Como hablar con claridad

Como hablar con claridad

Como hablar con claridad

Las palabras que no se entienden bien no motivan. Aunque la persona tenga una voz potente, si no articula de manera clara, no inducirá a actuar. Será como si estuviera hablando en un idioma extraño. En efecto, estará hablando al aire.

Hablar con claridad permite que los demás entiendan lo que decimos y contribuye a que nos tomen en serio.

Para más ver: Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Obstáculos para hablar con claridad.

No abrir bien boca. Cuando los músculos de las mandíbulas están rígidos y los labios apenas se mueven, los sonidos salen apagados. Por otro lado, hablar muy rápido es como reproducir la grabación a mayor velocidad de la debida. Aunque se oigan todas las palabras, se obtiene poco beneficio.

Con frecuencia, sin embargo, la razón por la que no se entienden las palabras es que no se articulan bien, es decir, no se pronuncian las vocales y las consonantes de manera diferenciada y con las pausas oportunas. Hay quienes, además, omiten sílabas y sonidos. Cuando se unen los términos indiscriminadamente, los oyentes captan algunas ideas y frases, pero tienen que imaginarse el resto de lo que dice la persona. Así pues, la mala dicción puede disminuir la eficacia del habla.

En algunos casos, el problema se debe a defectos en los órganos de la voz. Pero aun con tales impedimentos se puede mejorar considerablemente si se ponen en práctica las sugerencias de este artículo.

Para más ver: Técnicas De La Oratoria: La Voz

Cómo lograrlo.  

  • Hable más despacio.

    Esfuércese por no comerse ninguna sílaba, pruebe hacerlo con algunos trabalenguas. Al principio, su pronunciación puede parecer exagerada; pero, con la práctica irá recuperando la naturalidad. Para que la expresión sea fluida, deberá unir ciertas palabras, pero no lo haga si existe el riesgo de que se oscurezca su significado. Aunque al hacer los ejercicios para hablar con claridad hablara y leerá con una precisión exagerada, tenga cuidado de que no se convierta en su modo habitual de expresarse, pues resultaría incomodo, poco natural.

Para más ver: Como usar las Pausas al Hablar en Público

  • Mantenga la cabeza erguida y el mentón alejado del pecho.

    Cuando lea, sostenga el escrito en alto de modo que solo tenga que levantar ligeramente la vista para mirar al auditorio. De esta forma, sus palabras fluirán sin trabas.

  • Aprenda a relajarse.

    Si la mandíbula y los labios están tensos, la boca no se abrirá bien y la voz saldrá a través de los dientes, con un sonido áspero, apagado y poco definido. Ahora bien, tal relajación no debe llegar al extremo de producir una pronunciación descuidada, sino que ha de equilibrarse con el hábito de articular los sonidos con claridad.

  • Lea en voz alta.

    Al leer observe bien cómo usa los órganos del habla. ¿Abre la boca lo suficiente? Tenga presente que la lengua no es el único órgano implicado, aunque es uno de los más activos. El cuello, la mandíbula inferior, los labios, los músculos faciales y los músculos de la garganta también intervienen en el proceso. ¿Habla sin realizar movimientos faciales? En tal caso, hay muchas probabilidades de que su articulación sea un poco confusa.

Para más ver: Como Leer Bien y Rápido

  • Grabe su voz.

    Hable con naturalidad, como lo haría en el día a día. Al escucharse, tal vez perciba que ciertas palabras no se entienden con claridad. Fíjese en si las articula mal, las pronuncia con poca intensidad o las corta, e intente determinar la causa. Por lo general, se puede remediar el problema poniendo en práctica las sugerencias antes presentadas.

Recuerde abrir la boca un poco más de lo que acostumbra y a articular aún con mayor cuidado. Respire hondo y hable despacio. Si cecea, retire la lengua de los dientes incisivos al pronunciar el sonidoEn caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere.

En caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere hablar con claridad está a su alcance. Pero requiere tiempo, paciencia y trabajo. ¿Está usted dispuesto? Si es así se sentirá muy feliz de haberlo hecho… y lo mismo se sentirán sus oyentes.

RESUMEN

  • Cuando hable y lea, pronuncie todas las palabras claramente: con buena dicción, con suficiente volumen y a un ritmo moderado.
  • Mantenga la cabeza erguida y abra la boca lo suficiente.
  • Practique la relajación del cuello, la mandíbula, los labios y los músculos faciales y de la garganta.

