Cómo verse bien en una videollamada

Cómo verse bien en una videollamada

Cómo verse bien en una videollamada

Debido a las nuevas circunstancias mundiales provocadas por el COVID-19, es fundamental aprender como verse bien en una videollamada sea con amigos, familiares, escuela o negocios.

Puedes lograr que tus videollamadas parezcan producción de tv y siempre verte bien siempre porque nunca sabes cuándo alguien va a hacer una captura de pantalla.

Para más ver: 6 consejos para tener éxito al estudiar a distancia

 ¿Cómo verse mejor en una videollamada? Con algunos trucos muy sencillos.

1- Cámara bien posicionada:

Algo imprescindible es la ubicación de la cámara para que esta tome el rostro de manera completa. Lo ideal es buscar una posición a la altura de los ojos. El usuario se puede ayudar con bloques improvisados debajo del equipo para que el enfoque sea mejor. El objetivo es que las personas que participan en la videollamada no se distraigan con la mirada del usuario, que puede subir o bajar si no está equilibrada.  La cámara debe situarse a la altura de los ojos pero que se vea aproximadamente, hasta el tercer botón de la camisa.

Evite por todos los medios tener el dispositivo en su mano, lo recomendable si va usar un teléfono móvil es usar un trípode, sino tiene una a mano improvise algo, quizás con unos libros para que el dispositivo no se mueva y como mencionamos antes quede a la altura de los ojos.

2- Luz:

La iluminación es clave en el desarrollo de una buena videollamada. Esto permite que el rostro del usuario se vea detalladamente y con él, su gestualidad.

Si la luz estuviera detrás de nosotros y enfrentando la cámara, provocaríamos lo que se conoce como contraluz y solo se vería nuestra silueta negra. Una luz lateral proyectará sombras en la cara que hará que parezca mucho más agresiva. Lo mejor es emplear una luz difusa, por ejemplo, rebotada en la pared y, a ser posible, frontal. detrás de la pantalla del ordenador.

Mucho cuidado con la distancia a la que ponemos la luz y su intensidad. Si está muy cerca de nuestra cara o es demasiado fuerte, en la cámara aparecerán zonas en blanco que, en realidad, no son blancas. Es lo que se conoce como “quemado”. Busca el balance de la luz para que la cámara registre los colores lo más naturales posibles.

3- El Look

La idea es vestirse de la misma manera que si fueras a una cita presencial. Por ejemplo, si tienes una reunión importante con tu jefe, quizá te conviene sacar el traje y la corbata; o, si los códigos de tu oficina son más relajados, una blazer y una camisa con el cuello abierto serán más que suficiente. Si la reunión es con tus amigos, la sudadera es la perfecta sustituta del pijama.

Evita accesorios que generan ruidos, por ejemplo, pulseras que chocan entre sí, solo serán un elemento distractor.

Si una mujer decide usar maquillaje, conviene que lo resalte un poco más de lo que haría habitualmente a través de la cámara se ve menos que en persona, pero, no abuses con un maquillaje muy llamativo ni como si fueras a una discoteca. ¡Y vístase de la cabeza a los pies! No dé por hecho que solo se verá el torso. ¿Qué ocurre si va en pantalones cortos y se tiene que levantar durante la charla?

¿Qué colores usar en la ropa en una videollamada?  

Evita los estampados con motivos y patrones repetitivos o pequeños, pueden provocar el llamado efecto moiré, que es incomodísimo. Yo tengo algunas corbatas que me encantan, pero que trato de evitar si voy a realizar una videoconferencia. Y cuidado con llevar una camisa blanca sobre un fondo blanco parecerá que tenemos una cabeza flotante.

Conviene elegir colores claros, no muy llamativos y que destaquen sobre el fondo. Hay quien sugiere que nos fijemos en cómo van vestidos los presentadores de la tv, los colores que ellos emplean funcionan bien en cámara.

Piensa en tu ropa y el color de fondo para crear un contraste visual.

4- Espacio tranquilo:

Una de las partes menos consideradas, pero más primordiales de las videoconferencias es el lugar donde se llevará a cabo.

