5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

De todas las habilidades de comunicación disponibles para usted como orador público, ¿Qué tan importante es el lenguaje corporal? 

La respuesta: Tan importante que con el puede dar vida a su discurso o por el contrario matarlo. De las entrevistas de trabajo a las apariciones de alto riesgo, el público lo juzga de acuerdo a lo que usted les muestra. Para construir su credibilidad, presencia e influencia, le hemos preparado estos consejos.

Técnicas para mejorar el lenguaje corporal 

Considere que el visual más importante que puede mostrar a una audiencia es usted mismo. Agregue el hecho de que su voz se produce físicamente. ¿El resultado? La forma en que usted mira y suena son enormemente importantes en cuanto a si tiene éxito como orador. Y eso incluye las respuestas físicas de su audiencia a usted, que son en gran parte subconscientes.

El lenguaje corporal es un elemento clave de oratoria y de prácticamente todo momento de la vida Los gestos, las miradas y los silencios son elementos de la comunicación que a veces pueden llegar a transmitir más que las palabras.

A continuación, se presentan 5 técnicas para mejorarlo.  

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice  

Peter Drucker

 1- Ademanes y gestos.

Cuando se trata de usar el lenguaje corporal, usted debe preguntarse: «¿Cómo puedo usar los ademanes y los gestos para ser eficaz en mi presentación?» Una fórmula fácil de recordar, que le ayudará a evitar la audiencia soñolienta.

  • Sonría: Una sonrisa cálida confirma nuestra seguridad y establece una conexión con el público, pero un semblante inexpresivo puede suscitar dudas en quienes nos escuchan respecto a nuestra seguridad y sinceridad. 
  • Naturalidad: Los ademanes y gestos más efectivos son los que surgen con naturalidad. Fíjese en cómo gesticulan otras personas, pero no las imite hasta el menor detalle. 
  • Siéntalo: Familiarícese bien con el contenido de su exposición. Siéntalo, visualícelo, y entonces utilice la voz, las manos y el rostro para expresarlo.

Lea el articulo anterior Uso de Ademanes y Gestos en la Oratoria.  

2. Uso del espacio.

Cuando hablas en público, una cierta cantidad de espacio en el escenario es tuyo por derecho. Usted debe reclamarlo! Los líderes saben cómo proyectar el poder por la forma en que se mantienen y se mueven; Y por supuesto, cuando hablas en público, eres un líder.

Aprenda cómo ocupar el espacio de una manera que proclame que usted está cómodo. Nada demuestra confianza y seguridad como un  orador que está a gusto en su propia piel delante de una audiencia.

Cuando hablas, el escenario es tu mundo. Muestre a sus oyentes que pueden confiar en lo que usted les está diciendo ordenando el espacio alrededor de usted. No exageres, pero no minimices el área por la cual te mueves. 

3. Tratar objetos y tecnología.

Los actores de escena saben que los buenos actores usan los apoyos, y los malos actores son usados por sus accesorios. Esto no es sólo un ingenio. Los artistas inexpertos son definidos por una característica – un sostenedor del cigarrillo, una copa de vino, incluso una espada o un arma de fuego. Profesionales sólidos, por otro lado, entienden que el apoyo existe para ayudarles a definir su carácter para la audiencia.

Cuando trata con objetos en una presentación, desde un control remoto, un folleto a la pantalla de diapositivas en sí, encuentre una manera de ayudar a ese objeto a ampliar su mensaje y su impacto. El objeto está ahí por una razón. ¿Cómo puede ayudarle a transmitir su mensaje?

 4. La expresividad facial.

Podríamos llamar a esto el pariente olvidado en la familia. Sin embargo, el rostro humano es vital para la comunicación, desde reconocer a otra persona hasta comprender las pistas sutiles que subyacen al motivo. Los miembros de la audiencia dependen de sus expresiones faciales para aumentar el significado. 

Si no tiene una cara expresiva, trabaje con un espejo para crear un vínculo entre lo que está tratando de expresar verbalmente y cómo sus expresiones faciales hacen que su significado sea claro. Como parte de su práctica, dé su charla entera sin emitir un sonido aunque usted forme todas las palabras, deje que su cara haga toda la comunicación.

