Cómo Superar un Ataque de Pánico Público

Cómo Superar un Ataque de Pánico Público

 

Saber cómo superar un ataque de pánico es una habilidad MUY importante al hablar en público.

¿Padece ataques de pánico en público? Aquí hay 5 maneras de gran alcance para poner en práctica en el momento y ser un presentador exitoso.

Si usted sufre de ataques de pánico debido a hablar en público, usted sabe lo devastador que tales ataques pueden ser. A pesar de los mejores esfuerzos en la reestructuración cognitiva, usted no puede pensar en una salida de tal situación.

Tal vez la comprensión de que realmente sabes estas cosas no ayuda. Cuando su valor parece estar disolviéndose como el azúcar en el té, el conocimiento del tema solo e incluso una preparación adecuada no es suficiente para sacarte del agua caliente.

No se sorprenderá al saber que los intérpretes de teatro saben las mejores técnicas del mundo para superar el miedo escénico. ¿Por qué no utilizar estos enfoques basados ​​en el teatro para hacer frente a su propio miedo y ataques de pánico? Conviértase   en un orador excelente. Lea nuestro otro artículo  de trucos esenciales para los presentadores nerviosos, «Cómo calmar sus nervios antes de hablar.»

Saber cómo superar un ataque de pánico implica corregir su pensamiento.

 

 

Usted contribuye a su propia ansiedad de hablar en público.

¿El escenario siguiente resuena con usted?

¡Hoy es el día de su gran presentación! Y así como lo has sabido durante meses, pasaría, estás muy nervioso.

Al entrar en el vestíbulo, los síntomas físicos familiares comienzan: Su corazón se siente como un colibrí, y usted está respirando tan profundamente como un ratón. Estás caminando sobre las piernas que se han convertido a goma.

Ahora que estás aquí, son tus manos: puedes verlas temblar al recoger el click de PowerPoint. Oh, y sí, todo el mundo está notando eso, seguro.

UH oh. Usted acaba de hacer sus comentarios de apertura y SU VOZ SUENA TEMBLOROSA. Sabes que todo el mundo también lo oye. No puedes dejar de pensar que todo el mundo en el edificio ahora sabe que estás aterrorizado de hablar en público.

Y ahora surge un nuevo pensamiento que induce al pánico: vas a olvidarlo todo. Todos esos maravillosos puntos de conversación que has estado preparando. . . ¡Su mente se está quedando en blanco de repente!

Tienes que salir de aquí! Pero usted no puede hacer eso porque el CEO está sentado allí

mismo en la primera fila esta presentación es muy importante. Estás atrapado.

No hay manera de salir.

Ahora estás en la

olla a presión.

«Siente la presión!»

Y a través de toda esta miseria, se supone que debe permanecer equilibrado y profesional:

 

 

 

¿Qué vas a hacer? ¿Qué puedes hacer?

 

Si te encuentras en esta mala suerte, o algo así, hay ayuda disponible. Pruebe mis 5 técnicas para lidiar con un ataque de pánico al  hablar en público que se describen a continuación.

Estos son arreglos rápidos que pueden ser notablemente eficaces en los últimos momentos antes de hablar cuando más lo necesitan. ¡Guarde esta lista y consérvela con usted si usted se encuentra añorando desaparecer justo antes de que tenga que hablar!

Pero antes de que usted haga cualquier cosa, comience a respirar más lentamente y profundamente.

  

Ahora, proceda con estos 5 pasos:

 

 

1-    Calmar la respiración

 

Un ataque de pánico suelen ir acompañado de hiperventilación. A fin de relajar la respiración, pruebe este ejercicio antes de subir al escenario:

  • Siéntate en un lugar cómodo.
  • Relaja todo el cuerpo los brazos, las piernas, el tronco y la cabeza.
  • Una vez hecho esto, coloca una mano sobre la boca del estómago y toma aire lentamente (por 3 segundos).
  • Se consciente de cómo tus pulmones se llenan de aire. La concentración es muy importante para ello. Siente que el vientre se hincha.
  • Mantén el aire dentro de tus pulmones contando hasta tres.
  • Expira el aire en forma lenta por la boca. Tardarás alrededor de 4 segundos, hasta que sientas que has vaciado tus pulmones, y tu vientre se ha deshinchado.
  • Repite está técnica en tres oportunidades.

 

2-    Calmar el pensamiento.