Un perdón, ¿puede repetir? funciona una vez. Pero si la conversación se acaba reduciendo a la frase ¿me oyes ahora? será difícil remontar. Y desde ambos lados de la pantalla surgirán los nervios. Para evitar posibles ruidos externos, es recomendable usar auriculares con micrófono incorporado para que el proceso se desarrolle con mayor pureza.

Y, por supuesto, evite toda interrupción. Si vives con alguien, ¡avísales! A veces te encuentras con que aparece alguien detrás de la pantalla. Aunque no sean factores definitivos, sí influirán en la impresión que cause el candidato. También hay que evitar elementos que den mucha información sobre nosotros, especialmente si pueden ser conflictivos. Usar un fondo lo más neutro posible.

5- Lenguaje Corporal

Ten presente que, aunque no estés hablando, la gente te está viendo por lo que siempre debes comportarte, presta mucha atención a su lenguaje corporal.

Evita el multitasking

Bostezar, jugar con plumas, fumar, comer o mascar chicle. Es muy notorio cuando alguien que está participando en una videoconferencia está haciendo varias cosas a la vez y resulta sumamente molesto enviarás una señal de aburrimiento, ansiedad o incluso una falta de respeto.

– Cuida tu postura.

No te sientes como si estuvieras en el sillón de tu casa, sino como si estuvieras en una reunión presente de negocios. Ponte derecho y acomoda los brazos sobre la mesa, haz que tus manos estén visibles.

Es sugerible que haya un ligero escorzo hacia la cámara, pero no estar muy pegados a ella para que permita observar nuestro lenguaje corporal.

– Tu voz y lenguaje.

No exagere, pero muéstrese algo más entusiasta y sonriente de lo que haría en un encuentro cara a cara. Alce un poco la voz que se le oiga alto y claro.

Trate de no hacer chistes, debido a que está comprobado que las bromas por videollamadas son 30 por ciento menos graciosas que en persona. También es importante mantener hidratación cerca, como agua, té, zumos o un café… que ayuden si la llamada se alarga.

Es muy habitual que el sonido llegue con un ligero retraso. Espere unos segundos antes de responder, para asegurarse de que el emisor ha terminado la frase.

– Dónde ver.

Aunque en el contacto real es esencial ver al interlocutor directamente a los ojos, en videoconferencia debes considerar la “diferencia focal”. Cuando hables, debes ver a la cámara; cuando no, ve a la pantalla de tu computadora o dispositivo.

6- Hacer pruebas y tener un plan B:

Como en cualquier evento, es indispensable hacer pruebas horas o días antes de la presentación. Esto garantiza que cada detalle sea cubierto y se puedan solventar posibles contratiempos antes del día final. También se puede verificar la conexión WiFi para saber si está estable o debes mejorar la señal de Internet. Avisa previamente o coloca un papel en la puerta, pidiendo silencio. Revisa tu aspecto. Si lo has hecho antes ya sabes cómo te verás cuando te conectes.

En estas reuniones virtuales siempre puede ocurrir algo que interrumpa la transmisión. Es aconsejable contar con otro portátil o móvil con la misma herramienta usada para hacer la videollamada. Así, en caso de la primera fallar se tiene otra a disposición inmediata otra para solucionarlo.

Se tú mismo/a

Al final las videollamadas son interacciones con gente, pero a través de una pantalla. Simplemente no hagas nada que no harías en una reunión en persona.

Cómo verse bien en una videollamada

Debido a las nuevas circunstancias mundiales provocadas por el COVID-19, es fundamental aprender como verse bien en una videollamada sea con amigos, familiares, escuela o negocios.

Puedes lograr que tus videollamadas parezcan producción de tv y siempre verte bien siempre porque nunca sabes cuándo alguien va a hacer una captura de pantalla.

Para más ver: 6 consejos para tener éxito al estudiar a distancia

 ¿Cómo verse mejor en una videollamada? Con algunos trucos muy sencillos.

1- Cámara bien posicionada:

Algo imprescindible es la ubicación de la cámara para que esta tome el rostro de manera completa. Lo ideal es buscar una posición a la altura de los ojos. El usuario se puede ayudar con bloques improvisados debajo del equipo para que el enfoque sea mejor. El objetivo es que las personas que participan en la videollamada no se distraigan con la mirada del usuario, que puede subir o bajar si no está equilibrada.  La cámara debe situarse a la altura de los ojos pero que se vea aproximadamente, hasta el tercer botón de la camisa.