 5. La Voz.

Como menciono anteriormente, su voz es física, por lo que obviamente es un componente del lenguaje corporal eficaz. De hecho, aparte de tu cerebro, tu voz es el instrumento de comunicación más flexible que posees.

Así que usted debe aprender a usar su voz para influir en los demás. No me refiero sólo en términos de mejora de la voz y el habla. También me refiero a las muchas formas en que la expresividad vocal le ayuda a indicar el significado y la intención.

Escuchar a oradores buenos y malos, y escuchar un poco más. Tome un curso de voz y dicción. O trabajar con un entrenador de habla, de preferencia uno que se formó como actor. » Encuentre Su Voz Verdadera”. Literalmente y figurativamente, puede hacer una diferencia radical en si su mensaje verdadero es oído.

Lea mis artículos anteriores 

Técnica De Oratoria: La Modulación 
Técnicas De La Oratoria: La Voz

Lenguaje corporal y Poses de Poder

 

Finalmente, ha surgido una nueva e interesante investigación sobre el uso del lenguaje corporal para fortalecer su poder como orador. Tiene que ver con la investigación de la psicóloga social Amy Cuddy sobre «poses de poder». Cuddy habló de sus hallazgos en Su Charla TED, «De acuerdo con la investigación de Cuddy, asumiendo una pose poderosa antes de participar en una situación de alto estrés exigiendo un máximo rendimiento aumenta el nivel de testosterona (la hormona de dominancia) y disminuye el cortisol (una hormona del estrés). En otras palabras, asuma una posición de poder y se sentirá más capaz de controlar la situación y experimentar menos estrés. 

Añada este enfoque a las 5 técnicas clave del lenguaje corporal que analizo más arriba, y estará bien armado en términos lenguaje corporal. Usted literalmente se destacará de la multitud en todas las formas correctas.

5 Técnicas de Oratoria Claves del Lenguaje Corporal

 De todas las habilidades de comunicación disponibles para usted como orador público, ¿Qué tan importante es el lenguaje corporal? 

La respuesta: Tan importante que con el puede dar vida a su discurso o por el contrario matarlo. 

De las entrevistas de trabajo a las apariciones de alto riesgo, el público lo juzga de acuerdo a lo que usted les muestra. Para construir su credibilidad, presencia e influencia, le hemos preparado estos consejos.

 

Técnicas para mejorar el lenguaje corporal 

 

Considere que el visual más importante que puede mostrar a una audiencia es usted mismo. Agregue el hecho de que su voz se produce físicamente. ¿El resultado? La forma en que usted mira y suena son enormemente importantes en cuanto a si tiene éxito como orador. Y eso incluye las respuestas físicas de su audiencia a usted, que son en gran parte subconscientes.

El lenguaje corporal es un elemento clave de oratoria y de prácticamente todo momento de la vida Los gestos, las miradas y los silencios son elementos de la comunicación que a veces pueden llegar a transmitir más que las palabras.

 

A continuación, se presentan 5 técnicas para mejorarlo.  

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice

Peter Drucker

  1- Ademanes y gestos.

Cuando se trata de usar el lenguaje corporal, usted debe preguntarse: «¿Cómo puedo usar los ademanes y los gestos para ser eficaz en mi presentación?» Una fórmula fácil de recordar, que le ayudará a evitar la audiencia soñolienta. 

  • Sonría: Una sonrisa cálida confirma nuestra seguridad y establece una conexión con el público, pero un semblante inexpresivo puede suscitar dudas en quienes nos escuchan respecto a nuestra seguridad y sinceridad.  
  • Naturalidad: Los ademanes y gestos más efectivos son los que surgen con naturalidad. Fíjese en cómo gesticulan otras personas, pero no las imite hasta el menor detalle.    
  • Siéntalo: Familiarícese bien con el contenido de su exposición. Siéntalo, visualícelo, y entonces utilice la voz, las manos y el rostro para expresarlo. 

 

Lea el articulo anterior Uso de Ademanes y Gestos en la Oratoria. 

  

2. Uso del espacio.

 

Cuando hablas en público, una cierta cantidad de espacio en el escenario es tuyo por derecho. Usted debe reclamarlo! Los líderes saben cómo proyectar el poder por la forma en que se mantienen y se mueven; Y por supuesto, cuando hablas en público, eres un líder.

