablas en público, eres un líder.

Aprenda cómo ocupar el espacio de una manera que proclame que usted está cómodo. Nada demuestra confianza y seguridad como un  orador que está a gusto en su propia piel delante de una audiencia.

Cuando hablas, el escenario es tu mundo. Muestre a sus oyentes que pueden confiar en lo que usted les está diciendo ordenando el espacio alrededor de usted. No exageres, pero no minimices el área por la cual te mueves. 

3. Tratar objetos y tecnología.

Los actores de escena saben que los buenos actores usan los apoyos, y los malos actores son usados por sus accesorios. Esto no es sólo un ingenio. Los artistas inexpertos son definidos por una característica – un sostenedor del cigarrillo, una copa de vino, incluso una espada o un arma de fuego. Profesionales sólidos, por otro lado, entienden que el apoyo existe para ayudarles a definir su carácter para la audiencia.

Cuando trata con objetos en una presentación, desde un control remoto, un folleto a la pantalla de diapositivas en sí, encuentre una manera de ayudar a ese objeto a ampliar su mensaje y su impacto. El objeto está ahí por una razón. ¿Cómo puede ayudarle a transmitir su mensaje?

 4. La expresividad facial.

Podríamos llamar a esto el pariente olvidado en la familia. Sin embargo, el rostro humano es vital para la comunicación, desde reconocer a otra persona hasta comprender las pistas sutiles que subyacen al motivo. Los miembros de la audiencia dependen de sus expresiones faciales para aumentar el significado. 

Si no tiene una cara expresiva, trabaje con un espejo para crear un vínculo entre lo que está tratando de expresar verbalmente y cómo sus expresiones faciales hacen que su significado sea claro. Como parte de su práctica, dé su charla entera sin emitir un sonido aunque usted forme todas las palabras, deje que su cara haga toda la comunicación.

 5. La Voz.

Como menciono anteriormente, su voz es física, por lo que obviamente es un componente del lenguaje corporal eficaz. De hecho, aparte de tu cerebro, tu voz es el instrumento de comunicación más flexible que posees.

Así que usted debe aprender a usar su voz para influir en los demás. No me refiero sólo en términos de mejora de la voz y el habla. También me refiero a las muchas formas en que la expresividad vocal le ayuda a indicar el significado y la intención.

Escuchar a oradores buenos y malos, y escuchar un poco más. Tome un curso de voz y dicción. O trabajar con un entrenador de habla, de preferencia uno que se formó como actor. » Encuentre Su Voz Verdadera”. Literalmente y figurativamente, puede hacer una diferencia radical en si su mensaje verdadero es oído.

Lea mis artículos anteriores 

Técnica De Oratoria: La Modulación 
Técnicas De La Oratoria: La Voz

Lenguaje corporal y Poses de Poder

 

Finalmente, ha surgido una nueva e interesante investigación sobre el uso del lenguaje corporal para fortalecer su poder como orador. Tiene que ver con la investigación de la psicóloga social Amy Cuddy sobre «poses de poder». Cuddy habló de sus hallazgos en Su Charla TED, «De acuerdo con la investigación de Cuddy, asumiendo una pose poderosa antes de participar en una situación de alto estrés exigiendo un máximo rendimiento aumenta el nivel de testosterona (la hormona de dominancia) y disminuye el cortisol (una hormona del estrés). En otras palabras, asuma una posición de poder y se sentirá más capaz de controlar la situación y experimentar menos estrés. 

Añada este enfoque a las 5 técnicas clave del lenguaje corporal que analizo más arriba, y estará bien armado en términos lenguaje corporal. Usted literalmente se destacará de la multitud en todas las formas correctas.

5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

 De todas las habilidades de comunicación disponibles para usted como orador público, ¿Qué tan importante es el lenguaje corporal? 

La respuesta: Tan importante que con el puede dar vida a su discurso o por el contrario matarlo. 

De las entrevistas de trabajo a las apariciones de alto riesgo, el público lo juzga de acuerdo a lo que usted les muestra. Para construir su credibilidad, presencia e influencia, le hemos preparado estos consejos.

 

Técnicas para mejorar el lenguaje corporal 

 

Considere que el visual más importante que puede mostrar a una audiencia es usted mismo. Agregue el hecho de que su voz se produce físicamente. ¿El resultado? La forma en que usted mira y suena son enormemente importantes en cuanto a si tiene éxito como orador. Y eso incluye las respuestas físicas de su audiencia a usted, que son en gran parte subconscientes.

El lenguaje corporal es un elemento clave de oratoria y de prácticamente todo momento de la vida Los gestos, las miradas y los silencios son elementos de la comunicación que a veces pueden llegar a transmitir más que las palabras.

 

A continuación, se presentan 5 técnicas para mejorarlo.  

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice

Peter Drucker

  1- Ademanes y gestos.

Cuando se trata de usar el lenguaje corporal, usted debe preguntarse: «¿Cómo puedo usar los ademanes y los gestos para ser eficaz en mi presentación?» Una fórmula fácil de recordar, que le ayudará a evitar la audiencia soñolienta. 

  • Sonría: Una sonrisa cálida confirma nuestra seguridad y establece una conexión con el público, pero un semblante inexpresivo puede suscitar dudas en quienes nos escuchan respecto a nuestra seguridad y sinceridad.  
  • Naturalidad: Los ademanes y gestos más efectivos son los que surgen con naturalidad. Fíjese en cómo gesticulan otras personas, pero no las imite hasta el menor detalle.    
  • Siéntalo: Familiarícese bien con el contenido de su exposición. Siéntalo, visualícelo, y entonces utilice la voz, las manos y el rostro para expresarlo. 

 

Lea el articulo anterior Uso de Ademanes y Gestos en la Oratoria. 

  

2. Uso del espacio.

 

Cuando hablas en público, una cierta cantidad de espacio en el escenario es tuyo por derecho. Usted debe reclamarlo! Los líderes saben cómo proyectar el poder por la forma en que se mantienen y se mueven; Y por supuesto, cuando hablas en público, eres un líder.

Aprenda cómo ocupar el espacio de una manera que proclame que usted está cómodo. Nada demuestra confianza y seguridad como un  orador que está a gusto en su propia piel delante de una audiencia.

Cuando hablas, el escenario es tu mundo. Muestre a sus oyentes que pueden confiar en lo que usted les está diciendo ordenando el espacio alrededor de usted. No exageres, pero no minimices el área por la cual te mueves. 

3. Tratar objetos y tecnología.

 

Los actores de escena saben que los buenos actores usan los apoyos, y los malos actores son usados por sus accesorios. Esto no es sólo un ingenio. Los artistas inexpertos son definidos por una característica – un sostenedor del cigarrillo, una copa de vino, incluso una espada o un arma de fuego. Profesionales sólidos, por otro lado, entienden que el apoyo existe para ayudarles a definir su carácter para la audiencia.

Cuando trata con objetos en una presentación, desde un control remoto, un folleto a la pantalla de diapositivas en sí, encuentre una manera de ayudar a ese objeto a ampliar su mensaje y su impacto. El objeto está ahí por una razón. ¿Cómo puede ayudarle a transmitir su mensaje?