Evite por todos los medios tener el dispositivo en su mano, lo recomendable si va usar un teléfono móvil es usar un trípode, sino tiene una a mano improvise algo, quizás con unos libros para que el dispositivo no se mueva y como mencionamos antes quede a la altura de los ojos.

2- Luz:

La iluminación es clave en el desarrollo de una buena videollamada. Esto permite que el rostro del usuario se vea detalladamente y con él, su gestualidad.

Si la luz estuviera detrás de nosotros y enfrentando la cámara, provocaríamos lo que se conoce como contraluz y solo se vería nuestra silueta negra. Una luz lateral proyectará sombras en la cara que hará que parezca mucho más agresiva. Lo mejor es emplear una luz difusa, por ejemplo, rebotada en la pared y, a ser posible, frontal. detrás de la pantalla del ordenador.

Mucho cuidado con la distancia a la que ponemos la luz y su intensidad. Si está muy cerca de nuestra cara o es demasiado fuerte, en la cámara aparecerán zonas en blanco que, en realidad, no son blancas. Es lo que se conoce como “quemado”. Busca el balance de la luz para que la cámara registre los colores lo más naturales posibles.

3- El Look

La idea es vestirse de la misma manera que si fueras a una cita presencial. Por ejemplo, si tienes una reunión importante con tu jefe, quizá te conviene sacar el traje y la corbata; o, si los códigos de tu oficina son más relajados, una blazer y una camisa con el cuello abierto serán más que suficiente. Si la reunión es con tus amigos, la sudadera es la perfecta sustituta del pijama.

Evita accesorios que generan ruidos, por ejemplo, pulseras que chocan entre sí, solo serán un elemento distractor.

Si una mujer decide usar maquillaje, conviene que lo resalte un poco más de lo que haría habitualmente a través de la cámara se ve menos que en persona, pero, no abuses con un maquillaje muy llamativo ni como si fueras a una discoteca. ¡Y vístase de la cabeza a los pies! No dé por hecho que solo se verá el torso. ¿Qué ocurre si va en pantalones cortos y se tiene que levantar durante la charla?

¿Qué colores usar en la ropa en una videollamada?  

Evita los estampados con motivos y patrones repetitivos o pequeños, pueden provocar el llamado efecto moiré, que es incomodísimo. Yo tengo algunas corbatas que me encantan, pero que trato de evitar si voy a realizar una videoconferencia. Y cuidado con llevar una camisa blanca sobre un fondo blanco parecerá que tenemos una cabeza flotante.

Conviene elegir colores claros, no muy llamativos y que destaquen sobre el fondo. Hay quien sugiere que nos fijemos en cómo van vestidos los presentadores de la tv, los colores que ellos emplean funcionan bien en cámara.

Piensa en tu ropa y el color de fondo para crear un contraste visual.

4- Espacio tranquilo:

Una de las partes menos consideradas, pero más primordiales de las videoconferencias es el lugar donde se llevará a cabo.

Un perdón, ¿puede repetir? funciona una vez. Pero si la conversación se acaba reduciendo a la frase ¿me oyes ahora? será difícil remontar. Y desde ambos lados de la pantalla surgirán los nervios. Para evitar posibles ruidos externos, es recomendable usar auriculares con micrófono incorporado para que el proceso se desarrolle con mayor pureza.

Y, por supuesto, evite toda interrupción. Si vives con alguien, ¡avísales! A veces te encuentras con que aparece alguien detrás de la pantalla. Aunque no sean factores definitivos, sí influirán en la impresión que cause el candidato. También hay que evitar elementos que den mucha información sobre nosotros, especialmente si pueden ser conflictivos. Usar un fondo lo más neutro posible.

5- Lenguaje Corporal

Ten presente que, aunque no estés hablando, la gente te está viendo por lo que siempre debes comportarte, presta mucha atención a su lenguaje corporal.

Evita el multitasking

Bostezar, jugar con plumas, fumar, comer o mascar chicle. Es muy notorio cuando alguien que está participando en una videoconferencia está haciendo varias cosas a la vez y resulta sumamente molesto enviarás una señal de aburrimiento, ansiedad o incluso una falta de respeto.

– Cuida tu postura.