 

‘¿Y si me desplomo?’ ‘¿Y si me olvido de todo?’ ‘¿Y si los demás lo notan?’ Las ideas catastrofistas estimulan el pánico. Dado que estas ideas suelen referirse a desastres futuros o ataques pasados, trate de concentrarse en la situación actual.

 

“Concentrarse en lo inmediato calma instantáneamente”, señala el doctor Alan Goldstein. Hay quien recomienda llevar una goma elástica en la muñeca. Cuando se le ocurran ideas catastrofistas, dése un gomazo y dígase: “¡Alto!”. Interrumpa la ansiedad antes de que pueda degenerar en pánico.

 

3-    Calmar las reacciones

 

Si le sobreviene un ataque de pánico, no luche con él. Es solo una sensación, y las sensaciones no tienen por qué hacerle daño. Imagínese que está junto al mar contemplando las olas, que se forman, alcanzan su altura máxima y se extinguen. El pánico actúa igual. En vez de luchar con la ola, deslícese sobre ella; de seguro pasará.

El pánico es un bravucón. Provóquelo y le atacará; déjelo tranquilo y posiblemente se irá. El doctor R. Reid Wilson explica que las técnicas calmantes “no pretenden ‘combatir’ mejor el pánico ni ‘disiparlo’ en el acto; deben verse como maneras de pasar el tiempo cuando el pánico trata de pelear con uno”.

 

 

4-    Abra la Puerta Emocional:

 

En lugar de huir mentalmente de la situación de habla, aceptarla y abrirse a ella. Cerrarte emocionalmente y bloquear tus emociones es parte de lo que te hizo frágil.

En su lugar, estar plenamente presente en este momento de su vida. Viva y disfrute.

 

 

 

5-    Relajación / Animación Facial:

 

Permita que su cara se vaya completamente floja, desprovista de cualquier animación; sin vida. Ahora permite que tu personalidad fluya hacia tu cara. Debe sentirse relajado y energizado después de su breve «descanso».

Busque cualquier excusa para moverse a otro lugar: una tarea, una persona, el baño, o para comprobar los arreglos en el escenario. El concepto de «cognición encarnada» dice Que el movimiento en sí mismo ayuda a pensar y usted disipa parte de su energía nerviosa.

Recuerde que su mente está buscando una escotilla de escape Pero usted no necesita escapar. Simplemente tiene que estar presente con el fin de conectarse con su audiencia. Y eso es una tarea imposible si usted está ocupado ocultándose  en un armario mental.

 

  

5 Técnicas de Oratoria Para Ser un Orador más Interesante

5 Técnicas de Oratoria Para Ser un Orador más Interesante

Aquí hay cinco técnicas de la oratoria que haría bien en recordar al hablar en público.

 

 1. Disfrute:  

Ver a un comediante en acción es ver la pura alegría de actuar ante una multitud. No hay duda. De repente, somos las personas sentadas en el salón, viendo al niño que simplemente no puede resistirse a actuar todas las partes de la historia que nos está diciendo.

 

 

Para que el público disfrute de sus charlas, y piense que usted es un orador interesante tienen que ver que se está divirtiendo, no ofreciendo sombríamente esa presentación seria. Ellos lo verán ante todo en tu rostro. Si el lenguaje corporal no es tu fuerte. . Haga clic aquí para obtener algunos consejos sobre el lenguaje corporal una valiosa técnica de la oratoria eficaz.

  

2. Sea Flexible:  

 

  

Los discursos se vuelven rígidos cuando los concebimos enteramente en términos de contenido, olvidando que nuestro trabajo es reaccionar a lo que el público nos da, y asi parecer mas interesante al igual que comediantes y actores.

   

3. Adaptable:  

 

Los oradores ansiosos tienden a planear cada última oración, para ayudar a prevenir que algo salga mal. La adaptabilidad a medida que responde momento a momento a su audiencia muestra que está realmente en el mando. Y para lograr eso necesita  haber  practicado muy bien su presentación. 

 

4. Sea Creativo: 

 

 Un buen comediante puede tomar la materia prima de una vida a menudo turbulenta y convertirla en audiencias materiales de todaslas razas y clases sociales puedan identificarse.

 

 Sólo ese talento hace que su carrera sea digna de mención.

Usar la creatividad en nuestras propias presentaciones o discursos en persona es esencial para ser un orador interesante. Las audiencias son amortiguadas por las presentaciones de los números que no muestran ninguna chispa de la creatividad.