Aprenda cómo ocupar el espacio de una manera que proclame que usted está cómodo. Nada demuestra confianza y seguridad como un  orador que está a gusto en su propia piel delante de una audiencia.

Cuando hablas, el escenario es tu mundo. Muestre a sus oyentes que pueden confiar en lo que usted les está diciendo ordenando el espacio alrededor de usted. No exageres, pero no minimices el área por la cual te mueves. 

3. Tratar objetos y tecnología.

 

Los actores de escena saben que los buenos actores usan los apoyos, y los malos actores son usados por sus accesorios. Esto no es sólo un ingenio. Los artistas inexpertos son definidos por una característica – un sostenedor del cigarrillo, una copa de vino, incluso una espada o un arma de fuego. Profesionales sólidos, por otro lado, entienden que el apoyo existe para ayudarles a definir su carácter para la audiencia.

Cuando trata con objetos en una presentación, desde un control remoto, un folleto a la pantalla de diapositivas en sí, encuentre una manera de ayudar a ese objeto a ampliar su mensaje y su impacto. El objeto está ahí por una razón. ¿Cómo puede ayudarle a transmitir su mensaje?

 4. La expresividad facial.

Podríamos llamar a esto el pariente olvidado en la familia. Sin embargo, el rostro humano es vital para la comunicación, desde reconocer a otra persona hasta comprender las pistas sutiles que subyacen al motivo. Los miembros de la audiencia dependen de sus expresiones faciales para aumentar el significado. 

Si no tiene una cara expresiva, trabaje con un espejo para crear un vínculo entre lo que está tratando de expresar verbalmente y cómo sus expresiones faciales hacen que su significado sea claro. Como parte de su práctica, dé su charla entera sin emitir un sonido aunque usted forme todas las palabras, deje que su cara haga toda la comunicación.

 5. Voz.

Como menciono anteriormente, su voz es física, por lo que obviamente es un componente del lenguaje corporal eficaz. De hecho, aparte de tu cerebro, tu voz es el instrumento de comunicación más flexible que posees.

Así que usted debe aprender a usar su voz para influir en los demás. No me refiero sólo en términos de mejora de la voz y el habla. También me refiero a las muchas formas en que la expresividad vocal le ayuda a indicar el significado y la intención.

Escuchar a oradores buenos y malos, y escuchar un poco más. Tome un curso de voz y dicción. O trabajar con un entrenador de habla, de preferencia uno que se formó como actor. » Encuentre Su Voz Verdadera”. Literalmente y figurativamente, puede hacer una diferencia radical en si su mensaje verdadero es oído.

 

Lea mis articulos anteriores 

Técnica De Oratoria: La Modulación 
Técnicas De La Oratoria: La Voz

Lenguaje corporal y Poses de Poder

 

Finalmente, ha surgido una nueva e interesante investigación sobre el uso del lenguaje corporal para fortalecer su poder como orador. Tiene que ver con la investigación de la psicóloga social Amy Cuddy sobre «poses de poder». Cuddy habló de sus hallazgos en Su Charla TED, «De acuerdo con la investigación de Cuddy, asumiendo una pose poderosa antes de participar en una situación de alto estrés exigiendo un máximo rendimiento aumenta el nivel de testosterona (la hormona de dominancia) y disminuye el cortisol (una hormona del estrés). En otras palabras, asuma una posición de poder y se sentirá más capaz de controlar la situación y experimentar menos estrés. 

Obtenga más información en mi blog sobre el uso de tecnicas de oratoria para lograr una precencia increible al hablar en publico.

 

Añada este enfoque a las 5 técnicas clave del lenguaje corporal que analizo más arriba, y estará bien armado en términos lenguaje corporal. Usted literalmente se destacará de la multitud en todas las formas correctas.

 

Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

El hablar con  naturalidad te da credibilidad frente a otras personas, te hace seguro de lo que dices y el público siempre tendrá respeto a todo lo que hables.

 

¿Por qué es importante tener naturalidad al hablar en público?

 

 Si su forma de hablar revela nerviosismo o su estilo es forzado porque está demasiado pendiente de la impresión que cause, el auditorio puede distraerse de hay la importancia de tener naturalidad al hablar en publico.

