7 Técnicas Para Superar la Fobia Social

7 Técnicas Para Superar la Fobia Social

Técnicas para superar la fobia social

 

Más que sólo timidez, la fobia social provoca pánico. Incluso pensar en reunirse o mezclarse con otros puede acelerar el latido del corazón, boca seca, voz temblorosa, respiración rápida, sudoración, malestar estomacal  etc.

No es de extrañar que a veces se siente más fácil evitar a otras personas.Es el caso que sucede  incluso estando entre la familia, amigos y colegas – gente que uno conoce- muchas veces se siente como un calvario tamborileado por la Inquisición española.

En realidad hasta estando en un contexto de trabajo o cuando las cosas son un poco más formales y organizadas, que sabe de qué hablar, pero tan pronto como surge  algo no regulado,  mezclándolo con otras personas, ay va el problema ¡Es como si necesitara un enfoque bien definido o  entra pánico! «

 Esto quiere decir que la fobia social estropea la vida. Se interpone en el camino de lo que debe ser divertidas oportunidades para conocer y conectarse con otros.

 Sí, la mayoría de las personas a veces se ponen un poco inconscientes o se sienten algo tímidas con los demás, pero la fobia social empeora significativamente la calidad de vida. Una vez que usted se vuelve  más socialmente confidente, usted abre la puerta a tanto – nuevas oportunidades de trabajo, nuevas amistades, y, básicamente, más diversión.

[toc]

 

Entonces, ¿cómo puedo deshacerme de la fobia social?

 

Aprender a relajarse en situaciones sociales es la clave (no hay sorpresa!). Una vez que usted se siente más tranquilo socialmente, entonces pensamientos como: «¿Qué digo a continuación?» Desaparecen porque ustedes entran en el flujo y permiten que la conversación tome su propio camino natural, sin sentir que tienen que forzarlo.

Y esa horrible sensación de «todos los ojos de repente sobre mí» se desvanece, ya que comienza a sentirse mucho menos importante si otros se están centrando en usted o no.

Estos siete consejos te ayudarán a tener mas seguridad y confianza cuando está fuera con los demás y le permiten comenzar su viaje de la fobia social a la persona segura que realmente puede ser.

 

1) Prepararse para relajarse

 

 La preocupación intensa acerca de las próximas situaciones sociales vincula repetidamente la ansiedad a los acontecimientos. No es de extrañar que cuando realmente entras en la situación social en sí te sientes ansioso – te has programado para sentirte de esta manera.

 Puedes comenzar a invertir esta tendencia tomando tiempo para pensar en la actividad  futura mientras está relajado – tal vez en un baño caliente o en una silla cómoda. Imagínese relajado y confiado. Hacer esto repetidamente para que su cuerpo y mente forjen  una nueva y mejor asociación de estos momentos.

 

2) Busque situaciones sociales

  

Imagínese que vive en  una casa durante treinta años, pero siempre evitó una habitación. Pero, después de todo ese tiempo, se aventuró a entrar en la misteriosa habitación, pero se siente tenso y ansioso. ¿Por qué? Porque cuanto más evitamos algo, más le decimos inconsciente al cerebro que: «Esto es peligroso, por eso lo estoy evitando».

Así que su cerebro, tratando de ser útil, acumula el miedo (de lo que está evitando) aún más. En la naturaleza, evitamos un grupo de árboles porque tiene leones o evitamos los bordes del acantilado porque caer significa muerte.

Evitamos lo que nos asusta y estamos asustados por lo que evitamos. Así que debemos empezar a incluirnos activamente en situaciones sociales. De hecho, incluso haciendo esto en su mente, así como de verdad le ayudará a mostrar a su mente inconsciente que «esto eso es  normal». (Ver técnica 1)

 

3) Mira tus alrededores

 

Las personas socialmente ansiosas se enfocan hacia adentro, sobre sus sentimientos. Los estudios han descubierto que las personas que se califican como tímidas en los contextos sociales tienen mucho peor recuerdo de los detalles externos del entorno porque han estado mirando hacia dentro, no hacia afuera. Por lo tanto, para reducir la ansiedad céntrese hacia afuera.  Cuando este en alguna situación social, haga una nota mental de tres aspectos de la situación en la que está.

Por ejemplo:

  • El color de las paredes
  • Cualquier fotografía en las paredes y lo que contienen
  • Lo que otras personas llevan (debo confesar que nunca recuerdo eso!)