Al igual que un buen comediante, pregúntese qué eventos en su vida personal o privada pueden ser llevados a sus conversaciones. Probablemente hay mucho más de lo que piensas. Tanto para usted como para sus audiencias, lo personal es universal. Utilícelo para darle un pulso a las presentaciones que a menudo lo necesitan mucho.

 

5. Temerario: 

 

Si usted requiere un paradigma de audacia al hablar en público, tiene uno en Richard Pryor. De dolorosas experiencias personales llegó una marca confesional de comedia que no sacó golpes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Podemos no estar en este nivel ni de transgresión ni de valentía; Pero ciertamente podemos incorporar un poco más de temeridad en nuestra presentación ser mas interesante  y perder esos nervios  a hablar en público.

¡Porque no tenemos nada que perder! La naturaleza de una audiencia es responder a lo que un intérprete les da. Exija el nivel de atención y respeto que usted desea, y obtendrá más de lo que usted piensa. Hacer el compromiso de actuar como el tipo de orador que desea ser, no sólo pensar en ello.

 

Comprométase a ganar, y estará mucho más cerca de hacerlo y si utilizas estas  técnicas de oratoria de seguro lo hará.

 

Aquí hay cinco técnicas de la oratoria que haría bien en recordar al hablar en público.

 

1. Disfrute:  

Ver a un comediante en acción es ver la pura alegría de actuar ante una multitud. No hay duda. De repente, somos las personas sentadas en el salón, viendo al niño que simplemente no puede resistirse a actuar todas las partes de la historia que nos está diciendo.

 Para que el público disfrute de sus charlas, y piense que usted es un orador interesante tienen que ver que se está divirtiendo, no ofreciendo sombríamente esa presentación seria. Ellos lo verán ante todo en tu rostro. Si el lenguaje corporal no es tu fuerte. . Haga clic aquí para obtener algunos consejos sobre el lenguaje corporal una valiosa técnica de la oratoria eficaz.

 

2. Sea Flexible:  

 

Los discursos se vuelven rígidos cuando los concebimos enteramente en términos de contenido, olvidando que nuestro trabajo es reaccionar a lo que el público nos da, y asi parecer mas interesante al igual que comediantes y actores.

   

3. Adaptable:  

 

Los oradores ansiosos tienden a planear cada última oración, para ayudar a prevenir que algo salga mal. La adaptabilidad a medida que responde momento a momento a su audiencia muestra que está realmente en el mando. Y para lograr eso necesita  haber  practicado muy bien su presentación. 

 

 

4. Sea Creativo: 

 

Un buen comediante puede tomar la materia prima de una vida a menudo turbulenta y convertirla en audiencias materiales de todas las razas y clases sociales puedan identificarse.

 Sólo ese talento hace que su carrera sea digna de mención.

Usar la creatividad en nuestras propias presentaciones o discursos en persona es esencial para ser un orador interesante. Las audiencias son amortiguadas por las presentaciones de los números que no muestran ninguna chispa de la creatividad.

Al igual que un buen comediante, pregúntese qué eventos en su vida personal o privada pueden ser llevados a sus conversaciones. Probablemente hay mucho más de lo que piensas. Tanto para usted como para sus audiencias, lo personal es universal. Utilícelo para darle un pulso a las presentaciones que a menudo lo necesitan mucho.

 

 

5. Temerario: 

 

Si usted requiere un paradigma de audacia al hablar en público, tiene uno en Richard Pryor. De dolorosas experiencias personales llegó una marca confesional de comedia que no sacó golpes.

Podemos no estar en este nivel ni de transgresión ni de valentía; Pero ciertamente podemos incorporar un poco más de temeridad en nuestra presentación ser mas interesante  y perder esos nervios  a hablar en público.

¡Porque no tenemos nada que perder! La naturaleza de una audiencia es responder a lo que un intérprete les da. Exija el nivel de atención y respeto que usted desea, y obtendrá más de lo que usted piensa. Hacer el compromiso de actuar como el tipo de orador que desea ser, no sólo pensar en ello.

 

Comprométase a ganar, y estará mucho más cerca de hacerlo y si utilizas estas  técnicas de oratoria de seguro lo hará.