 4. La expresividad facial.

Podríamos llamar a esto el pariente olvidado en la familia. Sin embargo, el rostro humano es vital para la comunicación, desde reconocer a otra persona hasta comprender las pistas sutiles que subyacen al motivo. Los miembros de la audiencia dependen de sus expresiones faciales para aumentar el significado. 

Si no tiene una cara expresiva, trabaje con un espejo para crear un vínculo entre lo que está tratando de expresar verbalmente y cómo sus expresiones faciales hacen que su significado sea claro. Como parte de su práctica, dé su charla entera sin emitir un sonido aunque usted forme todas las palabras, deje que su cara haga toda la comunicación.

 5. Voz.

Como menciono anteriormente, su voz es física, por lo que obviamente es un componente del lenguaje corporal eficaz. De hecho, aparte de tu cerebro, tu voz es el instrumento de comunicación más flexible que posees.

Así que usted debe aprender a usar su voz para influir en los demás. No me refiero sólo en términos de mejora de la voz y el habla. También me refiero a las muchas formas en que la expresividad vocal le ayuda a indicar el significado y la intención.

Escuchar a oradores buenos y malos, y escuchar un poco más. Tome un curso de voz y dicción. O trabajar con un entrenador de habla, de preferencia uno que se formó como actor. » Encuentre Su Voz Verdadera”. Literalmente y figurativamente, puede hacer una diferencia radical en si su mensaje verdadero es oído.

 

Lea mis articulos anteriores 

Técnica De Oratoria: La Modulación 
Técnicas De La Oratoria: La Voz

Lenguaje corporal y Poses de Poder

 

Finalmente, ha surgido una nueva e interesante investigación sobre el uso del lenguaje corporal para fortalecer su poder como orador. Tiene que ver con la investigación de la psicóloga social Amy Cuddy sobre «poses de poder». Cuddy habló de sus hallazgos en Su Charla TED, «De acuerdo con la investigación de Cuddy, asumiendo una pose poderosa antes de participar en una situación de alto estrés exigiendo un máximo rendimiento aumenta el nivel de testosterona (la hormona de dominancia) y disminuye el cortisol (una hormona del estrés). En otras palabras, asuma una posición de poder y se sentirá más capaz de controlar la situación y experimentar menos estrés. 

Obtenga más información en mi blog sobre el uso de tecnicas de oratoria para lograr una precencia increible al hablar en publico.

 

Añada este enfoque a las 5 técnicas clave del lenguaje corporal que analizo más arriba, y estará bien armado en términos lenguaje corporal. Usted literalmente se destacará de la multitud en todas las formas correctas.

 

Los 5 Mejores Consejos para Hablar en Público

Los 5 Mejores Consejos para Hablar en Público

 

 Ya sea que esté presentándose frente a colegas, impartiendo talleres o subiendo al escenario en una conferencia local o nacional, probablemente haya escuchado el mismo consejo de oratoria un millón de veces: «¡Imagínelas desnudas!».  «¡Haga contacto visual!»

En este artículo aprenderá muchas cosas más allá de «¡Imagina que están desnudos!».  Que le ayudaran a aliviar sus miedos y le permitirá involucrar realmente a las personas con las que esté hablando.

 

  

1- Recuerda: No se trata de ti

 

 

Sé que se siente como si fuera por ti. Tú eres el que viene con el tema, haciendo todo el trabajo de prepararse y caminar un poco aterrorizado por semanas con anticipación.

 Pero de esto se trata en realidad: lo que puedes enseñar a tu público.

 

Piensa menos en ti. Piensa más en ellos

Cuando quita el énfasis de usted y lo coloca en el mensaje que desea entregar, todo cambia. Prestas menos atención a lo que la gente piensa de ti y más atención a lo que puedes enseñarles. Te enfocas menos en ser «perfecto» y más en ser auténtico. Te preocupas menos por la imagen y más por la verdad.

 

Piensa menos en ti. Piensa más en ellos. Así es como los discursos más estimulantes e inspiradores cobran vida.

 

  

2- Conozca cómo se siente el miedo en su       cuerpo

 

 No importa cuántas veces medites, practiques o visualices el escenario en las semanas previas a tu evento: Tendrás miedo. Tendrás adrenalina bombeando a través de tu cuerpo. Tu lucha o huida se iniciará, y considerarás seriamente lo último.

 Tenemos tanto miedo de tener miedo, especialmente con 350 ojos en nosotros, que tratamos de curarlo antes de tiempo. Cuando la curación no funciona y terminamos en el escenario, todavía aterrorizados, entramos en pánico. Cuando entramos en pánico, gastamos tanto enfoque y energía tratando de no desmayarnos, pronunciamos discursos sobre los que no nos sentimos tan bien.

 En lugar de pasar un tiempo precioso de preparación tratando de supera

 cómo se siente el miedo en su cuerpor su miedo a hablar en público, en cambio, llegue a conocerlo. ¿Qué le sucede a tu cuerpo cuando tienes miedo? ¿Hablas súper rápido? ¿Distraerse? ¿Sientes que vas a vomitar?

 

Lea nuestros otros artículos de ayudas para los presentadores nerviosos 6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en PublicoCómo Superar un Ataque de Pánico Público.

 

Una vez que haya identificado cómo se siente el miedo en su cuerpo …

 

  3- Calma proactivamente ese miedo

 

En una entrevista Chris Anderson,director de TED, explicó que antes de un evento para el que estaba especialmente nervioso, entró en la escalera e hizo flexiones. Quemar algo de su adrenalina o energía nerviosa lo ayudó a sentirse tranquilo y seguro.

Simon Sinek, autor y orador público, dice que cuando se pone nervioso, se dice a sí mismo: «No estás nervioso, estás emocionado». Se dio cuenta de que cuando los atletas olímpicos eran entrevistados después de los eventos y le preguntaron si estaban tensos de antemano, todos respondieron que estaban emocionados, no ansiosos. Explica cómo el simple replanteamiento en su cerebro cambia su actitud hacia lo que está a punto de hacer, lo que alivia sus nervios.

Marc Randolph, cofundador de Netflix, dijo  que ya hizo suficientes discursos para saber que estará aterrorizado 15 minutos antes del evento, pero que después de dos minutos en el escenario, se pondrá cómodo. Entonces, cuando se siente nervioso, se recuerda a sí mismo que solo necesita dos minutos, y que todo saldrá bien.

 

Nadie puede decirte lo que alivia tu miedo mejor que tú. Así que conoce ese miedo tuyo, especialmente cómo se manifiesta en tu cuerpo, y luego planee incluir esas actividades reconfortantes en su preparación.

 

 

 

4- Prepárate para algunas caras no tan             amables

  

Cuando subí al escenario de un evento hace unas semanas, encontré esas caras amistosas, ya sabes, las que los expertos en asesoramiento público le dicen que elija entre la audiencia y luego se concentre en ellas. Pero esto es lo que la mayoría de la gente deja fuera de ese sabio consejo: salpicado entre las cabezas que asienten, las caras radiantes y las sonrisas alentadoras siempre aparecerán inevitablemente unas pocas personas que se verán como si quisieran que salgas del escenario inmediatamente.