Para saber cómo tener serenidad al hablar en público. Mire Técnicas de oratoria: Serenidad

CUANDO uno se expresa con naturalidad, se gana la confianza de los demás. ¿Confiaría usted en las palabras de alguien que le hablara tras una máscara? ¿Sería diferente si el rostro de la máscara fuera más atractivo que el de la persona? Difícilmente. Por lo tanto, en vez de usar un disfraz, sea usted mismo.

No hay que confundir la naturalidad con la despreocupación. Debemos evitar la gramática deficiente, la pronunciación incorrecta y la articulación poco clara, así como el lenguaje corporal demasiado informal. Manifestemos siempre la dignidad adecuada, tanto en la manera de hablar como en los modales. Ahora bien, la persona que actúa con naturalidad tampoco es ceremoniosa ni se preocupa excesivamente por impresionar.

 

El nerviosismo.

  

El nerviosismo se debe a varias razoNerviosismones. Tal vez el orador esté preguntándose qué impresión causará o si su presentación tendrá éxito. Es normal pensar en tales cuestiones, pero el problema surge cuando se les da demasiada importancia. ¿Qué puede hacer si se pone nervioso cuando va a empezar a hablar? Prepárese cuidadosamente. Piense en aquellos a quienes está tratando de ayudar y en cuánto necesitan escuchar lo que le tiene que decir.

Para saber cómo vencer el nerviosismo al hablar en publico. Mire  6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Publico

  

Naturalidad cuando tenga una entrevista o discurso.

  

Cuando se dirija a un grupo, por lo general será mejor que hable con la misma naturalidad y volumen que en una conversación. (Claro, si el público es numeroso, tendrá que subir la voz.) Si intenta memorizar el discurso o sus notas son muy detalladas, probablemente esté demasiado preocupado por naturalidad al hablar utilizar los términos precisos. Aunque la selección de palabras es importante, cuando se le presta excesiva atención, el estilo se vuelve forzado, falto de naturalidad. Debe pensar muy bien de antemano en lo que va a decir, pero concéntrese sobre todo en las ideas, no en las palabras.

Lo mismo puede aplicarse a las entrevistas. Si lo van a entrevistar, prepárese bien, pero no memorice ni lea las respuestas. Exprésese con modulación natural, para que sus comentarios tengan una espontaneidad cautivadora.

Incluso las cualidades de la oratoria deseables pueden parecer poco naturales si se exageran. Por ejemplo, articule y pronuncie correctamente, pero sin llegar al extremo de que el lenguaje suene afectado o artificial. Aunque los ademanes enfáticos o descriptivos bien hechos darán vida a su discurso o presentación, si son rígidos o desmesurados, desvirtuarán lo que dice.

En caso de que sea necesario, eleve el volumen de la voz, pero con cuidado de no excederse. De vez en cuando convendrá que ponga pasión en sus palabras; sin embargo, evite exaltarse. Procure modular y manifestar entusiasmo y otros sentimientos de manera que no atraiga la atención hacia usted ni haga que su público se sienta incómodo. 

Algunas personas se expresan con precisión por naturaleza, aun cuando no estén pronunciando un discurso, mientras que otras tienen un estilo de lenguaje más coloquial. Lo importante es hablar correctamente todos los días y comportarse con dignidad. Si usted lo hace así, es más probable que cuando esté al auditorio se exprese y actúe con una atractiva naturalidad.

 

  En la lectura pública.

 

 Para leer en público con naturalidad se precisa esfuerzo. En primer lugar, determine cuáles son las ideas principales del texto que va a leer y fíjese en cómo se desarrollan. Téngalas claras en la mente; de lo contrario, leerá solo palabras. Busque en el diccionario los términos que no conozca. A continuación ejercite la lectura en voz alta tratando de modular bien y de agrupar las palabras de forma que transmita las ideas con claridad. Siga practicando hasta lograr fluidez. Familiarícese lecturatanto con la información que, cuando la lea en voz alta, le imprima el tono que se emplea en una conversación animada. En eso consiste la naturalidad.

Si lo que usted va a leer de alguna publicación contienen citas textuales, infúndales vida. En caso de que se citen las palabras de diversas personas, varíe la voz ligeramente en cada intervención. No obstante, tenga cuidado de no adoptar un tono muy teatral. Dé vida a su lectura, pero hágalo con naturalidad. 