 

Como Superar el Miedo de Hablar en Público

Como Superar el Miedo de Hablar en Público

 

¿Alguna vez has dicho, definitivamente hablar en público no es para mí?, ¿Crees que eres el único? te aseguro que no,  hasta los mejores oradores en algún momento  han sentido miedo de enfrentarse con su audiencia, algunos incluso después de destacarse por lo bien que hablan en público siguen sintiendo miedo, pero la diferencia es que ellos han aprendido a controlarlo.

 Supera el miedo de hablar en público

 

coo superar tu miedo de hablar en publicoAlgo que tienes que tener en cuenta es que el miedo de hablar en público lo alimentamos nosotros mismos con pensamientos negativos tales como: ¿y se me olvido de lo que quiero decir?, ¿y si la presentación no le gusta a mi jefe? ¿y si hago el ridículo delante de mis compañeros? ¿y si no estoy a la altura? Etc. Este tipo de pensamientos solo aumentan tu temor, nadie puede garantizarte que no ocurra algún incidente en tu presentación, pero aun si ocurre, no tiene por qué ser un desastre, tu jefe no te va a despedir porque te equivoques y tus oyentes quizás se sientas más cerca de ti que antes, después de todo ellos también se equivocan y lo saben.

 

Controla tus pensamientos

 

Quizás ya te has dado cuenta de cuál es el primer paso que debes dar para superar tu miedo de hablar en público, es precisamente controlar tus pensamientos, tus pensamientos influyen poderosamente en cómo te sientes, si tus pensamientos te repiten una y otra vez eso es precisamente lo que ocurrirá. Pero si te esfuerzas en controlar tus pensamientos y te centras en  las razones que miedo de hablar en publicotienes para confiar en ti, esa actitud hará crecer confianza en ti mismo  y cuando te enfrentes a tus oyentes se reflejará.

No quiero decir que solo con imaginarte que no tienes miedo, este vaya a desaparecer. Como tampoco conseguirías hablar ruso solo con imaginarlo, para hablar ruso necesitas estudiar el idioma y para hablar bien en público sin sentir miedo también necesitas una formación, necesitas conocer los recursos a tu disposición para ser capaz de preparar y exponer presentaciones eficaces. Pero si es cierto que el primer paso que debes dar para librarte del miedo es controlar tus pensamientos.

 

6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Publico

 

 Supérate a ti mismo

 

Exacto para superar tu miedo de hablar en público es imprescindible que cultives un fuerte deseo de superarte a ti mismo, ¿Por qué deseas aprender a hablar en público? ¿Lo necesitas en tu profesión? ¿Estás cansado de la imagen de perdedor que trasmites por no ser capaz de hablar ante otros?, ¿crees que te mereces tanto o más que otros compañeros la promoción de tu empresa, pero si no hablas en público no la vas a recibir? ¿Quieres lograr que tu negocio crezca? ¿Necesitas más ventas?.

Sea cual sea la razón por la que quieres hablar en público es importante que medites en ella pues te puede dar el coraje de superarte a ti mismo y aceptar como un reto el superar tu miedo de hablar en público.

 

Practica y aprenderás a superar miedo de hablar en público

 

La práctica y el ensayo son fundamentales para ganar seguridad y confianza para expresarse frente a otros. Ya sea frente al espejo en voz alta, frente a amigos o en la mente, es necesaria la práctica, aseguran los expertos. Cuanto más se ensaye un discurso, más sencillo y natural te resultará. Puedes incluso memorizar la introducción, la conclusión y lasmiedo de hablar en publico principales ideas para generar un mayor impacto y reducir el riesgo de olvidar lo que decías.

4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

Si aún no cuentas con el hábito de leer desarróllalo, leer buenos libros y escuchar a otros oradores te dará información muy valiosa para hablar ante otros.Para superar el miedo de hablar en público debes, por sobre todas las cosas, tener determinación. No será fácil, te podrá tomar un tiempo, pero cuando logres dominar el miedo a hablar en público podrás tener la satisfacción de que te diriges al éxito profesional. 

Obtén este libro y sigue aprendiendo nuevas técnicas para vencer el miedo a hablar en publico. Click Here!

Técnicas de oratoria: Como convencer a su auditorio

Técnicas de oratoria: Como convencer a su auditorio

Técnicas de oratoria: Como convencer a su auditorio

Cuando usted habla, espera que su auditorio le escuche, pero eso no es todo. Usted también quisiera que ellos aceptaran los argumentos que usted presenta y actuaran conforme a ellos. Esto lo harán si usted los logra convencer de la veracidad de lo que usted dice y como les afecta.

