¿QUE ES LA ORATORIA?

¿QUE ES LA ORATORIA?

¿QUE ES LA ORATORIA?

¿Qué es la oratoria?

La oratoria es un conjunto de  técnicas y principios que permiten expresarnos con elocuencia, claridad y sin desconfianzas ante un público con el propósito de deleitar, convencer y conmover por medio de la palabra.

La oratoria, pretende convencer a las personas para que actúen de una cierta manera o tomen una decisión por ejemplo es probable que recuerde algunos puntos especialmente interesantes de los discursos que ha oído. Sin embargo, no escuchamos una conferencia con el simple propósito de reunir algunas ideas sobresalientes. Un discurso es como un viaje: en el trayecto puede haber lugares atractivos, pero lo primordial es el destino, el objetivo. Del mismo modo, el orador trata de llevar a sus oyentes a cierta conclusión o inducirlos a actuar de alguna manera.

La oratoria está enmarcada en el ámbito de las ciencias sociales, ella estudia al hombre en su relación con el medio social en el que se desenvuelve. Un medio que no siempre resulta agradable para quienes viven incomunicados con sus semejantes; pero, felizmente, la oratoria nos enseña a expresarnos con propiedad y elegancia, a conocer y a utilizar correctamente nuestro idioma y a transmitir nuestros discursos de manera eficaz. Como toda actividad humana, su dominio exitoso requiere de constante práctica.

Tipos de oratoria

Existe en la actualidad una clasificación de los tipos de oratoria según la finalidad del orador. A continuación, se expresan algunos tipos de oratoria:

  • Oratoria social. También llamada ceremonial, augural o sentimental, son las que se desarrollan en un determinado ámbito donde el ser humano participa de una ceremonia.
  • Oratoria didáctica. Busca transmitir la cultura mediante la palabra hablada, es decir transmite conocimientos. Es una oratoria didáctica o académica que busca enseñar.
  • Oratoria forense. Se usa dentro de la ciencia jurídica y busca exponer con claridad los informes de jueces, abogados y fiscales.
  • Oratoria persuasiva. Cuando los políticos exponen y debaten ideas políticas y utilizada principalmente en época de sufragio.
  • Oratoria sacra o religiosa. Realiza sermones a partir de la palabra de Dios utilizando como base la Biblia u otros libros religiosos.
  • Oratoria dentro de una empresa (llamada “Management Speaking”). Es utilizada por hombres de negocios y empresarios a fin de transmitir objetivos corporativos.

Fuente: https://concepto.de/oratoria/#ixzz6PP44OYXX

¿Por qué es importante la oratoria?

MARÍA recuerda con humor la primera vez que trató de hablar ante un grupo grande de personas. “Al poco de empezar —dice ella—, ¡me desmayé!”

Aunque ese sea un caso extremo, la experiencia de María ilustra la aversión que muchos sienten a hablar en público. ¡Hay quienes dicen que antes prefieren la muerte! Y eso fue precisamente lo que reveló una encuesta en la que se preguntaba: “¿Qué es lo que más teme?”. Tal como se esperaba, “las alturas”, “los problemas económicos”, “volar”, “una enfermedad grave” y “la muerte” fueron las respuestas que encabezaron la lista. Pero por encima de todo —el temor número uno⁠— era ¡“hablar ante un grupo de personas”!

Hasta hombres famosos expresaron en un principio que temían hablar en público. Sin embargo, llegaron a ser magníficos oradores que hablaron ante personajes muy importantes y ante enormes multitudes.

Lo mismo puede sucederle a usted. La oratoria pública es una aptitud latente que todos podemos cultivar.

Quien no sabe exponer en público tiene que limitarse a mantener una posición de observador de los que sí saben hacerlo. Por tanto, la oratoria se ha convertido en una herramienta del éxito laboral. Además, gracias a eso, la persona queda en mejor posición para manejar los demás aspectos de la comunicación, ya sea hablada o escrita.

En resumen, es importante porque es una necesidad. la importancia de la locución y la oratoria es la capacidad que ambas tienen ara transmitir mensajes a más de una persona de manera eficaz y precisa haciendo que el mensaje llegue de manera directa y poder crear interacción entre el emisor y el receptor.

Hoy en día, prácticamente todos los profesionales necesitan dominar la oratoria. No solo los políticos, directivos y profesionales de la comunicación. Incluso a la hora de defender un proyecto o de presentar un producto, es importante ser asertivo y saber llegar a los asistentes.