 

Ya sea que hable con 40 personas o 400 personas, hay algunas caras hostiles en cada multitud.

 

 

Cualquiera que sea el motivo del desinterés, no tienes control sobre él. Si intentas gastar toda tu energía tratando de ganárselos, terminaras distraído y desinflado. En cambio, ten en mente de antemano que estas personas existen y son inevitables; planea hacer contacto visual con los rostros radiantes, que asienten y sonríen que también estarán allí.

 

  

5- No tengas miedo de improvisar

 

¿A quién le encanta escuchar a los oradores leer notas de una presentación?

A Nadie.

 

Sé que quieres asegurarte de estar preparado y no olvidar nada, pero si lees notas en voz alta durante una hora completa, tu público no se conectará contigo ni absorberá lo que estás diciendo.

 Sí, quizás se olvidé de cosas. Sí, tal vez tengas que detenerse una o dos veces para pensar en lo que quiere decir a continuación. Pero puedes entregar toda esa información de manera auténtica, centrarse en los puntos principales que quieres que la audiencia se lleve, y participar mejor con ellos estando realmente presente

.

Aquí está mi sugerencia:

Escribe tus puntos principales en tus notas.

Ten una hoja de papel con las piezas clave de información que deseas tener frente a ti.

Práctica, práctica práctica.

Y luego, cuando entras en esa etapa, incluso si tu cerebro se siente vacío, confía en que conoces el material lo suficientemente bien (porque en este punto, ¡totalmente lo haces!).

Comienza a hablar. 

 

Para saber más lee Tecnicas de la oratoria: la improvisación

Si nunca has hablado en público antes y estás esperando el «momento adecuado» para lanzarte, no hay un momento adecuado, si hay una conferencia de la empresa en la que le gustaría hablar, un evento local en el que te hayas imaginado de pie en el escenario durante años o una presentación de equipo que te gustaría liderar,¡adelante! escribe un discurso y arroja el sombrero en el ring.

 

 

Como Ser un Excelente Orador

Como Ser un Excelente Orador

Como Ser un Excelente Orador

A la mayoría de la gente no le gusta dar discursos o presentaciones en público. De hecho, temen hablar en público. Pero a menudo las circunstancias los obligan a pronunciar un discurso o hacer una presentación.

 Y a usted quizás le sorprenda  que esta “calamidad” azota a millones de personas. Vital Speeches of the Day informa que en un día medio en ciudades como Los Ángeles y Nueva York se reúnen miles de auditorios. Y hace notar: “Todos quieren un orador.”

miedo a hablar en publicoSí, ya sea en relación con la escuela, su trabajo o una organización a la cual usted pertenezca, es probable que tarde o temprano USTED tendrá que dirigir la palabra a un auditorio. Si no está esperando ansiosamente el día (¡a menos que sea para salir de ello!), quizás aprecie unas pocas pautas que pueden eliminar algo del “sufrimiento” de la oratoria pública.

 

¿Por qué es tan difícil pronunciar un discurso?

 

Primero, es prudente meditar en cuanto a por qué el pronunciar un discurso puede ser algo tan penoso. A usted probablemente le gusta hablar. Y no obstante hay muchos “fenómenos” extraños que quizás le hayan afligido al presentarse ante un grupo… rodillas temblorosas, transpiración, labios trémulos y sequedad en la boca. ¿Por qué? Probablemente porque, aunque usted se siente animado al conversar con hablar en publicootra persona, se siente intimidado por un grupo de personas.

Los individuos forman una masa a la cual llamamos “auditorio.” Un auditorio exige algo de un orador. Además, si usted no pronuncia discursos con regularidad, sin duda se siente como un aficionado, falto de experiencia.

Finalmente, es cosa bien sabida que para muchas personas la mayoría de los discursos (y, por tanto, los oradores) son aburridos. Una queja muy corriente es: ‘Los conferenciantes que realmente no dicen nada me dejan frustrado.’ Por eso, le puede inquietar la idea de que su discurso sea una prueba dolorosa tanto para los que lo escuchan como para usted. 

¿Qué puede ser útil para compensar todo esto? Es obvio que, puesto que usted es un individuo y los auditorios varían grandemente, ninguna “fórmula” en particular puede abarcar todas las situaciones. Aun así, hay varios elementos que usted no puede pasar por alto si espera vencer sus temores y lograr convencer a un auditorio.

 

La preparación hace a un verdadero orador

 

Los maestros de la oratoria pública a menudo declaran: “¡La clave está en la preparación!” Aunque esto es válido, a menudo el oyente lo interpreta mal creyendo que significa ‘Es preciso saber grandes cantidades de hechos y estadísticas acerca del tema.’ Por el contrario, a fin de hacer lo mejor que usted pueda debe prepararse de dos maneras:

el estudio es la clave   1- No solo familiarizarse con el tema, sino componer un mensaje definido para la ocasión.

   2- Meditar seriamente en cuanto a cuál es la mejor manera de transmitir el mensaje a ese auditorio en particular.

Considere los méritos de estas dos maneras. Aunque lo bien que usted diga las palabras es importante, lo que usted diga —su mensaje— es más importante. Quizás necesite refinar su estilo, pero si su material está claro, su argumentación es sólida, por lo general usted le lleva ventaja al orador ingenioso y astuto que embelese a su auditorio sin verdaderamente decirles nada. Tal hombre es un entretenedor, no un orador informativo. Con el tiempo, la gente no lo tomará en serio. 

Un orador experimentado dijo animadoramente: “Tenga algo que decir. Levántese y dígalo. Siéntese. Nadie ha salido aún con un método superior.” Sí, uno puede, sin un solo adorno, influir grandemente en otros si su discurso es positivo y va al grano. 

 Además, si, mientras usted se prepara, tiene presentes a los que compondrán su auditorio —los antecedentes de éstos, y lo que a usted le parece que actualmente opinan sobre el tema— esto le ayudará a incluir material específico que será apropiado para ellos. El reconocer las circunstancias locales, hacer aplicación a la vida personal de ellos, explicar por qué esto les es importante a sus familias… éstos son los métodos de razonar que llevan más peso. Una aplicación de esa índole puede tomar un material abstracto y ‘bajarlo de las nubes,’ poniéndolo en la realidad del vivir diario.

Para saber mas mire el articulo 4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

 

Familiarícese con su auditorio

 

A este respecto, un orador que ha estado pronunciando conferencias por más de dieciséis años hizo notar: “He hallado que cuando me refiero a lugares o costumbres locales, mi auditorio se reanima. Por ejemplo, quizás les pregunte: ‘¿Les parece a ustedes que un hombre que vive en la calle ————, aquí mismo en la Ciudad de ————, se interesa en esta cuestión?’ He animado a otros oradores a esforzarse por aplicar su discurso a su auditorio de cualquier modo de buen gusto que a ellos les sea natural.” Conozca al auditorio

Si usted no sabe mucho acerca de su auditorio, un poco de investigación (como hablar con alguien que sí sepa) pudiera contribuir más a su presentación que horas adicionales de investigación en el tema mismo. Y aun cuando esto no sea posible, es probable que usted sepa al menos la composición general del grupo. ¿Estará compuesto el auditorio de vendedores, comerciantes, amas de casa o personas de edad avanzada? ¿No pudiera usted determinar qué aspectos de su tema les serían más útiles y por eso más interesantes?