 Convencer significa satisfacer por pruebas. Pero las pruebas solas no bastan siempre. Generalmente se necesita argumento en apoyo de ellas. Por lo tanto, el convencer por argumento envuelve tres factores básicos: 

  • Las pruebas mismas.
  • La secuencia o el orden en que se presentan las pruebas.
  • La manera y métodos que se usan al presentarlas.

En este artículo, vamos a considerar qué se dice, qué pruebas se dan, más bien que cómo usted lo presenta.

 El argumento convincente depende de razones básicas sólidas. Sus pruebas deben ser convincentes aun si uno fuera a leerlas de un frío papel impreso. Si la cualidad convincente de su discurso depende de la manera en que se presenta y no de los hechos que usted ha usado para establecer su punto, entonces usted tendrá que perfeccionar más esta cualidad para hacer que su argumento sea verdaderamente sólido y sostenido por hechos.

  

Colocando el cimiento para convencer.

Antes de presentar sus argumentos, es necesario colocar un cimiento apropiado. Usted debe hacer claro cuál es el punto que se está considerando. Y es ventajoso establecer un terreno común por medio de dar énfasis a asuntos de importancia en que se concuerda.

En algunos casos es necesario definir claramente los términos. Todo lo que no es 

pertinente debe eliminarse. No se apresure al colocar su cimiento. Hágalo firme, pero no haga del cimiento todo el edificio. Si está refutando un argumento, analice los diferentes puntos que se usan para apoyarlo de modo que pueda hallar los puntos débiles y eso le ayude a determinar la línea de argumentación que seguirá y cómo llegar a la raíz del asunto.

Al preparar su discurso, usted debe tratar de pensar de antemano en cuánto sabe ya su auditorio acerca del asunto que usted trata. Esto determinará a gran grado cuánto cimiento tendrá que colocar antes de entrar realmente en la presentación de sus argumentos.

Para saber más mire nuestro artículo 10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

Mostrar seguridad y confianza al hablar, el buen uso del lenguaje corporal, el buen uso de la voz y la modulación contribuyen de manera sobresaliente a volver a usted y su presentación más interesante. Aunque ésos no son el punto en que estamos trabajando ahora. Siempre haga uso a plenitud de  estas técnicas de oratoria

 

 Pruebas sólidas.

 

Un asunto no está “probado” sencillamente porque usted, como orador, lo crea o declare. Usted tiene que recordar siempre que su auditorio está completamente justificado al preguntar: “¿Por qué es eso cierto?” o, “¿Por qué dice usted que eso es así?” Como orador usted siempre tiene la obligación de poder contestar la pregunta “¿Por qué?”

Las preguntas “¿Cómo?” “¿Quién?” “¿Dónde?” “¿Cuándo?” “¿Qué?” producen solo

hechos e información en respuesta, pero la pregunta “¿Por qué?” produce razones y exige más de usted que solo hechos. Le hace usar su habilidad de pensador. Debido a esto, al preparar su discurso, hágase esa misma pregunta repetidamente: “¿Por qué?” Entonces esté seguro de que puede suministrar las respuestas.

Como refuerzo para declaraciones que usted haga, puede frecuentemente citar a alguien a quien se acepte como autoridad. Eso sencillamente quiere decir que si él lo dijo, debe ser verdad porque a él se le reconoce como alguien que sabe. Eso lo ayudara en su objetivo pues le dará a su auditorio otra  razón para creerlo. A esto se le llama evidencia “testimonial” porque consiste de “testimonio” procedente de un testigo aceptable.

Al producir evidencia testimonial usted debe estar seguro de que su testigo le será aceptable a su auditorio. Esté seguro de los antecedentes de éstas y de cómo se les considerará.

La evidencia circunstancial es la que se da aparte del testimonio. Es evidencia que se basa en deducciones tomadas de hechos más bien que en citas de testigos. Para establecer sus conclusiones y hacer convincente la evidencia circunstancial, usted debe tener suficiente cantidad de hechos y argumentos en apoyo de sus conclusiones.

Si las pruebas que en general usted ofrezca (no necesariamente en orden) son suficientes para satisfacer al auditorio al cual usted habla, habrá logrado su objetivo.

  

 Una advertencia.