La lectura natural tiene el tono propio de una conversación. No suena artificial, aunque sí convincente.

  

EN RESUMEN

 

1-  Hable en su forma habitual.

 2- Al preparar un discurso, preste más atención a las ideas que a las palabras

 3- Tanto en los discursos como en sus conversaciones, evite el habla descuidada y no se valga de las cualidades de la oratoria para atraer la atención hacia usted.

 4- Prepárese bien para la lectura pública. Lea con sentimiento y teniendo muy presente el sentido del texto.

 

Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

El hablar con  naturalidad te da credibilidad frente a otras personas, te hace seguro de lo que dices y el público siempre tendrá respeto a todo lo que hables.

 

¿Por qué es importante tener naturalidad al hablar en público?

 

 Si su forma de hablar revela nerviosismo o su estilo es forzado porque está demasiado pendiente de la impresión que cause, el auditorio puede distraerse de hay la importancia de tener naturalidad al hablar en publico.

Para saber cómo tener serenidad al hablar en público. Mire Técnicas de oratoria: Serenidad

CUANDO uno se expresa con naturalidad, se gana la confianza de los demás. ¿Confiaría usted en las palabras de alguien que le hablara tras una máscara? ¿Sería diferente si el rostro de la máscara fuera más atractivo que el de la persona? Difícilmente. Por lo tanto, en vez de usar un disfraz, sea usted mismo.

No hay que confundir la naturalidad con la despreocupación. Debemos evitar la gramática deficiente, la pronunciación incorrecta y la articulación poco clara, así como el lenguaje corporal demasiado informal. Manifestemos siempre la dignidad adecuada, tanto en la manera de hablar como en los modales. Ahora bien, la persona que actúa con naturalidad tampoco es ceremoniosa ni se preocupa excesivamente por impresionar.

 

El nerviosismo.

El nerviosismo se debe a varias razones. Tal vez el orador esté preguntándose qué impresión causará o si su presentación tendrá éxito. Es normal pensar en tales cuestiones, pero el problema surge cuando se les da demasiada importancia. ¿Qué puede hacer si se pone nervioso cuando va a empezar a hablar? Prepárese cuidadosamente. Piense en aquellos a quienes está tratando de ayudar y en cuánto necesitan escuchar lo que le tiene que decir.

Nerviosismo

Para saber cómo vencer el nerviosismo al hablar en publico. Mire  6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Publico

  

Naturalidad cuando tenga una entrevista o discurso.

  

Cuando se dirija a un grupo, por lo general será mejor que hable con la misma naturalidad y volumen que en una conversación. (Claro, si el público es numeroso, tendrá que subir la voz.) Si intenta memorizar el discurso o sus notas son muy detalladas, probablemente esté demasiado preocupado por utilizar los términos precisos. Aunque la selección de palabras es importante, cuando se le presta excesiva atención, el estilo se vuelve forzado, falto de naturalidad. Debe pensar muy bien de antemano en lo que va a decir, pero concéntrese sobre todo en las ideas, no en las palabras.naturalidad al hablar

Lo mismo puede aplicarse a las entrevistas. Si lo van a entrevistar, prepárese bien, pero no memorice ni lea las respuestas. Exprésese con modulación natural, para que sus comentarios tengan una espontaneidad cautivadora.

Incluso las cualidades de la oratoria deseables pueden parecer poco naturales si se exageran. Por ejemplo, articule y pronuncie correctamente, pero sin llegar al extremo de que el lenguaje suene afectado o artificial. Aunque los ademanes enfáticos o descriptivos bien hechos darán vida a su discurso o presentacion, si son rígidos o desmesurados, desvirtuarán lo que dice. En caso de que sea necesario, eleve el volumen de la voz, pero con cuidado de no excederse. De vez en cuando convendrá que ponga pasión en sus palabras; sin embargo, evite exaltarse. Procure modular y manifestar entusiasmo y otros sentimientos de manera que no atraiga la atención hacia usted ni haga que su público se sienta incómodo. 