Como hablar con claridad

Las palabras que no se entienden bien no motivan. Aunque la persona tenga una voz potente, si no articula de manera clara, no inducirá a actuar. Será como si estuviera hablando en un idioma extraño. En efecto, estará hablando al aire.

Hablar con claridad permite que los demás entiendan lo que decimos y contribuye a que nos tomen en serio.

Para más ver: Como Mejorar: La Pronunciación Al Hablar en Público

Obstáculos para hablar con claridad.

No abrir bien boca. Cuando los músculos de las mandíbulas están rígidos y los labios apenas se mueven, los sonidos salen apagados. Por otro lado, hablar muy rápido es como reproducir la grabación a mayor velocidad de la debida. Aunque se oigan todas las palabras, se obtiene poco beneficio.

Con frecuencia, sin embargo, la razón por la que no se entienden las palabras es que no se articulan bien, es decir, no se pronuncian las vocales y las consonantes de manera diferenciada y con las pausas oportunas. Hay quienes, además, omiten sílabas y sonidos. Cuando se unen los términos indiscriminadamente, los oyentes captan algunas ideas y frases, pero tienen que imaginarse el resto de lo que dice la persona. Así pues, la mala dicción puede disminuir la eficacia del habla.

En algunos casos, el problema se debe a defectos en los órganos de la voz. Pero aun con tales impedimentos se puede mejorar considerablemente si se ponen en práctica las sugerencias de este artículo.

Para más ver: Técnicas De La Oratoria: La Voz

Cómo lograrlo.  

  • Hable más despacio.

    Esfuércese por no comerse ninguna sílaba, pruebe hacerlo con algunos trabalenguas. Al principio, su pronunciación puede parecer exagerada; pero, con la práctica irá recuperando la naturalidad. Para que la expresión sea fluida, deberá unir ciertas palabras, pero no lo haga si existe el riesgo de que se oscurezca su significado. Aunque al hacer los ejercicios para hablar con claridad hablara y leerá con una precisión exagerada, tenga cuidado de que no se convierta en su modo habitual de expresarse, pues resultaría incomodo, poco natural.

Para más ver: Como usar las Pausas al Hablar en Público

  • Mantenga la cabeza erguida y el mentón alejado del pecho.

    Cuando lea, sostenga el escrito en alto de modo que solo tenga que levantar ligeramente la vista para mirar al auditorio. De esta forma, sus palabras fluirán sin trabas.

  • Aprenda a relajarse.

    Si la mandíbula y los labios están tensos, la boca no se abrirá bien y la voz saldrá a través de los dientes, con un sonido áspero, apagado y poco definido. Ahora bien, tal relajación no debe llegar al extremo de producir una pronunciación descuidada, sino que ha de equilibrarse con el hábito de articular los sonidos con claridad.

  • Lea en voz alta.

    Al leer observe bien cómo usa los órganos del habla. ¿Abre la boca lo suficiente? Tenga presente que la lengua no es el único órgano implicado, aunque es uno de los más activos. El cuello, la mandíbula inferior, los labios, los músculos faciales y los músculos de la garganta también intervienen en el proceso. ¿Habla sin realizar movimientos faciales? En tal caso, hay muchas probabilidades de que su articulación sea un poco confusa.

Para más ver: Como Leer Bien y Rápido

  • Grabe su voz.

    Hable con naturalidad, como lo haría en el día a día. Al escucharse, tal vez perciba que ciertas palabras no se entienden con claridad. Fíjese en si las articula mal, las pronuncia con poca intensidad o las corta, e intente determinar la causa. Por lo general, se puede remediar el problema poniendo en práctica las sugerencias antes presentadas.

Recuerde abrir la boca un poco más de lo que acostumbra y a articular aún con mayor cuidado. Respire hondo y hable despacio. Si cecea, retire la lengua de los dientes incisivos al pronunciar el sonidoEn caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere.

En caso de que su problema no se resuelva por completo, no se desespere hablar con claridad está a su alcance. Pero requiere tiempo, paciencia y trabajo. ¿Está usted dispuesto? Si es así se sentirá muy feliz de haberlo hecho… y lo mismo se sentirán sus oyentes.