 

Toda evidencia debe usarse con honradez. No saque de su contexto una 

cita. Esté seguro de que lo que diga sea exactamente lo que la autoridad que usted cita se propuso decir. Sea específico en sus referencias. Tenga cuidado también con las estadísticas. Si no se presentan apropiadamente, éstas pueden volverse contra uno con resultado devastador. Recuerde al hombre que no podía nadar y que se ahogó en una corriente que como promedio tenía solo un metro de profundidad. Se olvidó del hoyo de tres metros que había en el medio.

 

 Resumen eficaz.

 

Usualmente alguna clase de resumen es esencial para la argumentación convincente. Es una llamada final a la razón, profundizando el aprecio a los argumentos que se han usado. Un resumen no debe ser sencillamente declarar nuevamente los hechos, aunque básicamente es sencillamente un asunto de “puesto que esto es así, y puesto que aquello es así, por lo tanto concluimos . . .” Este aspecto tiene el propósito de enlazar todos los puntos y llevarlos a una conclusión. Muchas veces es el resumen eficaz lo que comunica los argumentos de modo que de veras convenzan.

Aunque los argumentos que usted use en un discurso sean sólidos, no basta con simplemente declarar los hechos. Debe presentarlos de tal manera que ayude a su auditorio a razonar, a entender sus argumentos y a llegar a las mismas conclusiones a las que usted ha llegado. Esto es lo que implica convencer a su auditorio.

Para saber más mire nuestros artículos Como Hacer una Buena Conclusión

Cuando esté presentando algún argumento, esté seguro de señalar  claramente cómo  les afecta la cuestión que se considera en su presentación. También incluya la implantación de motivos en la presentación, instando a sus escuchas a tomar acción que sea consistente con los hechos que se han presentado. Si verdaderamente han sido convencidos por lo que usted dijo, estarán dispuestos a actuar.

Convencer a su auditorio, entonces, significa usar las técnicas necesarias para ayudar a su auditorio a entender su argumento, llegar a sus conclusiones y actuar conforme a ellas.

  

Técnicas de oratoria: Como convencer a su auditorio

Cuando usted habla, espera que su auditorio le escuche, pero eso no es todo. Usted también quisiera que ellos aceptaran los argumentos que usted presenta y actuaran conforme a ellos. Esto lo harán si usted los logra convencer de la veracidad de lo que usted dice y como les afecta.

 Convencer significa satisfacer por pruebas. Pero las pruebas solas no bastan siempre. Generalmente se necesita argumento en apoyo de ellas. Por lo tanto, el convencer por argumento envuelve tres factores básicos: 

  • Las pruebas mismas.
  • La secuencia o el orden en que se presentan las pruebas.
  • La manera y métodos que se usan al presentarlas.

En este artículo, vamos a considerar qué se dice, qué pruebas se dan, más bien que cómo usted lo presenta.

 El argumento convincente depende de razones básicas sólidas. Sus pruebas deben ser convincentes aun si uno fuera a leerlas de un frío papel impreso. Si la cualidad convincente de su discurso depende de la manera en que se presenta y no de los hechos que usted ha usado para establecer su punto, entonces usted tendrá que perfeccionar más esta cualidad para hacer que su argumento sea verdaderamente sólido y sostenido por hechos.

  

Colocando el cimiento para convencer.

Antes de presentar sus argumentos, es necesario colocar un cimiento apropiado. Usted debe hacer claro cuál es el punto que se está considerando. Y es ventajoso establecer un terreno común por medio de dar énfasis a asuntos de importancia en que se concuerda.

En algunos casos es necesario definir claramente los términos. Todo lo que no es 

pertinente debe eliminarse. No se apresure al colocar su cimiento. Hágalo firme, pero no haga del cimiento todo el edificio. Si está refutando un argumento, analice los diferentes puntos que se usan para apoyarlo de modo que pueda hallar los puntos débiles y eso le ayude a determinar la línea de argumentación que seguirá y cómo llegar a la raíz del asunto.

Al preparar su discurso, usted debe tratar de pensar de antemano en cuánto sabe ya su auditorio acerca del asunto que usted trata. Esto determinará a gran grado cuánto cimiento tendrá que colocar antes de entrar realmente en la presentación de sus argumentos.