Algunas personas se expresan con precisión por naturaleza, aun cuando no estén pronunciando un discurso, mientras que otras tienen un estilo de lenguaje más coloquial. Lo importante es hablar correctamente todos los días y comportarse con dignidad. Si usted lo hace así, es más probable que cuando esté al auditorio se exprese y actúe con una atractiva naturalidad.

 

  En la lectura pública.

Para leer en público con naturalidad se precisa esfuerzo. En primer lugar, determine cuáles son las ideas principales del texto que va a leer y fíjese en cómo se desarrollan. Téngalas claras en la mente; de lo contrario, leerá solo palabras. Busque en el diccionario los términos que no conozca. A continuación ejercite la lectura en voz alta tratando de modular bien y de agrupar las palabras de forma que transmita las ideas con claridad. Siga practicando hasta lograr fluidez. Familiarícese 

lecturatanto con la información que, cuando la lea en voz alta, le imprima el tono que se emplea en una conversación animada. En eso consiste la naturalidad.

Si lo que usted va a leer de alguna publicación contienen citas textuales, infúndales vida. En caso de que se citen las palabras de diversas personas, varíe la voz ligeramente en cada intervención. No obstante, tenga cuidado de no adoptar un tono muy teatral. Dé vida a su lectura, pero hágalo con naturalidad. 

La lectura natural tiene el tono propio de una conversación. No suena artificial, aunque sí convincente.

  

EN RESUMEN

 

1-  Hable en su forma habitual.

 2- Al preparar un discurso, preste más atención a las ideas que a las palabras

 3- Tanto en los discursos como en sus conversaciones, evite el habla descuidada y no se valga de las cualidades de la oratoria para atraer la atención hacia usted.

 4- Prepárese bien para la lectura pública. Lea con sentimiento y teniendo muy presente el sentido del texto.

 

¿Qué son las relaciones humanas?

¿Qué son las relaciones humanas?

¿Qué son las relaciones humanas?

Definición:

¿Qué son las relaciones humanas y para qué sirven?

Es la interacción que se produce entre dos o más personas. Estas pueden ser positivas o negativas. Las buenas relaciones humanas podemos definirlas como la capacidad del ser humano de llevarse bien con los demás. Cuando esto no sucede se convierten en malas relaciones humanas.

Quizás podría pensar que el éxito en el trabajo solo requiere talento en las tareas específicas del trabajo. Sin embargo, este no es el caso. Como discutiremos a lo largo de este artículo, las personas exitosas tienen las habilidades para hacer el trabajo, pero también tienen las habilidades de relaciones humanas para llevarse bien con los demás.

Para más ver: IMPORTANCIA DE LAS RELACIONES HUMANAS

¿Por qué estudiar relaciones humanas? 

 

El estudio y la comprensión de las relaciones humanas pueden ayudarnos en nuestro lugar de trabajo y, como resultado, ayudarnos a lograr el éxito profesional. Mientras mejores sean nuestras relaciones humanas, más posibilidades tenemos de crecer profesional y personalmente. Saber cómo llevarse bien con los demás, resolver los conflictos en el lugar de trabajo, gestionar las relaciones, comunicarse bien, tomar buenas decisiones y lograr reuniones de éxito son todas habilidades que discutiremos a lo largo de una nueva serie de artículos.

Las relaciones humanas en el trabajo.

 

Imaginemos la siguiente situación John, un gerente de proyectos muy talentoso pero carente de habilidades de relaciones humanas. Si bien es capaz de planificar y ejecutar los mejores detalles para un proyecto, a nadie le gusta trabajar con él. No se esfuerza por conocer a los miembros de su equipo y se muestra hostil e inaccesible. ¿Qué tan exitoso crees que será John en su lugar de trabajo? Si bien tiene las habilidades necesarias para hacer el trabajo, no tiene las habilidades que pueden ayudarlo a sobresalir.

Se podría decir que no tiene habilidades de inteligencia emocional, es decir, la capacidad de comprender a los demás; por lo tanto, siempre puede encontrarse preguntándose por qué no tiene más éxito en el trabajo (discutiremos sobre inteligencia emocional en otro artículo).

Si bien las habilidades de gestión de proyectos son algo que podemos aprender, a los gerentes les resulta difícil contratar personas sin las habilidades de relaciones humanas.