¿Cómo dominar la oratoria?

Al preparar un discurso es importante preguntar “¿Porque es importante este asunto para los oyentes? ¿Qué pretendo conseguir?”. La finalidad no es solo abarcar el contenido o pronunciar un discurso atractivo, sino beneficiar de algún modo al auditorio.

Si usted sigue las siguientes sugerencias, podrá superar el temor a hablar en público y cautivar a su auditorio:

  • Infunda vida a su voz. Imagínese lo que sería tocar un instrumento musical que solo tuviese una nota. Su voz es su instrumento. Si su forma de expresarse es monótona (“en un solo tono”), cansará a sus oyentes.
  • Vigile su postura. Los hombros caídos transmiten la idea de indiferencia. La rigidez revela ansiedad. Procure alcanzar un equilibrio: relajado y alerta, pero no indiferente o tenso
  • Haga ademanes. No solo para enfatizar lo que dice. Los ademanes relajan los músculos y mejoran la respiración, calmando la voz y los nervios
  • Vista bien. Quien transmite el mensaje es usted, no su ropa. La opinión del auditorio sobre su apariencia es igual de importante (si no más) que la suya propia.
  • Mire al auditorio. Cuando usted lanza una pelota a alguien, mira para ver si la recoge. Al pronunciar un discurso, cada pensamiento que transmite es como si le lanzase una pelota al auditorio. Fíjese bien en el auditorio para asegurarse de que sus ideas están siendo captadas.

“Soy muy tímido.” “Soy muy joven.” “Soy muy viejo.” “Me siento muy cohibido.” Estos son ejemplos de calificativos autoimpuestos que le impiden alcanzar objetivos que en realidad son totalmente alcanzables. ¡OLVIDELOS!

 ¿Qué lograra si lo hace?

Al cultivar las técnicas  de la oratoria y la enseñanza, sus beneficios no se limitaran  solo a  estos campos. Su aprendizaje le permitirá cultivar aptitudes tan inestimables como leer bien a nivel personal, escuchar con atención y recordar lo oído, estudiar, investigar, analizar y organizar, conversar, responder preguntas y redactarlas.

 

¿QUE ES LA ORATORIA?

¿Qué es la oratoria?

La oratoria es un conjunto de  técnicas y principios que permiten expresarnos con elocuencia, claridad y sin desconfianzas ante un público con el propósito de deleitar, convencer y conmover por medio de la palabra.

La oratoria, pretende convencer a las personas para que actúen de una cierta manera o tomen una decisión por ejemplo es probable que recuerde algunos puntos especialmente interesantes de los discursos que ha oído. Sin embargo, no escuchamos una conferencia con el simple propósito de reunir algunas ideas sobresalientes. Un discurso es como un viaje: en el trayecto puede haber lugares atractivos, pero lo primordial es el destino, el objetivo. Del mismo modo, el orador trata de llevar a sus oyentes a cierta conclusión o inducirlos a actuar de alguna manera.

La oratoria está enmarcada en el ámbito de las ciencias sociales, ella estudia al hombre en su relación con el medio social en el que se desenvuelve. Un medio que no siempre resulta agradable para quienes viven incomunicados con sus semejantes; pero, felizmente, la oratoria nos enseña a expresarnos con propiedad y elegancia, a conocer y a utilizar correctamente nuestro idioma y a transmitir nuestros discursos de manera eficaz. Como toda actividad humana, su dominio exitoso requiere de constante práctica.

Tipos de oratoria

Existe en la actualidad una clasificación de los tipos de oratoria según la finalidad del orador. A continuación, se expresan algunos tipos de oratoria:

  • Oratoria social. También llamada ceremonial, augural o sentimental, son las que se desarrollan en un determinado ámbito donde el ser humano participa de una ceremonia.
  • Oratoria didáctica. Busca transmitir la cultura mediante la palabra hablada, es decir transmite conocimientos. Es una oratoria didáctica o académica que busca enseñar.
  • Oratoria forense. Se usa dentro de la ciencia jurídica y busca exponer con claridad los informes de jueces, abogados y fiscales.
  • Oratoria persuasiva. Cuando los políticos exponen y debaten ideas políticas y utilizada principalmente en época de sufragio.
  • Oratoria sacra o religiosa. Realiza sermones a partir de la palabra de Dios utilizando como base la Biblia u otros libros religiosos.
  • Oratoria dentro de una empresa (llamada “Management Speaking”). Es utilizada por hombres de negocios y empresarios a fin de transmitir objetivos corporativos.