Esto puede parecer extraño, pero te acostumbrará a centrarse lejos de ti mismo – que es, después de todo, para qué son las situaciones sociales. Esto va perfectamente con el  siguiente consejo:

 

4) Haga preguntas

 

La fobia social nos viene de  preocuparse  de lo que otros piensan de nosotros, así que en vez de centrarse en eso has esto:

Cultiva la curiosidad. Pregunte a las personas preguntas abiertas que requieren algo más que una respuesta de «sí» o «no». Recuerda por lo menos un punto de lo que te dicen y habla con a ella más tarde para demostrar que estabas interesados ​​lo suficiente para recordarlo. Una vez más, esto obliga a tu  foco de atención a enfocarse hacia afuera.

También es agradable para otras personas, lo que significa que accidentalmente puede hacer más amigos como un «subproducto» de esta técnica. Ahora, la superación de la fobia social es tanto sobre dejar de hacer cosas, ya que se trata de hacer cosas nuevas, por lo que…

  

5) Apague su imaginación

 

Su imaginación es una cosa maravillosa en su lugar. Y si lo usa de manera constructiva, puede ser de gran ayuda. Pero usarla para asustarse es como usar un martillo para lavar los platos.

 

Tratar de imaginar lo que la gente está pensando en ti es un gran ¡NO! Los años de hablar en público me enseñaron a dejar de intentar medir lo que otros piensan de mí. Así que si te atrapas a ti mismo «mente-leyendo», entonces dile a ti mismo: «Mira, realmente no sé lo que estas personas están pensando ahora mismo», porque esa es la verdad. En última instancia, podemos influir en lo que otros piensan de nosotros, pero no podemos controlarlo. Y a medida que te vuelves más socialmente seguro, te importará menos de todos modos.

  

6) ¿Qué quieres?

 

Tu mente necesita instrucciones positivas. En lugar de: «Espero no sentirme aterrorizado como de costumbre» (que es como si alguien te preguntara las direcciones diciéndote dónde no deben terminar), pregúntate: «¿Cómo quiero sentirme en estas situaciones?” Y tener el hábito de centrarse en eso.

Dese  «seguridad» recordando  veces cuando  te sentiste  cómodo con otros (a menudo viejos amigos o miembros de la familia). A continuación, puede preparar su mente para realizar la forma que desee en situaciones sociales mediante el uso de estas situaciones como una plantilla.

Para hacer esto, cierra tus ojos, tómese un tiempo para recordar cómo se siente estar con estas personas familiares hasta que obtenga una fuerte sensación de confort. Entonces imagínese en una situación social menos cómoda, pero comportándose como usted hace con sus amigos de confianza. Este tipo de ensayo mental es extremadamente poderoso y con el tiempo puede hacer una gran diferencia.

 

7)  Se tú mismo

 

 Parte del tratamiento de la fobia social implica enseñar a la gente a estar lo suficientemente relajado como para poder presentar una imagen menos que perfecta de ellas mismas.  Las personas que están relajadas y preparadas para hacerse un poco el tonto tienden a tener mucha más confianza social.

No es que tienes que convertirse en el  bufón de la fiesta, pero estar preparado para mostrar un lado menos de perfecto tuyo es un signo de gran confianza
.

El punto es que la fobia social nos hace preocuparnos  demasiado por lo que otros piensan. Tratar de ser perfectos  y  expulsar la espontaneidad.

 Todo esto implica que la tensión ocasional, incluso la rareza y el habla inapropiada, están de alguna manera fuera de la norma para la interacción humana. Pero créanme, no es así.

 Preocuparse siempre de que pueda «poner un pie mal» es una forma de perfeccionismo. Ser un perfeccionista está bien si usted está haciendo una cirugía, pero no si está visitando a los suegros o esta en una fiesta en la calle , etc.

No es que la gente socialmente confidente nunca actúe un poco extraño o consiga el final incorrecto de una conversación o se sienta agitado de vez en cuando. Es que se relajan con estas cosas cuando suceden; Que a veces lo harán se lo aseguro.

Me gusta comparar superar la fobia social con frotar la herrumbre u oxido de un valioso ornamento. Se tarda un poco, pero pronto la verdadera belleza es evidente y las cosas se convierten en lo que se suponía que eran todo el tiempo hermoso.

Aprenda a derrotar las fobias sociales con estas 7 tecnicas di estoy listo para remangarme la camisa y vencerlo

  Haga Clic Aquí para obtener un libro con una serie de consejos, trucos y técnicas para superar la ansiedad social.espero que leas tan magnifica información.