No te sientes como si estuvieras en el sillón de tu casa, sino como si estuvieras en una reunión presente de negocios. Ponte derecho y acomoda los brazos sobre la mesa, haz que tus manos estén visibles.

Es sugerible que haya un ligero escorzo hacia la cámara, pero no estar muy pegados a ella para que permita observar nuestro lenguaje corporal.

– Tu voz y lenguaje.

No exagere, pero muéstrese algo más entusiasta y sonriente de lo que haría en un encuentro cara a cara. Alce un poco la voz que se le oiga alto y claro.

Trate de no hacer chistes, debido a que está comprobado que las bromas por videollamadas son 30 por ciento menos graciosas que en persona. También es importante mantener hidratación cerca, como agua, té, zumos o un café… que ayuden si la llamada se alarga.

Es muy habitual que el sonido llegue con un ligero retraso. Espere unos segundos antes de responder, para asegurarse de que el emisor ha terminado la frase.

– Dónde ver.

Aunque en el contacto real es esencial ver al interlocutor directamente a los ojos, en videoconferencia debes considerar la “diferencia focal”. Cuando hables, debes ver a la cámara; cuando no, ve a la pantalla de tu computadora o dispositivo.

6- Hacer pruebas y tener un plan B:

Como en cualquier evento, es indispensable hacer pruebas horas o días antes de la presentación. Esto garantiza que cada detalle sea cubierto y se puedan solventar posibles contratiempos antes del día final. También se puede verificar la conexión WiFi para saber si está estable o debes mejorar la señal de Internet. Avisa previamente o coloca un papel en la puerta, pidiendo silencio. Revisa tu aspecto. Si lo has hecho antes ya sabes cómo te verás cuando te conectes.

En estas reuniones virtuales siempre puede ocurrir algo que interrumpa la transmisión. Es aconsejable contar con otro portátil o móvil con la misma herramienta usada para hacer la videollamada. Así, en caso de la primera fallar se tiene otra a disposición inmediata otra para solucionarlo.

Se tú mismo/a

Al final las videollamadas son interacciones con gente, pero a través de una pantalla. Simplemente no hagas nada que no harías en una reunión en persona.

Técnicas de oratoria esenciales para hablar con liderazgo

Técnicas de oratoria esenciales para hablar con liderazgo

Técnicas de oratoria esenciales para hablar con liderazgo

¿Desea lograr influencia e impacto en sus propias presentaciones? Descubra cómo crear credibilidad y confianza, use lenguaje corporal para respaldar su mensaje y desbloquee sus talentos naturales como comunicador y líder.

Para más visite nuestra sección TECNICAS DE ORATORIA

Las 5 técnicas para hablar con liderazgo

En este artículo, analizo 5 técnicas de oratoria esenciales para hablar como líder. También encontrará ejemplos de excelentes oradores que ejemplifican estas técnicas, y enlaces a discursos que dieron que muestran esos enfoques en acción. 

Aunque cada uno de estos oradores es una figura histórica que habló en un escenario nacional, las técnicas son las mismas que puede usar en reuniones, discursos y presentaciones de todo tipo. ¡Lea, disfrute y cambie su propio mundo!

1.    Conozca a su audiencia.

 

 Sojourner Truth Los oradores comunes entregan información. Los líderes combinan información con las necesidades y deseos de otras personas que comparten su visión. La persuasión, la iluminación y la inspiración requieren comprometer no solo a las mentes sino también a los corazones de los oyentes. 

El deseo de liderar es el deseo de servir a los demás.

En ninguna parte esto es más evidente que en el discurso de Sojourner Truth “¿No soy yo una mujer?«, Una charla «ahora reconocida como uno de los discursos más famosos sobre el abolicionismo y los derechos de las mujeres en la historia estadounidense». Hablando en 1851 en Rights Convention en Akron, Ohio, esta ex esclava utiliza el lenguaje más simple imaginable para afirmar su propia dignidad humana, y para agregar su voz a un nuevo clamor por la libertad que resuena con un poder cada vez mayor en todo Estados Unidos.

 Lea el discurso aquí mismo. 