 

 Resalte sus puntos principales

De modo que, prepárese bien, pero prepárese con el fin de comunicar sus ideas. ¿Está usted seguro de que puede identificar claramente sus puntos principales? Si usted no puede hacerlo, ¿Cómo pudieran entenderlos sus oyentes? Después de escoger sus puntos principales, usted debe determinar cuánto puede explicar eficazmente en el tiempo que se le ha concedido. Entonces medite en cómo realzar ese mensaje. Por supuesto, todo esto significa que usted tiene que escribir su discurso (o por lo menos tomar algunas notas) y disponer el material en orden lógico.  

Sin embargo, en cuanto a la cantidad de notas que debe usarse al pronunciar el discurso, hasta los expertos están en desacuerdo… pues animan cualquier cosa entre ‘solo unas cuantas’ hasta un escrito de palabra por palabra. Pero sí concuerdan en estos aspectos: Nunca hable del tema simplemente del modo que usted lo recuerda; tenga algunas notas como pauta. No memorice y recite su discurso. Gran parte de su auditorio pudiera ‘estar pendiente de cada palabra,’ ¡pero solo para ver si usted las recuerda todas! 

Para saber mas mire el articulo Técnicas de la oratoria: la improvisación

Ahora bien los que han visto a un orador poderoso en acción quizás arguyan en contra de dar énfasis a un mensaje definido apropiado a un auditorio en particular. Quizás se explayen en las virtudes de la atracción, el impulso y el entusiasmo personal. Pero, antes de juzgar, examine el efecto de esta ‘preparación con dos fines’ en el orador renuente.

 

Un Buen orador hace que su material poderoso

  

un buen orador hace a su material poderoso¡Piense que, aunque usted quizás se sienta débil, su mensaje será poderoso!

Por tanto, si usted cree en su material es importancia, naturalmente tendrá convicción… una sinceridad cordial que la gente sentirá y en la cual confiará. Por medio de concentrarse en su información, su presentación no debería perder el impacto emocional. Por el contrario, debe dejar que sus sentimientos emanen del tema mismo; así sus emociones, ademanes y gestos serán genuinos. Usted parecerá dedicado y será convincente. Mantendrá absorto a su auditorio. Dará a la gente motivo para actuar.

 Por otra parte, si usted se preocupa indebidamente por su atavío, la impresión que está haciendo o su “estilo,” se manifestará en su presentación. Distraerá y oscurecerá la presentación.

Además, un mensaje definido contribuye a la presentación dándole a usted mejor control del tiempo. Así no estará divagando por demasiado tiempo, como hacen muchos oradores. ¿Por qué no practica en alta voz y verifica cuánto tiempo le lleva el pronunciar su discurso? La práctica oral quizás parezca tonta, pero le sorprenderá lo que ésta puede hacer para su confianza y el control de su tiempo.

 

Los peligros a la hora de ser un buen orador

 

Hay dos “zonas peligrosas” de las cuales uno debe apartarse al usar este modo de abordar la oratoria pública.   

  • La primera  es la tendencia a dejarse llevar por todos los hechos interesantes que su investigación ha desenterrado y apiñarlos en uno de esos discursos “que nunca tienen fin.” No, hay que recordar que la mayor parte de su investigación es para prepararlo a usted… a fin de que tenga un entendimiento completo del tema y se sienta confiado. En su discurso, por lo general solo tendrá tiempo para desarrollar tres puntos o a lo más cuatro.  
  • La segunda, es cuando uno está bien preparado la tendencia a ser muy complicado, no solo en el número de puntos, sino también en fraseología. Evite las palabras largas o la terminología que su auditorio quizás no entienda. Aun en un discurso técnico, al hablar a personas de un campo selecto, a menudo surgen dificultades acerca de diferentes opiniones en cuanto a ciertos “términos del oficio.”

Además, si usted cede ante cualquiera de estos peligros, pudiera dar la impresión de que se cree superior a su auditorio. Una impresión de esa clase nunca logra que la gente adopte su punto de vista. Más bien, la aleja. Lo cierto es que: la sencillez comunica empatía. Es obvio que usted está haciendo un esfuerzo por comunicarse y no está interesado en desperdiciar el tiempo de otros en un esfuerzo por realzar el  su yo.

Por todas estas razones, aunque es posible que usted nunca se sienta cómodo en cuanto a la oratoria pública, no se desespere. A pesar de un mundo que rebosa con lo que una autoridad llamó “discursos mortíferos”, usted puede aguantar la experiencia y hasta refrescar a otros. Hallará que muchas personas están ansiosas de aprender. Si usted verdaderamente dice algo, si usted muestra que quiere darles algo, quizás le sorprenda el resultado. El monstruo llamado “Auditorio” no es tan terrible después de todo y usted lograra convertirse en un excelente orador.

 

Como Ser un Excelente Orador

A la mayoría de la gente no le gusta dar discursos o presentaciones en público. De hecho, temen hablar en público. Pero a menudo las circunstancias los obligan a pronunciar un discurso o hacer una presentación.

 Y a usted quizás le sorprenda  que esta “calamidad” azota a millones de personas. Vital Speeches of the Day informa que en un día medio en ciudades como Los Ángeles y Nueva York se reúnen miles de auditorios. Y hace notar: “Todos quieren un orador.”

miedo a hablar en publicoSí, ya sea en relación con la escuela, su trabajo o una organización a la cual usted pertenezca, es probable que tarde o temprano USTED tendrá que dirigir la palabra a un auditorio. Si no está esperando ansiosamente el día (¡a menos que sea para salir de ello!), quizás aprecie unas pocas pautas que pueden eliminar algo del “sufrimiento” de la oratoria pública.

 

¿Por qué es tan difícil pronunciar un discurso?

 

Primero, es prudente meditar en cuanto a por qué el pronunciar un discurso puede ser algo tan penoso. A usted probablemente le gusta hablar. Y no obstante hay muchos “fenómenos” extraños que quizás le hayan afligido al presentarse ante un grupo… rodillas temblorosas, transpiración, labios trémulos y sequedad en la boca. ¿Por qué? Probablemente porque, aunque usted se siente animado al conversar con hablar en publicootra persona, se siente intimidado por un grupo de personas.

Los individuos forman una masa a la cual llamamos “auditorio.” Un auditorio exige algo de un orador. Además, si usted no pronuncia discursos con regularidad, sin duda se siente como un aficionado, falto de experiencia.

Finalmente, es cosa bien sabida que para muchas personas la mayoría de los discursos (y, por tanto, los oradores) son aburridos. Una queja muy corriente es: ‘Los conferenciantes que realmente no dicen nada me dejan frustrado.’ Por eso, le puede inquietar la idea de que su discurso sea una prueba dolorosa tanto para los que lo escuchan como para usted. 