No estamos diciendo que las habilidades no sean importantes, pero las habilidades de relaciones humanas son tan importantes como las habilidades técnicas para determinar el éxito profesional y personal. Considere las relaciones humanas en su vida personal, ya que esto es igualmente importante. Las habilidades de relaciones humanas como la comunicación y el manejo del conflicto pueden ayudarnos a crear mejores relaciones.

Por ejemplo, supongamos que Julie habla a espaldas de la gente y no cumple con sus promesas. Exhibe un lenguaje corporal que dice «aléjate de mí» y rara vez sonríe o pregunta a la gente sobre sí mismos. Es probable que Julie tenga muy pocos amigos, si es que tiene alguno. Si Julie tuviera habilidades positivas de relaciones humanas, hay muchas más posibilidades de que pueda mejorar sus relaciones personales.

 

La importancia de las relaciones humanas.

 

Podemos beneficiarnos personal y profesionalmente de las buenas habilidades de relaciones humanas, pero ¿cómo se benefician las organizaciones? Dado que las estructuras organizativas de muchas empresas dependen de que las personas trabajen juntas, las habilidades positivas de las relaciones humanas reducen los conflictos en el lugar de trabajo, lo que hace que el lugar de trabajo sea más productivo.

Al usar esas habilidades en un equipo, generalmente se produce un mejor producto y mejores ideas. En la mayoría de las empresas, para tener éxito en nuestro trabajo, debemos depender de los demás.

La importancia de las relaciones humanas es evidente en este contexto. Si las personas no pueden llevarse bien y resolver conflictos, la organización en su conjunto será menos productiva, lo que podría afectar la rentabilidad. Muchas organizaciones empoderan a sus empleados; es decir, dan libertad a los empleados para tomar decisiones sobre cómo se hace su trabajo. Esto puede crear una fuerza de trabajo más motivada, lo que resulta en relaciones humanas más positivas.
No somos solo personas que van a trabajar todos los días

La mayoría de las organizaciones emplean un enfoque de persona total. Este enfoque reconoce que una organización no solo emplea a alguien con habilidades, sino a toda la persona. Esta persona viene con prejuicios, desafíos personales, habilidades de relaciones humanas y habilidades técnicas, pero también viene con experiencias. Al observar a una persona desde esta perspectiva, una organización puede comenzar a comprender que lo que le sucede a un empleado fuera del trabajo puede afectar su desempeño laboral.

Esto se relaciona con las relaciones humanas porque no somos solo personas que van a trabajar todos los días; somos personas que vivimos nuestras vidas personales, y una afecta a la otra. Debido a esto, nuestras capacidades de relaciones humanas seguramente se verán afectadas si experimentamos desafíos en el hogar o en el trabajo.

En este artículo nos centramos en las relaciones humanas en un entorno laboral, pero futuros artículos veremos cómo aplicarlas en diferentes aspectos de nuestra vida. Pues estas relaciones positivas, tanto en el hogar como en el trabajo, nos ayudan a ser personas más redondas y felices. Esto es bueno para todos, incluida la empresa para la que trabajas.

 

¿Qué son las relaciones humanas?

Definición:
¿Qué son las relaciones humanas y para qué sirven?

Es la interacción que se produce entre dos o más personas. Estas pueden ser positivas o negativas. Las buenas relaciones humanas podemos definirlas como la capacidad del ser humano de llevarse bien con los demás. Cuando esto no sucede se convierten en malas relaciones humanas.

Quizás podría pensar que el éxito en el trabajo solo requiere talento en las tareas específicas del trabajo. Sin embargo, este no es el caso. Como discutiremos a lo largo de este artículo, las personas exitosas tienen las habilidades para hacer el trabajo, pero también tienen las habilidades de relaciones humanas para llevarse bien con los demás.

Para más ver: IMPORTANCIA DE LAS RELACIONES HUMANAS

¿Por qué estudiar relaciones humanas? 

El estudio y la comprensión de las relaciones humanas pueden ayudarnos en nuestro lugar de trabajo y, como resultado, ayudarnos a lograr el éxito profesional. Mientras mejores sean nuestras relaciones humanas, más posibilidades tenemos de crecer profesional y personalmente. Saber cómo llevarse bien con los demás, resolver los conflictos en el lugar de trabajo, gestionar las relaciones, comunicarse bien, tomar buenas decisiones y lograr reuniones de éxito son todas habilidades que discutiremos a lo largo de una nueva serie de artículos.