2.    Un mensaje claro, conciso y consistente.

El 19 de noviembre de 1863, en una ceremonia a la vez cívica, militar y espiritual, el famoso orador Edward Everett habló durante dos horas en la dedicación de un cementerio de la Unión durante la Guerra Civil estadounidense. El siguiente orador, el presidente Abraham Lincoln, habló durante dos minutos. Pronunció diez oraciones que consistían en 271 palabras. Y sin embargo, el discurso de Lincoln es el que recordamos: «… que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá de la tierra». 

Claro, conciso, consistente.

 

3.    Use su voz.

La voz física de un líder no es el volumen y la proyección, o incluso la hermosa resonancia a la que respondemos con mayor fuerza. Mucho más importante es la singularidad y el coraje encarnado en esa voz. 

En Martin Luther King, Jr., escuchamos todos esos atributos junto con otro: el poder y la cadencia de la tradición de la predicación. Por supuesto, desarrolle el poder físico de su voz. Pero preste cuidadosa atención a la honestidad y la confianza que deberían surgir de su propio estilo único. Ese es el camino hacia la credibilidad real, un atributo que ningún líder puede prescindir. Vea un video clip del discurso más famoso de Martin Luther King, «I Have a Dream». 

Aprende otras formas de mejorar tu voz a la hora de hablar en público mirando el artículo Técnicas De La Oratoria: La Voz

 

4.    Use el lenguaje corporal.

¿Alguna vez te preguntaste por qué los discursos de un líder dinámico se queman en nuestra conciencia? Las palabras que escuchamos y nuestra respuesta emocional son ciertamente factores. Pero también lo es lo que vemos. Los líderes no solo suenan poderosos; se ven poderosos también. 

Para mejorar tu oratoria, hablar y verte con liderazgo aprende  Las 5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal. 

Recuerda que los movimientos y gestos importan pero también lo hacen las pausas y el silencio, el tiempo y una conciencia de las señales no verbales que la audiencia está enviando a su manera. Un maestro en el uso de la comunicación no verbal para el liderazgo fue Ronald Reagan. Curiosamente, Reagan no era muy buen  actor. Pero perfeccionó su oficio para el papel de su vida como el presidente estadounidense, una parte que jugó a la perfección. Aquí está en video, en su discurso del «Muro de Berlín» en la Puerta de Brandenburgo en Berlín Occidental el 12 de junio de 1987.

5.   Apunte a la acción. 

 

En el apogeo de la «carrera espacial» de Estados Unidos con la Unión Soviética en mayo de 1961, el presidente John F. Kennedy habló en una sesión conjunta del Congreso. En ese discurso, declaró con valentía: «Creo que esta nación debería comprometerse a alcanzar la meta, antes de que termine esta década, de desembarcar a un hombre en la Luna y devolverlo a salvo a la Tierra». Esa declaración fue ciertamente audaz, teniendo en cuenta qué tan detrás de los soviéticos estaba EEUU en la carrera espacial. 

Sin embargo, logramos ese objetivo el 20 de julio de 1969, el día en que Neil Armstrong caminó en la luna. Como líder, debe seguir el ejemplo de Kennedy al apuntar a la acción de sus oyentes. Es una de las mejores maneras, a veces la única, de medir el éxito de tus discursos y presentaciones. Usar las cinco técnicas anteriores combinará una comprensión de su audiencia, sus habilidades de entrega y un mensaje vital dirigido a llevar a su audiencia a la acción. 

  

Técnicas de oratoria esenciales para hablar con liderazgo

¿Desea lograr influencia e impacto en sus propias presentaciones? Descubra cómo crear credibilidad y confianza, use lenguaje corporal para respaldar su mensaje y desbloquee sus talentos naturales como comunicador y líder.

Para más visite nuestra sección TECNICAS DE ORATORIA

Las 5 técnicas para hablar con liderazgo

En este artículo, analizo 5 técnicas de oratoria esenciales para hablar como líder. También encontrará ejemplos de excelentes oradores que ejemplifican estas técnicas, y enlaces a discursos que dieron que muestran esos enfoques en acción. 

Aunque cada uno de estos oradores es una figura histórica que habló en un escenario nacional, las técnicas son las mismas que puede usar en reuniones, discursos y presentaciones de todo tipo. ¡Lea, disfrute y cambie su propio mundo!