¿Qué puede ser útil para compensar todo esto? Es obvio que, puesto que usted es un individuo y los auditorios varían grandemente, ninguna “fórmula” en particular puede abarcar todas las situaciones. Aun así, hay varios elementos que usted no puede pasar por alto si espera vencer sus temores y lograr convencer a un auditorio.

 

La preparación hace a un verdadero orador

 

Los maestros de la oratoria pública a menudo declaran: “¡La clave está en la preparación!” Aunque esto es válido, a menudo el oyente lo interpreta mal creyendo que significa ‘Es preciso saber grandes cantidades de hechos y estadísticas acerca del tema.’ Por el contrario, a fin de hacer lo mejor que usted pueda debe prepararse de dos maneras:

el estudio es la clave   1- No solo familiarizarse con el tema, sino componer un mensaje definido para la ocasión.

   2- Meditar seriamente en cuanto a cuál es la mejor manera de transmitir el mensaje a ese auditorio en particular.

Considere los méritos de estas dos maneras. Aunque lo bien que usted diga las palabras es importante, lo que usted diga —su mensaje— es más importante. Quizás necesite refinar su estilo, pero si su material está claro, su argumentación es sólida, por lo general usted le lleva ventaja al orador ingenioso y astuto que embelese a su auditorio sin verdaderamente decirles nada. Tal hombre es un entretenedor, no un orador informativo. Con el tiempo, la gente no lo tomará en serio. 

Un orador experimentado dijo animadoramente: “Tenga algo que decir. Levántese y dígalo. Siéntese. Nadie ha salido aún con un método superior.” Sí, uno puede, sin un solo adorno, influir grandemente en otros si su discurso es positivo y va al grano. 

 Además, si, mientras usted se prepara, tiene presentes a los que compondrán su auditorio —los antecedentes de éstos, y lo que a usted le parece que actualmente opinan sobre el tema— esto le ayudará a incluir material específico que será apropiado para ellos. El reconocer las circunstancias locales, hacer aplicación a la vida personal de ellos, explicar por qué esto les es importante a sus familias… éstos son los métodos de razonar que llevan más peso. Una aplicación de esa índole puede tomar un material abstracto y ‘bajarlo de las nubes,’ poniéndolo en la realidad del vivir diario.

Para saber mas mire el articulo 4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

 

Familiarícese con su auditorio

 

A este respecto, un orador que ha estado pronunciando conferencias por más de dieciséis años hizo notar: “He hallado que cuando me refiero a lugares o costumbres locales, mi auditorio se reanima. Por ejemplo, quizás les pregunte: ‘¿Les parece a ustedes que un hombre que vive en la calle ————, aquí mismo en la Ciudad de ————, se interesa en esta cuestión?’ He animado a otros oradores a esforzarse por aplicar su discurso a su auditorio de cualquier modo de buen gusto que a ellos les sea natural.” Conozca al auditorio

Si usted no sabe mucho acerca de su auditorio, un poco de investigación (como hablar con alguien que sí sepa) pudiera contribuir más a su presentación que horas adicionales de investigación en el tema mismo. Y aun cuando esto no sea posible, es probable que usted sepa al menos la composición general del grupo. ¿Estará compuesto el auditorio de vendedores, comerciantes, amas de casa o personas de edad avanzada? ¿No pudiera usted determinar qué aspectos de su tema les serían más útiles y por eso más interesantes?

 

 Resalte sus puntos principales

De modo que, prepárese bien, pero prepárese con el fin de comunicar sus ideas. ¿Está usted seguro de que puede identificar claramente sus puntos principales? Si usted no puede hacerlo, ¿Cómo pudieran entenderlos sus oyentes? Después de escoger sus puntos principales, usted debe determinar cuánto puede explicar eficazmente en el tiempo que se le ha concedido. Entonces medite en cómo realzar ese mensaje. Por supuesto, todo esto significa que usted tiene que escribir su discurso (o por lo menos tomar algunas notas) y disponer el material en orden lógico.  

Sin embargo, en cuanto a la cantidad de notas que debe usarse al pronunciar el discurso, hasta los expertos están en desacuerdo… pues animan cualquier cosa entre ‘solo unas cuantas’ hasta un escrito de palabra por palabra. Pero sí concuerdan en estos aspectos: Nunca hable del tema simplemente del modo que usted lo recuerda; tenga algunas notas como pauta. No memorice y recite su discurso. Gran parte de su auditorio pudiera ‘estar pendiente de cada palabra,’ ¡pero solo para ver si usted las recuerda todas! 

Para saber mas mire el articulo Técnicas de la oratoria: la improvisación

Ahora bien los que han visto a un orador poderoso en acción quizás arguyan en contra de dar énfasis a un mensaje definido apropiado a un auditorio en particular. Quizás se explayen en las virtudes de la atracción, el impulso y el entusiasmo personal. Pero, antes de juzgar, examine el efecto de esta ‘preparación con dos fines’ en el orador renuente.

 

Un Buen orador hace que su material poderoso

  

un buen orador hace a su material poderoso¡Piense que, aunque usted quizás se sienta débil, su mensaje será poderoso!

Por tanto, si usted cree en su material es importancia, naturalmente tendrá convicción… una sinceridad cordial que la gente sentirá y en la cual confiará. Por medio de concentrarse en su información, su presentación no debería perder el impacto emocional. Por el contrario, debe dejar que sus sentimientos emanen del tema mismo; así sus emociones, ademanes y gestos serán genuinos. Usted parecerá dedicado y será convincente. Mantendrá absorto a su auditorio. Dará a la gente motivo para actuar.

 Por otra parte, si usted se preocupa indebidamente por su atavío, la impresión que está haciendo o su “estilo,” se manifestará en su presentación. Distraerá y oscurecerá la presentación.

Además, un mensaje definido contribuye a la presentación dándole a usted mejor control del tiempo. Así no estará divagando por demasiado tiempo, como hacen muchos oradores. ¿Por qué no practica en alta voz y verifica cuánto tiempo le lleva el pronunciar su discurso? La práctica oral quizás parezca tonta, pero le sorprenderá lo que ésta puede hacer para su confianza y el control de su tiempo.

 

Los peligros a la hora de ser un buen orador

 

Hay dos “zonas peligrosas” de las cuales uno debe apartarse al usar este modo de abordar la oratoria pública.   

  • La primera  es la tendencia a dejarse llevar por todos los hechos interesantes que su investigación ha desenterrado y apiñarlos en uno de esos discursos “que nunca tienen fin.” No, hay que recordar que la mayor parte de su investigación es para prepararlo a usted… a fin de que tenga un entendimiento completo del tema y se sienta confiado. En su discurso, por lo general solo tendrá tiempo para desarrollar tres puntos o a lo más cuatro.  
  • La segunda, es cuando uno está bien preparado la tendencia a ser muy complicado, no solo en el número de puntos, sino también en fraseología. Evite las palabras largas o la terminología que su auditorio quizás no entienda. Aun en un discurso técnico, al hablar a personas de un campo selecto, a menudo surgen dificultades acerca de diferentes opiniones en cuanto a ciertos “términos del oficio.”