Fuente: https://concepto.de/oratoria/#ixzz6PP44OYXX

¿Por qué es importante la oratoria?

MARÍA recuerda con humor la primera vez que trató de hablar ante un grupo grande de personas. “Al poco de empezar —dice ella—, ¡me desmayé!”

Aunque ese sea un caso extremo, la experiencia de María ilustra la aversión que muchos sienten a hablar en público. ¡Hay quienes dicen que antes prefieren la muerte! Y eso fue precisamente lo que reveló una encuesta en la que se preguntaba: “¿Qué es lo que más teme?”. Tal como se esperaba, “las alturas”, “los problemas económicos”, “volar”, “una enfermedad grave” y “la muerte” fueron las respuestas que encabezaron la lista. Pero por encima de todo —el temor número uno⁠— era ¡“hablar ante un grupo de personas”!

Hasta hombres famosos expresaron en un principio que temían hablar en público. Sin embargo, llegaron a ser magníficos oradores que hablaron ante personajes muy importantes y ante enormes multitudes.

Lo mismo puede sucederle a usted. La oratoria pública es una aptitud latente que todos podemos cultivar.

Quien no sabe exponer en público tiene que limitarse a mantener una posición de observador de los que sí saben hacerlo. Por tanto, la oratoria se ha convertido en una herramienta del éxito laboral. Además, gracias a eso, la persona queda en mejor posición para manejar los demás aspectos de la comunicación, ya sea hablada o escrita.

En resumen, es importante porque es una necesidad. la importancia de la locución y la oratoria es la capacidad que ambas tienen ara transmitir mensajes a más de una persona de manera eficaz y precisa haciendo que el mensaje llegue de manera directa y poder crear interacción entre el emisor y el receptor.

Hoy en día, prácticamente todos los profesionales necesitan dominar la oratoria. No solo los políticos, directivos y profesionales de la comunicación. Incluso a la hora de defender un proyecto o de presentar un producto, es importante ser asertivo y saber llegar a los asistentes.

¿Cómo dominar la oratoria?

Al preparar un discurso es importante preguntar “¿Porque es importante este asunto para los oyentes? ¿Qué pretendo conseguir?”. La finalidad no es solo abarcar el contenido o pronunciar un discurso atractivo, sino beneficiar de algún modo al auditorio.

Si usted sigue las siguientes sugerencias, podrá superar el temor a hablar en público y cautivar a su auditorio:

  • Infunda vida a su voz. Imagínese lo que sería tocar un instrumento musical que solo tuviese una nota. Su voz es su instrumento. Si su forma de expresarse es monótona (“en un solo tono”), cansará a sus oyentes.
  • Vigile su postura. Los hombros caídos transmiten la idea de indiferencia. La rigidez revela ansiedad. Procure alcanzar un equilibrio: relajado y alerta, pero no indiferente o tenso
  • Haga ademanes. No solo para enfatizar lo que dice. Los ademanes relajan los músculos y mejoran la respiración, calmando la voz y los nervios
  • Vista bien. Quien transmite el mensaje es usted, no su ropa. La opinión del auditorio sobre su apariencia es igual de importante (si no más) que la suya propia.
  • Mire al auditorio. Cuando usted lanza una pelota a alguien, mira para ver si la recoge. Al pronunciar un discurso, cada pensamiento que transmite es como si le lanzase una pelota al auditorio. Fíjese bien en el auditorio para asegurarse de que sus ideas están siendo captadas.

“Soy muy tímido.” “Soy muy joven.” “Soy muy viejo.” “Me siento muy cohibido.” Estos son ejemplos de calificativos autoimpuestos que le impiden alcanzar objetivos que en realidad son totalmente alcanzables. ¡OLVIDELOS!

¿Qué lograra si lo hace?

Al cultivar las técnicas  de la oratoria y la enseñanza, sus beneficios no se limitaran  solo a  estos campos. Su aprendizaje le permitirá cultivar aptitudes tan inestimables como leer bien a nivel personal, escuchar con atención y recordar lo oído, estudiar, investigar, analizar y organizar, conversar, responder preguntas y redactarlas.