RESUMEN

  • Cuando hable y lea, pronuncie todas las palabras claramente: con buena dicción, con suficiente volumen y a un ritmo moderado.
  • Mantenga la cabeza erguida y abra la boca lo suficiente.
  • Practique la relajación del cuello, la mandíbula, los labios y los músculos faciales y de la garganta.
Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria    

Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria    

Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria    

 ¡USTED tiene una memoria excelente! ¿Le resulta difícil de creer? Piense por un momento en las muchas cosas que recuerda fácilmente: escenas de su infancia, los nombres de amigos y parientes —hasta de personajes de ficción que aparecen en la televisión—sus canciones favoritas, el alfabeto, los números, miles de palabras… ¡Usted ya ha demostrado que tiene capacidad para recordar millones de cosas!

“Pero, ¿por qué me cuesta tanto recordar nombres, por no decir nada de números de teléfono y citas?” Estas inquietudes son bastante comunes en reuniones públicas, sociales y su vida privada. Sin embargo, su memoria es mucho mejor de lo que usted se imagina, y, además, puede mejorarla.

El libro Recuerdo inmediato. , de Jeff Budworth,  recomienda invertir “minutos, no segundos”, en grabar información importante en la memoria. Dígase a sí mismo que tiene el firme propósito de recordar. Al haber prestado una atención especial al asunto, es poco probable que lo olvide.

Pero ¿de qué otras maneras puede usted mejor su memoria? Compruebe estas sietes sugerencias y retenga información valiosísima:

 

1.Tenga clara la información:

  

Un ordenador no puede acceder bien a la información si esta no se ha introducido debidamente. Algo muy parecido sucede con nuestros recuerdos. Tomemos como ejemplo la memorización de nombres. El doctor Bruno Furst dice lo siguiente al respecto en su libro Deje de olvidar: “Si no oímos el nombre con claridad y exactitud, no podemos siquiera hablar de recordar u olvidar. No podemos ni recordar ni olvidar algo que nunca supimos. Por consiguiente, el primer paso que debemos dar es captar el nombre de tal manera que no exista ninguna duda en cuanto a su pronunciación o deletreo”. Si alguien no
pronuncia con claridad su nombre cuando se lo presentan, no dude en pedirle que se lo repita. Si es necesario, pregúntele cómo se deletrea.

 

2.Visualice las cosas:

 

  • Trate de imaginarse dando el discurso, imagínese a sí mismo desarrollándolo. Cuantos más detalles añada a esta imagen mental, más fácilmente la recordará. 
  •  Visualizar la información también puede ayudarle a asociar cosas que aparentemente no guardan ninguna relación entre sí. Suponga, por ejemplo, que tiene que acordarse de comprar leche y dentífrico. Podría imaginarse una vaca cepillándose los dientes. Esa imagen no la olvidaría fácilmente, ni aunque lo intentase. 

3.Dígalo en voz alta:

 

Cuando quiera recordar algo, dígalo en voz alta; El libro Cómo mejorar su memoria, del doctor en filosofía James D. Weinland, dice: “Este problema se puede solucionar expresando con palabras nuestras acciones en el momento preciso en que las realizamos. Quizás se sienta ridículo haciendo esto, pero puede ayudarle a recordar. 

 

4.Cultive interés en el tema:

 

Puede que usted, por naturaleza, no se sienta atraído a cierto tema, pero si piensa en las razones por las que necesita hablar de la información y las consecuencias de no recordarla, le será más fácil aprender. Además, cuanto más aprenda acerca de cualquier tema, más interesante le parecerá. 

 

5.Cuente las cosas que tiene que recordar:

 

  • Si se fija en el número exacto de puntos que ha de hablar, será menos probable que se olvide alguno. 

Si tiene varios puntos ordenados en el bosquejo, trate de clasificarlos en categorías. Si organiza así sus ideas podrá recordarlas mejor.

 

 

6.Utilice la información y repásela:

 

  • Hay cosas que usted siempre recordará: su nombre, el alfabeto o la manera de usar un tenedor o un lápiz. ¿Por qué? Porque este conocimiento lo ha utilizado muchas veces. El uso frecuente fortalece la memoria y ayuda a recordar. Así que repase mentalmente de vez en cuando las cosas que quiere recordar. Cuando le presenten a alguien, procure usar su nombre varias veces. O cuando aprenda alguna información nueva, procure introducirla en bosquejo mental y sus conversaciones diarias. 