Además, si usted cede ante cualquiera de estos peligros, pudiera dar la impresión de que se cree superior a su auditorio. Una impresión de esa clase nunca logra que la gente adopte su punto de vista. Más bien, la aleja. Lo cierto es que: la sencillez comunica empatía. Es obvio que usted está haciendo un esfuerzo por comunicarse y no está interesado en desperdiciar el tiempo de otros en un esfuerzo por realzar el  su yo.

Por todas estas razones, aunque es posible que usted nunca se sienta cómodo en cuanto a la oratoria pública, no se desespere. A pesar de un mundo que rebosa con lo que una autoridad llamó “discursos mortíferos”, usted puede aguantar la experiencia y hasta refrescar a otros. Hallará que muchas personas están ansiosas de aprender. Si usted verdaderamente dice algo, si usted muestra que quiere darles algo, quizás le sorprenda el resultado. El monstruo llamado “Auditorio” no es tan terrible después de todo y usted lograra convertirse en un excelente orador.

 

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

Grandes oradores como Sócrates, Winston Churchill, Jawaharlal Nehru, Abraham Lincoln y Martin Luther king dieron discursos que dejaron al público encantado y verdaderamente exaltado. Parecían tener el talento como un regalo innato, que no podía ser replicado por nadie en todo el mundo. Había ciertas características peculiares que todos estos grandes oradores tenían en común. La forma en que se relacionaban con la audiencia, las palabras que eligieron, sus convicciones y muchas otras cosas que hicieron que sus discursos vivieran para siempre. Por lo tanto, si te estás preparando para un próximo discurso y quieres crear magia con él, he aquí una lista de los 10 mejores consejos de oratoria  a tener en cuenta para convertirte en un presentador poderoso.  

1.   Ser feliz y humorístico:  

Retroceda y piense en el lado divertido de su discurso o presentación. Tomar todo en serio es fatal. El público debe sentirse bien en su presencia. La mejor manera de mantenerlos comprometidos y atentos es insertar algún humor calculado en la presentación. Una broma, ser satírico, y nunca tímido de depreciarse. Crear una conexión y vínculo con ellos. La vida de todos en general está sangrando. ¿Por qué no tomar algunos de los momentos agrios y reemplazarlos con dulces?  

  

 

2.   Un orador poderoso es interesante:

 

Los niños se  duermen durante la conferencia, y los adultos no son menos. Los discursos, por lo tanto, no deben  permanecer en la bahía de la monotonía y la fricción. Ser interesantes la clave de un presentador poderoso. Puede hacerlo combinando palabras con algunas imágenes y  audio. Dé a las personas imágenes y diagramas para recordar. Incluso aquellos de ustedes que no son demasiado buenos con las palabras pueden mantener esto como un secreto bajo la cubierta de la tecnología.

 

3.   Tener buena  presencia:

Tener la presencia escénica adecuada no significa que todos los hombres tienen que mirarse guapos, o todas las mujeres tienen que verse bonita y crédula. Hay dos aspectos de la presencia escénica de un presentador poderoso: el exterior y el interior.

Desde el exterior asegúrese de vestir bien, no repulsivo o desaliñado. Manténgase limpio y ordenado. Lave  su ropa bien, pula sus zapatos, y mantenga su cabello ordenado. En el interior, prepararse para el evento también. Cepille todos los conceptos, siéntase feliz y no deje que nada negativo afecte su rendimiento.

 

4.   No siempre se trata de gramática correcta:

Es importante hablar de la manera que lo harías en una conversación, asumiendo que la gramática no es el final de ella. Pero para un presentador poderoso hacer que su audiencia  entienda su punto es más  importante que ser gramaticalmente correcto quizás pueda usar una jerga más adecuada a su público para hacerlo entender mejor (Pero recuerde que no debe exagerar al  descuidar la gramática pues esto puede restarle peso a su presentación).

Además, no va a haber mucha gente prestando atención a eso. Reemplace todo lo demás con confianza. Estar en posición vertical, hablar con su corazón, ser fresco y ser natural.

 

 5.   Estar convencido de lo que se dice:

 

Ser apasionado y estar convencido de lo que se dice es muy importante para ser un orador poderoso. Si esta dudoso de lo que dice o no tiene la suficiente seguridad y confianza al hablar su audiencia lo notara de inmediato. Si se trata de una cuestión social, ya sea una presentación de la empresa, se trata de convencer a un montón de personas acerca de sus creencias y convicciones. Prepárese  por adelantado. Siempre hágase preguntas básicas como – ¿cuál es el uso subyacente de su discurso? ¿Qué es bueno para usted y la audiencia? ¿Estoy convencido de lo que voy a hablar o no?

 

 6.  Sea expansivo, inspirador y edificante:

 

Si toma nota de algunos de los mejores discursos de la historia, notará que los presentadoresinfluyentes siempre dan voz a lo que las masas sólo han conocido subconscientemente. A la audiencia le encanta oír las palabras que no llegarían a ellos. Buscan la seguridad, una expansión y alguna forma de inspiración que despierta una mayoría para creer las palabras del hablante. Cuanto mejor pueda hacer esto, más éxito tendrá.

 

7.  Dar al público algo fuera de la caja: 

 

La audiencia inteligente de hoy sabe de antemano acerca de los contenidos principales de un discurso, o la información que se entrega en un evento en particular. Con la ayuda de Internet pueden recopilar información amplia por su cuenta. Por lo tanto, como presentador  puede hacer dos cosas.

 Uno, darles algo totalmente nuevo, algo que no van a hallar en ninguna parte.

 En segundo lugar, organizar su presentación o discurso de una manera que en el menor lapso de tiempo, la información quede detallada, que es a la vez fuera de la caja e inspirador.  

   

 

8.  Mantenerlo simple y casual: 

 

Los tiempos de conferencias formales son  cosa del pasado. Ser informal facilita a las multitudes entender y les permite respirar incluso cuando el tema del discurso es pesado. No use un lenguaje difícil de entender. Trate siempre de hacer un mejor uso del área, moverse; hablar con la audiencia directamente, esté relajado todo el tiempo, no hay presión. Manténgalo simple y casual. 

 

9.  Cuente historias:

 

En cuestión de unos minutos, el público debe estar convencido de sus ideas. Para lograr esto use una de las antiguas técnicas de oratoria “contar historias”.  Hechos e historias interesantes de la vida real o de la ficción; la raza humana siempre está más inspirada en contextos emocionales que provienen de la narración de la historia. La capacidad de los cerebros de retener historias es mucho mejor que la de  recordar cualquier cifra numérica.  