1.    Conozca a su audiencia.

 Sojourner Truth Los oradores comunes entregan información. Los líderes combinan información con las necesidades y deseos de otras personas que comparten su visión. La persuasión, la iluminación y la inspiración requieren comprometer no solo a las mentes sino también a los corazones de los oyentes. 

El deseo de liderar es el deseo de servir a los demás.

En ninguna parte esto es más evidente que en el discurso de Sojourner Truth “¿No soy yo una mujer?«, Una charla «ahora reconocida como uno de los discursos más famosos sobre el abolicionismo y los derechos de las mujeres en la historia estadounidense». Hablando en 1851 en Rights Convention en Akron, Ohio, esta ex esclava utiliza el lenguaje más simple imaginable para afirmar su propia dignidad humana, y para agregar su voz a un nuevo clamor por la libertad que resuena con un poder cada vez mayor en todo Estados Unidos.

 Lea el discurso aquí mismo. 

2.    Un mensaje claro, conciso y consistente.

El 19 de noviembre de 1863, en una ceremonia a la vez cívica, militar y espiritual, el famoso orador Edward Everett habló durante dos horas en la dedicación de un cementerio de la Unión durante la Guerra Civil estadounidense. El siguiente orador, el presidente Abraham Lincoln, habló durante dos minutos. Pronunció diez oraciones que consistían en 271 palabras. Y sin embargo, el discurso de Lincoln es el que recordamos: «… que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá de la tierra». 

Claro, conciso, consistente.

 

3.    Use su voz.

La voz física de un líder no es el volumen y la proyección, o incluso la hermosa resonancia a la que respondemos con mayor fuerza. Mucho más importante es la singularidad y el coraje encarnado en esa voz. 

En Martin Luther King, Jr., escuchamos todos esos atributos junto con otro: el poder y la cadencia de la tradición de la predicación. Por supuesto, desarrolle el poder físico de su voz. Pero preste cuidadosa atención a la honestidad y la confianza que deberían surgir de su propio estilo único. Ese es el camino hacia la credibilidad real, un atributo que ningún líder puede prescindir. Vea un video clip del discurso más famoso de Martin Luther King, «I Have a Dream». 

Aprende otras formas de mejorar tu voz a la hora de hablar en público mirando el artículo Técnicas De La Oratoria: La Voz

 

4.    Use el lenguaje corporal.

¿Alguna vez te preguntaste por qué los discursos de un líder dinámico se queman en nuestra conciencia? Las palabras que escuchamos y nuestra respuesta emocional son ciertamente factores. Pero también lo es lo que vemos. Los líderes no solo suenan poderosos; se ven poderosos también. 

Para mejorar tu oratoria, hablar y verte con liderazgo aprende  Las 5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal. 

Recuerda que los movimientos y gestos importan pero también lo hacen las pausas y el silencio, el tiempo y una conciencia de las señales no verbales que la audiencia está enviando a su manera. Un maestro en el uso de la comunicación no verbal para el liderazgo fue Ronald Reagan. Curiosamente, Reagan no era muy buen  actor. Pero perfeccionó su oficio para el papel de su vida como el presidente estadounidense, una parte que jugó a la perfección. Aquí está en video, en su discurso del «Muro de Berlín» en la Puerta de Brandenburgo en Berlín Occidental el 12 de junio de 1987.

5.   Apunte a la acción. 

 

En el apogeo de la «carrera espacial» de Estados Unidos con la Unión Soviética en mayo de 1961, el presidente John F. Kennedy habló en una sesión conjunta del Congreso. En ese discurso, declaró con valentía: «Creo que esta nación debería comprometerse a alcanzar la meta, antes de que termine esta década, de desembarcar a un hombre en la Luna y devolverlo a salvo a la Tierra». Esa declaración fue ciertamente audaz, teniendo en cuenta qué tan detrás de los soviéticos estaba EEUU en la carrera espacial. 

Sin embargo, logramos ese objetivo el 20 de julio de 1969, el día en que Neil Armstrong caminó en la luna. Como líder, debe seguir el ejemplo de Kennedy al apuntar a la acción de sus oyentes. Es una de las mejores maneras, a veces la única, de medir el éxito de tus discursos y presentaciones. Usar las cinco técnicas anteriores combinará una comprensión de su audiencia, sus habilidades de entrega y un mensaje vital dirigido a llevar a su audiencia a la acción.