Utilice estas  tecnicas de oratoria  para mejorar la memoria no tiene nada que perder y sí mucho que ganar. Los beneficios pueden ser inolvidables.

 

 

Deje de Olvidar: 7 Técnicas para Mejorar la Memoria    

 ¡USTED tiene una memoria excelente! ¿Le resulta difícil de creer? Piense por un momento en las muchas cosas que recuerda fácilmente: escenas de su infancia, los nombres de amigos y parientes —hasta de personajes de ficción que aparecen en la televisión—sus canciones favoritas, el alfabeto, los números, miles de palabras… ¡Usted ya ha demostrado que tiene capacidad para recordar millones de cosas!

“Pero, ¿por qué me cuesta tanto recordar nombres, por no decir nada de números de teléfono y citas?” Estas inquietudes son bastante comunes en reuniones públicas, sociales y su vida privada. Sin embargo, su memoria es mucho mejor de lo que usted se imagina, y, además, puede mejorarla.

El libro Recuerdo inmediato. , de Jeff Budworth, recomienda invertir “minutos, no segundos”, en grabar información importante en la memoria. Dígase a sí mismo que tiene el firme propósito de recordar. Al haber prestado una atención especial al asunto, es poco probable que lo olvide.

Pero ¿de qué otras maneras puede usted mejor su memoria? Compruebe estas sietes sugerencias y retenga información valiosísima:

 

1. Tenga clara la información:

  

Un ordenador no puede acceder bien a la información si esta no se ha introducido debidamente. Algo muy parecido sucede con nuestros recuerdos. Tomemos como ejemplo la memorización de nombres. El doctor Bruno Furst dice lo siguiente al respecto en su libro Deje de olvidar: “Si no oímos el nombre con claridad y exactitud, no podemos siquiera hablar de recordar u olvidar. No podemos ni recordar ni olvidar algo que nunca supimos. Por consiguiente, el primer paso que debemos dar es captar el nombre de tal manera que no exista ninguna duda en cuanto a su pronunciación o deletreo”. Si alguien no
pronuncia con claridad su nombre cuando se lo presentan, no dude en pedirle que se lo repita. Si es necesario, pregúntele cómo se deletrea.

 

2. Visualice las cosas:

 

  • Trate de imaginarse dando el discurso, imagínese a sí mismo desarrollándolo. Cuantos más detalles añada a esta imagen mental, más fácilmente la recordará. 
  •  Visualizar la información también puede ayudarle a asociar cosas que aparentemente no guardan ninguna relación entre sí. Suponga, por ejemplo, que tiene que acordarse de comprar leche y dentífrico. Podría imaginarse una vaca cepillándose los dientes. Esa imagen no la olvidaría fácilmente, ni aunque lo intentase.

 

3. Dígalo en voz alta:

 

Cuando quiera recordar algo, dígalo en voz alta; El libro Cómo mejorar su memoria, del doctor en filosofía James D. Weinland, dice: “Este problema se puede solucionar expresando con palabras nuestras acciones en el momento preciso en que las realizamos. Quizás se sienta ridículo haciendo esto, pero puede ayudarle a recordar.

 

4. Cultive interés en el tema:

  

Puede que usted, por naturaleza, no se sienta atraído a cierto tema, pero si piensa en las razones por las que necesita hablar de la información y las consecuencias de no recordarla, le será más fácil aprender. Además, cuanto más aprenda acerca de cualquier tema, más interesante le parecerá.

 

5. Cuente las cosas que tiene que recordar:

 

  • Si se fija en el número exacto de puntos que ha de hablar, será menos probable que se olvide alguno. 

Si tiene varios puntos ordenados en el bosquejo, trate de clasificarlos en categorías. Si organiza así sus ideas podrá recordarlas mejor.

 

 

6.Utilice la información y repásela:

 

  • Hay cosas que usted siempre recordará: su nombre, el alfabeto o la manera de usar un tenedor o un lápiz. ¿Por qué? Porque este conocimiento lo ha utilizado muchas veces. El uso frecuente fortalece la memoria y ayuda a recordar. Así que repase mentalmente de vez en cuando las cosas que quiere recordar. Cuando le presenten a alguien, procure usar su nombre varias veces. O cuando aprenda alguna información nueva, procure introducirla en bosquejo mental y sus conversaciones diarias.