Si quiere aprender a cómo mejorar la memoria mire nuestro pots anterior «Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria”   

  

10 mejores técnicas de oratoria para ser un presentador poderoso

Grandes oradores como Sócrates, Winston Churchill, Jawaharlal Nehru, Abraham Lincoln y Martin Luther king dieron discursos que dejaron al público encantado y verdaderamente exaltado. Parecían tener el talento como un regalo innato, que no podía ser replicado por nadie en todo el mundo. Había ciertas características peculiares que todos estos grandes oradores tenían en común. La forma en que se relacionaban con la audiencia, las palabras que eligieron, sus convicciones y muchas otras cosas que hicieron que sus discursos vivieran para siempre. Por lo tanto, si te estás preparando para un próximo discurso y quieres crear magia con él, he aquí una lista de los 10 mejores consejos de oratoria  a tener en cuenta para convertirte en un presentador poderoso.

  

1.   Ser feliz y humorístico:

  

Retroceda y piense en el lado divertido de su discurso o presentación. Tomar todo en serio es fatal. El público debe sentirse bien en su presencia. La mejor manera de mantenerlos comprometidos y atentos es insertar algún humor calculado en la presentación. Una broma, ser satírico, y nunca tímido de depreciarse. Crear una conexión y vínculo con ellos. La vida de todos en general está sangrando. ¿Por qué no tomar algunos de los momentos agrios y reemplazarlos con dulces?

    

2.   Un orador poderoso es interesante:

 

Los niños se  duermen durante la conferencia, y los adultos no son menos. Los discursos, por lo tanto, no deben  permanecer en la bahía de la monotonía y la fricción. Ser interesantes la clave de un presentador poderoso. Puede hacerlo combinando palabras con algunas imágenes y  audio. Dé a las personas imágenes y diagramas para recordar. Incluso aquellos de ustedes que no son demasiado buenos con las palabras pueden mantener esto como un secreto bajo la cubierta de la tecnología.

 

3.   Tener buena  presencia:  

Tener la presencia escénica adecuada no significa que todos los hombres tienen que mirarse guapos, o todas las mujeres tienen que verse bonita y crédula. Hay dos aspectos de la presencia escénica de un presentador poderoso: el exterior y el interior.

Desde el exterior asegúrese de vestir bien, no repulsivo o desaliñado. Manténgase limpio y ordenado. Lave  su ropa bien, pula sus zapatos, y mantenga su cabello ordenado. En el interior, prepararse para el evento también. Cepille todos los conceptos, siéntase feliz y no deje que nada negativo afecte su rendimiento.

  

4.   No siempre se trata de gramática correcta:

Es importante hablar de la manera que lo harías en una conversación, asumiendo que la gramática no es el final de ella. Pero para un presentador poderoso hacer que su audiencia  entienda su punto es más  importante que ser gramaticalmente correcto quizás pueda usar una jerga más adecuada a su público para hacerlo entender mejor (Pero recuerde que no debe exagerar al  descuidar la gramática pues esto puede restarle peso a su presentación).

Además, no va a haber mucha gente prestando atención a eso. Reemplace todo lo demás con confianza. Estar en posición vertical, hablar con su corazón, ser fresco y ser natural. 

 5.   Estar convencido de lo que se dice:  

Ser apasionado y estar convencido de lo que se dice es muy importante para ser un orador poderoso. Si esta dudoso de lo que dice o no tiene la suficiente seguridad y confianza al hablar su audiencia lo notara de inmediato. Si se trata de una cuestión social, ya sea una presentación de la empresa, se trata de convencer a un montón de personas acerca de sus creencias y convicciones. Prepárese  por adelantado. Siempre hágase preguntas básicas como – ¿cuál es el uso subyacente de su discurso? ¿Qué es bueno para usted y la audiencia? ¿Estoy convencido de lo que voy a hablar o no? 

 6.  Sea expansivo, inspirador y edificante:

 

Si toma nota de algunos de los mejores discursos de la historia, notará que los presentadores

influyentes siempre dan voz a lo que las masas sólo han conocido subconscientemente. A la audiencia le encanta oír las palabras que no llegarían a ellos. Buscan la seguridad, una expansión y alguna forma de inspiración que despierta una mayoría para creer las palabras del hablante. Cuanto mejor pueda hacer esto, más éxito tendrá.

 

7.  Dar al público algo fuera de la caja:

  

La audiencia inteligente de hoy sabe de antemano acerca de los contenidos principales de un discurso, o la información que se entrega en un evento en particular. Con la ayuda de Internet pueden recopilar información amplia por su cuenta. Por lo tanto, como presentador  puede hacer dos cosas.

Uno, darles algo totalmente nuevo, algo que no van a hallar en ninguna parte.

 En segundo lugar, organizar su presentación o discurso de una manera que en el menor lapso de tiempo, la información quede detallada, que es a la vez fuera de la caja e inspirador. 

   

8.  Mantenerlo simple y casual:

 

Los tiempos de conferencias formales son  cosa del pasado. Ser informal facilita a las multitudes entender y les permite respirar incluso cuando el tema del discurso es pesado. No use un 

lenguaje difícil de entender. Trate siempre de hacer un mejor uso del área, moverse; hablar con la audiencia directamente, esté relajado todo el tiempo, no hay presión. Manténgalo simple y casual.

 

9.  Cuente historias:

En cuestión de unos minutos, el público debe estar convencido de sus ideas. Para lograr esto use una de las antiguas técnicas de oratoria “contar historias”.  Hechos e historias interesantes de la vida real o de la ficción; la raza humana siempre está más inspirada en contextos emocionales que provienen de la narración de la historia. La capacidad de los cerebros de retener historias es mucho mejor que la de  recordar cualquier cifra numérica. 

Si quiere aprender a cómo mejorar la memoria mire nuestro pots anterior «Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria”   

6 Tecnicas de Oratoria Para Hablar En Público Sin Miedo

6 Tecnicas de Oratoria Para Hablar En Público Sin Miedo

6 Tecnicas de Oratoria Para Hablar En Público Sin Miedo

En diversas áreas de nuestras vidas nos vemos en la necesidad de hablar en público para expresar nuestras ideas. Pero, seguramente, en el entorno profesional y empresarial es que se hace más necesario y vital el comunicarnos efectivamente en público.

Es por eso que debes conocer los pasos básicos para evitar que el miedo a hablar en público se interponga en tu crecimiento

Esperemos que estas pequeñas técnicas de oratoria serán capaces de ayudarte, así como me ayudaron  a superar el miedo de hablar en público.

1-) Admitir el nerviosismo

Todo lo que tienes que hacer es admitir que estás un poco nervioso hablando con tu audiencia. Al hacer esto, el público será más indulgente si su nerviosismo se muestra más adelante. Más importante aún, se sentirá más relajado ahora que no esperan una presentación de clase mundial. Imagine su sorpresa cuando les de la mejor presentación que nunca escucharon y eso a pesar de su nerviosismo.

La mejor manera de hacer esto es bromear sobre él. Aquí hay un ejemplo de uno bueno. «En el camino aquí, sólo Dios y yo sabíamos lo que iba a presentar. (Un poco nervioso) Ahora, sólo Dios sabe.