Para saber más mire nuestro artículo 10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

Mostrar seguridad y confianza al hablar, el buen uso del lenguaje corporal, el buen uso de la voz y la modulación contribuyen de manera sobresaliente a volver a usted y su presentación más interesante. Aunque ésos no son el punto en que estamos trabajando ahora. Siempre haga uso a plenitud de  estas técnicas de oratoria

 

 Pruebas sólidas.

 

Un asunto no está “probado” sencillamente porque usted, como orador, lo crea o declare. Usted tiene que recordar siempre que su auditorio está completamente justificado al preguntar: “¿Por qué es eso cierto?” o, “¿Por qué dice usted que eso es así?” Como orador usted siempre tiene la obligación de poder contestar la pregunta “¿Por qué?”

Las preguntas “¿Cómo?” “¿Quién?” “¿Dónde?” “¿Cuándo?” “¿Qué?” producen solo

hechos e información en respuesta, pero la pregunta “¿Por qué?” produce razones y exige más de usted que solo hechos. Le hace usar su habilidad de pensador. Debido a esto, al preparar su discurso, hágase esa misma pregunta repetidamente: “¿Por qué?” Entonces esté seguro de que puede suministrar las respuestas.

Como refuerzo para declaraciones que usted haga, puede frecuentemente citar a alguien a quien se acepte como autoridad. Eso sencillamente quiere decir que si él lo dijo, debe ser verdad porque a él se le reconoce como alguien que sabe. Eso lo ayudara en su objetivo pues le dará a su auditorio otra  razón para creerlo. A esto se le llama evidencia “testimonial” porque consiste de “testimonio” procedente de un testigo aceptable.

Al producir evidencia testimonial usted debe estar seguro de que su testigo le será aceptable a su auditorio. Esté seguro de los antecedentes de éstas y de cómo se les considerará.

La evidencia circunstancial es la que se da aparte del testimonio. Es evidencia que se basa en deducciones tomadas de hechos más bien que en citas de testigos. Para establecer sus conclusiones y hacer convincente la evidencia circunstancial, usted debe tener suficiente cantidad de hechos y argumentos en apoyo de sus conclusiones.

Si las pruebas que en general usted ofrezca (no necesariamente en orden) son suficientes para satisfacer al auditorio al cual usted habla, habrá logrado su objetivo.

  

 Una advertencia.

 

Toda evidencia debe usarse con honradez. No saque de su contexto una 

cita. Esté seguro de que lo que diga sea exactamente lo que la autoridad que usted cita se propuso decir. Sea específico en sus referencias. Tenga cuidado también con las estadísticas. Si no se presentan apropiadamente, éstas pueden volverse contra uno con resultado devastador. Recuerde al hombre que no podía nadar y que se ahogó en una corriente que como promedio tenía solo un metro de profundidad. Se olvidó del hoyo de tres metros que había en el medio.

 

 Resumen eficaz.

 

Usualmente alguna clase de resumen es esencial para la argumentación convincente. Es una llamada final a la razón, profundizando el aprecio a los argumentos que se han usado. Un resumen no debe ser sencillamente declarar nuevamente los hechos, aunque básicamente es sencillamente un asunto de “puesto que esto es así, y puesto que aquello es así, por lo tanto concluimos . . .” Este aspecto tiene el propósito de enlazar todos los puntos y llevarlos a una conclusión. Muchas veces es el resumen eficaz lo que comunica los argumentos de modo que de veras convenzan.

Aunque los argumentos que usted use en un discurso sean sólidos, no basta con simplemente declarar los hechos. Debe presentarlos de tal manera que ayude a su auditorio a razonar, a entender sus argumentos y a llegar a las mismas conclusiones a las que usted ha llegado. Esto es lo que implica convencer a su auditorio.

Para saber más mire nuestros artículos Como Hacer una Buena Conclusión

Cuando esté presentando algún argumento, esté seguro de señalar  claramente cómo  les afecta la cuestión que se considera en su presentación. También incluya la implantación de motivos en la presentación, instando a sus escuchas a tomar acción que sea consistente con los hechos que se han presentado. Si verdaderamente han sido convencidos por lo que usted dijo, estarán dispuestos a actuar.

Convencer a su auditorio, entonces, significa usar las técnicas necesarias para ayudar a su auditorio a entender su argumento, llegar a sus conclusiones y actuar conforme a ellas.