Utilice estas  tecnicas de oratoria  para mejorar la memoria no tiene nada que perder y sí mucho que ganar. Los beneficios pueden ser inolvidables.

 

 

Como Superar el Miedo de Hablar en Público

Como Superar el Miedo de Hablar en Público

 

¿Alguna vez has dicho, definitivamente hablar en público no es para mí?, ¿Crees que eres el único? te aseguro que no,  hasta los mejores oradores en algún momento  han sentido miedo de enfrentarse con su audiencia, algunos incluso después de destacarse por lo bien que hablan en público siguen sintiendo miedo, pero la diferencia es que ellos han aprendido a controlarlo.

 Supera el miedo de hablar en público

 

coo superar tu miedo de hablar en publicoAlgo que tienes que tener en cuenta es que el miedo de hablar en público lo alimentamos nosotros mismos con pensamientos negativos tales como: ¿y se me olvido de lo que quiero decir?, ¿y si la presentación no le gusta a mi jefe? ¿y si hago el ridículo delante de mis compañeros? ¿y si no estoy a la altura? Etc. Este tipo de pensamientos solo aumentan tu temor, nadie puede garantizarte que no ocurra algún incidente en tu presentación, pero aun si ocurre, no tiene por qué ser un desastre, tu jefe no te va a despedir porque te equivoques y tus oyentes quizás se sientas más cerca de ti que antes, después de todo ellos también se equivocan y lo saben.

 

Controla tus pensamientos

 

Quizás ya te has dado cuenta de cuál es el primer paso que debes dar para superar tu miedo de hablar en público, es precisamente controlar tus pensamientos, tus pensamientos influyen poderosamente en cómo te sientes, si tus pensamientos te repiten una y otra vez eso es precisamente lo que ocurrirá. Pero si te esfuerzas en controlar tus pensamientos y te centras en  las razones que miedo de hablar en publicotienes para confiar en ti, esa actitud hará crecer confianza en ti mismo  y cuando te enfrentes a tus oyentes se reflejará.

No quiero decir que solo con imaginarte que no tienes miedo, este vaya a desaparecer. Como tampoco conseguirías hablar ruso solo con imaginarlo, para hablar ruso necesitas estudiar el idioma y para hablar bien en público sin sentir miedo también necesitas una formación, necesitas conocer los recursos a tu disposición para ser capaz de preparar y exponer presentaciones eficaces. Pero si es cierto que el primer paso que debes dar para librarte del miedo es controlar tus pensamientos.

 

6 Consejos Para Calmar los Nervios al Hablar en Publico

 

 Supérate a ti mismo

 

Exacto para superar tu miedo de hablar en público es imprescindible que cultives un fuerte deseo de superarte a ti mismo, ¿Por qué deseas aprender a hablar en público? ¿Lo necesitas en tu profesión? ¿Estás cansado de la imagen de perdedor que trasmites por no ser capaz de hablar ante otros?, ¿crees que te mereces tanto o más que otros compañeros la promoción de tu empresa, pero si no hablas en público no la vas a recibir? ¿Quieres lograr que tu negocio crezca? ¿Necesitas más ventas?.

Sea cual sea la razón por la que quieres hablar en público es importante que medites en ella pues te puede dar el coraje de superarte a ti mismo y aceptar como un reto el superar tu miedo de hablar en público.

 

Practica y aprenderás a superar miedo de hablar en público

 

La práctica y el ensayo son fundamentales para ganar seguridad y confianza para expresarse frente a otros. Ya sea frente al espejo en voz alta, frente a amigos o en la mente, es necesaria la práctica, aseguran los expertos. Cuanto más se ensaye un discurso, más sencillo y natural te resultará. Puedes incluso memorizar la introducción, la conclusión y lasmiedo de hablar en publico principales ideas para generar un mayor impacto y reducir el riesgo de olvidar lo que decías.

4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación

Si aún no cuentas con el hábito de leer desarróllalo, leer buenos libros y escuchar a otros oradores te dará información muy valiosa para hablar ante otros.Para superar el miedo de hablar en público debes, por sobre todas las cosas, tener determinación. No será fácil, te podrá tomar un tiempo, pero cuando logres dominar el miedo a hablar en público podrás tener la satisfacción de que te diriges al éxito profesional. 

Obtén este libro y sigue aprendiendo nuevas técnicas para vencer el miedo a hablar en publico. Click Here!