Las relaciones humanas en el trabajo.

Imaginemos la siguiente situación John, un gerente de proyectos muy talentoso pero carente de habilidades de relaciones humanas. Si bien es capaz de planificar y ejecutar los mejores detalles para un proyecto, a nadie le gusta trabajar con él. No se esfuerza por conocer a los miembros de su equipo y se muestra hostil e inaccesible. ¿Qué tan exitoso crees que será John en su lugar de trabajo? Si bien tiene las habilidades necesarias para hacer el trabajo, no tiene las habilidades que pueden ayudarlo a sobresalir.

Se podría decir que no tiene habilidades de inteligencia emocional, es decir, la capacidad de comprender a los demás; por lo tanto, siempre puede encontrarse preguntándose por qué no tiene más éxito en el trabajo (discutiremos sobre inteligencia emocional en otro artículo).

Si bien las habilidades de gestión de proyectos son algo que podemos aprender, a los gerentes les resulta difícil contratar personas sin las habilidades de relaciones humanas.

No estamos diciendo que las habilidades no sean importantes, pero las habilidades de relaciones humanas son tan importantes como las habilidades técnicas para determinar el éxito profesional y personal. Considere las relaciones humanas en su vida personal, ya que esto es igualmente importante. Las habilidades de relaciones humanas como la comunicación y el manejo del conflicto pueden ayudarnos a crear mejores relaciones.

Por ejemplo, supongamos que Julie habla a espaldas de la gente y no cumple con sus promesas. Exhibe un lenguaje corporal que dice «aléjate de mí» y rara vez sonríe o pregunta a la gente sobre sí mismos. Es probable que Julie tenga muy pocos amigos, si es que tiene alguno. Si Julie tuviera habilidades positivas de relaciones humanas, hay muchas más posibilidades de que pueda mejorar sus relaciones personales.

La importancia de las relaciones humanas.

Podemos beneficiarnos personal y profesionalmente de las buenas habilidades de relaciones humanas, pero ¿cómo se benefician las organizaciones? Dado que las estructuras organizativas de muchas empresas dependen de que las personas trabajen juntas, las habilidades positivas de las relaciones humanas reducen los conflictos en el lugar de trabajo, lo que hace que el lugar de trabajo sea más productivo.

Al usar esas habilidades en un equipo, generalmente se produce un mejor producto y mejores ideas. En la mayoría de las empresas, para tener éxito en nuestro trabajo, debemos depender de los demás.

La importancia de las relaciones humanas es evidente en este contexto. Si las personas no pueden llevarse bien y resolver conflictos, la organización en su conjunto será menos productiva, lo que podría afectar la rentabilidad. Muchas organizaciones empoderan a sus empleados; es decir, dan libertad a los empleados para tomar decisiones sobre cómo se hace su trabajo. Esto puede crear una fuerza de trabajo más motivada, lo que resulta en relaciones humanas más positivas.
No somos solo personas que van a trabajar todos los días

La mayoría de las organizaciones emplean un enfoque de persona total. Este enfoque reconoce que una organización no solo emplea a alguien con habilidades, sino a toda la persona. Esta persona viene con prejuicios, desafíos personales, habilidades de relaciones humanas y habilidades técnicas, pero también viene con experiencias. Al observar a una persona desde esta perspectiva, una organización puede comenzar a comprender que lo que le sucede a un empleado fuera del trabajo puede afectar su desempeño laboral.

Esto se relaciona con las relaciones humanas porque no somos solo personas que van a trabajar todos los días; somos personas que vivimos nuestras vidas personales, y una afecta a la otra. Debido a esto, nuestras capacidades de relaciones humanas seguramente se verán afectadas si experimentamos desafíos en el hogar o en el trabajo.

En este artículo nos centramos en las relaciones humanas en un entorno laboral, pero futuros artículos veremos cómo aplicarlas en diferentes aspectos de nuestra vida. Pues estas relaciones positivas, tanto en el hogar como en el trabajo, nos ayudan a ser personas más redondas y felices. Esto es bueno para todos, incluida la empresa para la que trabajas.