  

COMO MEJORAR LA SEGURIDAD Y CONFIANZA AL HABLAR

COMO MEJORAR LA SEGURIDAD Y CONFIANZA AL HABLAR

Hablar con seguridad y confianza  implica hablar  de manera que muestre que está plenamente convencido de la veracidad e importancia de lo que dice.

 

Como hablar con seguridad y confianza

 

Su confianza  anima a los oyentes a tomarse en serio lo que les dice y a obrar en consecuencia. Cuando  alguien habla con confianza, los demás ven que cree firmemente en lo que dice.

Al expresarse con seguridad y confianza  no debemos sonar  obstinado, dogmático o arrogante. Sino comcomo mejorar la seguridad al hablar en publico o alguien que cree
realmente en lo que dice, en vez de como alguien que espera cambiar a las demás personas para conseguir su validación y aprobación.

Las personas suelen fijarse no solo en lo que dice, sino también en como lo dice. Perciben lo que en realidad piensa sobre el tema que está desarrollando. Su seguridad y confianza  puede indicar, con más fuerza qué solo las palabras, que tiene algo de gran valor que comunicarles.

 

COMO LOGRARLO

 

  • Habla Con un sentimiento que sea propio para el tema.
  • Utiliza un lenguaje que refleje tu confianza.
  • Conoce el tema que expones.
  • Conoce a tu público.

 

Habla con un sentimiento que sea propio para el tema

 

Tal como en el caso del entusiasmo, la manifestación de afecto y de otros sentimientos depende en buena parte de lo que se dice. Los sentimientos son una parte esencial de la naturaleza humana pero  si no lo reflejamos en la forma de expresarnos, quienes nos escuchan pueden dudar de nuestra seguridad al hablar de un tema y  si queremos que nuestra forma de leer y hablar en público sea eficaz, tenemos que pensar no solo en las palabras y las ideas, sino también en el sentimiento que debe acompañarlas.

 

Utiliza un lenguaje corporal  que refleje tu convicción.

 

Las ideas y los sentimientos no solo se comunican   con la voz, sino también con los gestos. Si estos no se utilizan bien, puede transmitirse una imagen de indiferencia, pero si se combinan armoniosamente con las palabras, la exposición resulta mucho más eficaz. Muchas personas piensan que pueden a prender los ademanes y gestos que harán de los libros. Pero usted no tuvo que estudiar para poder reír o mostrarse seguro. De igual modo, los ademanes deben ser una expresión natural de lo que sientes. Cuantos más espontáneos sean, mejor.

 

Conoce el tema que expones

 

Ya que en la confianza  están implicados sus sentimientos acerca de lo que dice, la buena preparación es la clave. No basta con sencillamente copiar fragmentos de una publicación y luego recitarlos: es preciso que entienda el tema con claridad y sea capaz de explicarlo con sus propias palabras. Debe estar plenamente convencido de su veracidad y de su valor para el auditorio.conoce lo que estudias

Esto supone que, al preparar la exposición, tenga en cuenta las circunstancias de los oyentes, así como lo que ya saben del tema o lo que piensan sobre él. Si habla con fluidez, será más fácil que el auditorio perciba su confianza. Por tanto, además de preparar la información que resulte adecuada, ensaye con ahínco la exposición misma. Preste especial atención a aquellas secciones que requieran más entusiasmo, de modo que pueda presentarlas sin depender demasiado de las notas

 

Conoce a tu público.

 

Conocer a quiénes les hablas puede ayudarte mucho a hablar con seguridad y  confianza. Si vas a dirigirte a un público numeroso, es importante saber de dónde vienen, cuáles son sus edades y conocimientos generales sobre tu tema. Esto podrá ayudarte a elaborar tu discurso como corresponde. Si vas a hablar con un puñado de personas, conocer tanto como sea posible acerca de ellas (sus creencias políticas, sentidos del humor, etc.) podrá ayudarte a decir las cosas correctas (y evitar decir las incorrectas).

Por sseguridad y confianza upuesto, la confianza  que demostramos debe ser genuina. Si los oyentes perciben que fingimos y no hablamos con sinceridad, es probable que lleguen a la conclusión de que nuestro mensaje carece De sustancia. Por lo tanto, sobre todo, sea usted mismo. Dependiendo del tamaño del auditorio, quizá tenga que imprimir a sus palabras más volumen e intensidad que de costumbre. Sin embargo, procure Expresarse siempre con sinceridad y naturalidad para así al mismo tiempo expresar seguridad y confianza.