Mira el articulo  6 consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Publico   

2) Redefina su audiencia

 

Redefinir a tu público en general significa cambiar la forma de ver a tu público. En lugar de verlos como profesores que le están evaluando, tal vez usted pueda convencerse a sí mismo de que todos son compañeros de clase que están en cola para presentar después de usted. Todos están igualmente nerviosos por lo que no hay razón para estar demasiado nervioso.Audiencia

O percibirlos como amigos que no ha visto durante 10 años. De esta manera usted puede mantener contacto visual tratando de averiguar dónde lo ha visto antes. Para el público, verán una presentación muy amistosa y personal.

No trate de convencerse de que son bebés en pañales o que nadie está alrededor como sugieren algunos libros. Es muy difícil convencerse a sí mismo de que nadie está cerca cuando usted está hablando con ellos.

Mira el articulo  Técnicas de oratoria: Serenidad

 

 3) Invertir en ayudas visuales

Imagine una presentación con hermosas diapositivas de PAyudas visualesowerPoint e incluso notas más impresionantes dadas a cada miembro de su audiencia. 

La mitad del tiempo, sus ojos no estarán en usted. Ellos leerán las notas y sus diapositivas elegantes. Esto ayudará mucho, ya que puede hablar con las personas que no lo  están mirando a usted. Dar un discurso a la gente que no le está mirando es siempre más fácil.

 

 4) Cometa errores intencionalmente

 

Este es otro truco que te animo a probar. Una vez que «accidentalmente»  se cayeron  mis notas en el suelo, y al recogerlas, advertí al público que la presentación será más confusa después de esto. Oí algunas risas del auditorio.

La idea es ganar el control de su audiencia. Si usted puede hacer que se ríen y ser más interactivo con usted, su presentación tendrá esa sensación casual que lo hará más memorable que otros. En última instancia, usted encontrará más fácil hacer la presentación.

 5) De su opinión 

 

Al igual que los blogs, todo el mundo puede copiar un artículo y pegarlo en su blog. Sin embargo, la gente lee blogs no sólo para saber acerca de las cosas que suceden, sino para saber la opinión de ese blogger particular es sobre el tema.

Cuando hable o haga una presentación, intente esclarecer algunos de sus pensamientos personales sobre el asunto. Por supuesto, estos deben prepararse desde el principio. Sin embargo, usted debe hacerlo como si las ideas acabaran de llegar mientras que usted está presentando. Eso diferenciará su presentación del resto, y cuando usted vea la mirada interesada en las caras de su audiencia, elevará su presentación a otro nuevo nivel, un nivel donde usted comienza a divertirse.

Mira el articulo  Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

 

6) Diviértete experimentando

Estos son los consejos más importantes de todos. Diviértete con la multitud. Pruebe nuevas maneras de dar la mejor presentación a su audiencia. Tal vez experimentar con un nuevo enfoque divertido, o caminar por la sala en lugar de ser estática en el escenario. Diviértete con experimentar sobre el comportamiento humano y verás que hablar en público no es tan malo después de todo

Recuerde que no hay fracasos, sólo resultados diferentes. 

6 Tecnicas de Oratoria Para Hablar En Público Sin Miedo

En diversas áreas de nuestras vidas nos vemos en la necesidad de hablar en público para expresar nuestras ideas. Pero, seguramente, en el entorno profesional y empresarial es que se hace más necesario y vital el comunicarnos efectivamente en público.

Es por eso que debes conocer los pasos básicos para evitar que el miedo a hablar en público se interponga en tu crecimiento

Esperemos que estas pequeñas técnicas de oratoria serán capaces de ayudarte, así como me ayudaron  a superar el miedo de hablar en público.

1-) Admitir el nerviosismo

Todo lo que tienes que hacer es admitir que estás un poco nervioso hablando con tu audiencia. Al hacer esto, el público será más indulgente si su nerviosismo se muestra más adelante. Más importante aún, se sentirá más relajado ahora que no esperan una presentación de clase mundial. Imagine su sorpresa cuando les de la mejor presentación que nunca escucharon y eso a pesar de su nerviosismo.

La mejor manera de hacer esto es bromear sobre él. Aquí hay un ejemplo de uno bueno. «En el camino aquí, sólo Dios y yo sabíamos lo que iba a presentar. (Un poco nervioso) Ahora, sólo Dios sabe.

Mira el articulo  6 consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Publico   

2) Redefina su audiencia

 

Redefinir a tu público en general significa cambiar la forma de ver a tu público. En lugar de verlos como profesores que le están evaluando, tal vez usted pueda convencerse a sí mismo de que todos son compañeros de clase que están en cola para presentar después de usted. Todos están igualmente nerviosos por lo que no hay razón para estar demasiado nervioso.Audiencia

O percibirlos como amigos que no ha visto durante 10 años. De esta manera usted puede mantener contacto visual tratando de averiguar dónde lo ha visto antes. Para el público, verán una presentación muy amistosa y personal.

No trate de convencerse de que son bebés en pañales o que nadie está alrededor como sugieren algunos libros. Es muy difícil convencerse a sí mismo de que nadie está cerca cuando usted está hablando con ellos.

Mira el articulo  Técnicas de oratoria: Serenidad

 

 3) Invertir en ayudas visuales

Imagine una presentación con hermosas diapositivas de PAyudas visualesowerPoint e incluso notas más impresionantes dadas a cada miembro de su audiencia. 

La mitad del tiempo, sus ojos no estarán en usted. Ellos leerán las notas y sus diapositivas elegantes. Esto ayudará mucho, ya que puede hablar con las personas que no lo  están mirando a usted. Dar un discurso a la gente que no le está mirando es siempre más fácil.

 

 4) Cometa errores intencionalmente

 

Este es otro truco que te animo a probar. Una vez que «accidentalmente»  se cayeron  mis notas en el suelo, y al recogerlas, advertí al público que la presentación será más confusa después de esto. Oí algunas risas del auditorio.

La idea es ganar el control de su audiencia. Si usted puede hacer que se ríen y ser más interactivo con usted, su presentación tendrá esa sensación casual que lo hará más memorable que otros. En última instancia, usted encontrará más fácil hacer la presentación.

 5) De su opinión 

Al igual que los blogs, todo el mundo puede copiar un artículo y pegarlo en su blog. Sin embargo, la gente lee blogs no sólo para saber acerca de las cosas que suceden, sino para saber la opinión de ese blogger particular es sobre el tema.

Cuando hable o haga una presentación, intente esclarecer algunos de sus pensamientos personales sobre el asunto. Por supuesto, estos deben prepararse desde el principio. Sin embargo, usted debe hacerlo como si las ideas acabaran de llegar mientras que usted está presentando. Eso diferenciará su presentación del resto, y cuando usted vea la mirada interesada en las caras de su audiencia, elevará su presentación a otro nuevo nivel, un nivel donde usted comienza a divertirse.

Mira el articulo  Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

 

6) Diviértete experimentando

Estos son los consejos más importantes de todos. Diviértete con la multitud. Pruebe nuevas maneras de dar la mejor presentación a su audiencia. Tal vez experimentar con un nuevo enfoque divertido, o caminar por la sala en lugar de ser estática en el escenario. Diviértete con experimentar sobre el comportamiento humano y verás que hablar en público no es tan malo después de todo

Recuerde que no hay fracasos, sólo resultados diferentes.