Como Preparar una Presentación Exitosa

Como Preparar una Presentación Exitosa

 

 

Las presentaciones que valen la pena comienzan con preparación diligente, y eso exige tiempo y esfuerzo. ¡Pero qué recompensante es! Usted aumenta su conocimiento y tiene algo verdaderamente provechoso para compartirlo con su auditorio. Más bien que hablar en generalidades, usted tiene detalles instructivos que ofrecer, y sabe que lo que dice es correcto.

 

Analicemos los diversos aspectos que debemos tomar en cuenta al preparar una presentación para que tenga éxito.

 

Para saber cómo preparar  un discurso o presentación y organizar su charla a tiempo. Mire  4 Maneras Infalibles de Practicar una Presentación  10 Técnicas para Hacer una Buena Exposición

 

 

Material específico.

 

Una presentación que exprese solo generalidades carece de peso y autoridad. Es cosa vaga. Deja al auditorio en incertidumbre. Si se quiere que las ideas se recuerden, éstas tienen que ser específicas, exactas. Esto da evidencia de investigación y conocimiento del asunto. Para saber como mejorar al  investigar. Mire  Como mejorar: Las Técnicas de Estudio

 

 «Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.»  

 Rudyard Kipling

Como se ilustra en el poema esta cualidad se puede adquirir en la preparación por medio de preguntar: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? y así por el estilo. Generalmente no basta con decir que algo pasó. Dé nombres de lugares, fechas, quizás razones. No basta con declarar ciertas verdades. Muestre por qué son ciertas; muestre por qué es importante conocerlas. Si está dando instrucción, explique cómo se ha de hacer algo. Lo que determinará cuánta de esta elaboración es esencial es lo que ya sabe el auditorio sobre el asunto. Por lo tanto, piense en su auditorio para asegurarse de los detalles que se necesitan.

 

 Informativa.

Lo que pudiera serle informativo a un auditorio quizás no aportaría nada a otro o hasta pudiera dejarlo en total oscuridad. Es obvio, entonces, que el material debe ser apropiado para cada auditorio particular.

El material que se presenta en cualquier presentación o discurso debe considerarse según lo que sea el auditorio, las circunstancias y el propósito de la presentación.Su auditorio

 

En todos los casos, el orador debe preguntarse: ¿Qué quiero lograr con esta presentación? ¿Cuánto de lo que quiero decir sabe ya esta persona o grupo? ¿Qué base o fundamento debo colocar antes de que estos puntos puedan hacerse claros? ¿Cómo lo diría de manera diferente a un grupo totalmente diferente? Las comparaciones muchas veces clarifican nuestros puntos de vista. Trate diferentes maneras de tratar los asuntos ante diferentes grupos en su preparación, aunque sea solo para darse cuenta de la diferencia al considerar el auditorio y hacer el material informativo al auditorio particular al que usted va a dirigir la palabra.

 

 

Material útil.

 

Mucho se puede aprender, pero no todo es útil. Para ser práctico, el material que se presenta debe ser utilizable de algún modo al auditorio.

Una presentacion exitosa

No limite la aplicación práctica a unos breves comentarios en la conclusión del discurso. Todos y cada uno de los oyentes deberían pensar desde el mismo principio: “Esto me atañe”. Una vez colocado el fundamento, siga señalando la aplicación práctica de la información al desarrollar los diferentes puntos principales, tanto en el cuerpo del discurso como en la conclusión.

 

 

Material Correcto.

 

Debe estar atento a que todas las declaraciones sean correctas. Esto debe ser así al citar, en lo que decimos acerca de otros o cómo los representamos, también en asuntos que envuelven datos científicos o noticias.

Declaraciones equivocadas pronunciadas ante un auditorio quizás se repitan y el error se magnifique. Las inexactitudes que un auditorio reconoce hacen surgir preguntas en cuanto a la autoridad del orador en cuanto a otros puntos, y quizás hasta hagan que se ponga en tela de juicio la verdad del mensaje mismo

 

Esclarecedora.

Pensamientos presentados como resultado de su entendimiento o que se puedan obtener por investigación adicional sobre un asunto pueden contribuir mucho a una presentación y a veces pueden evitar una repetición no instructiva de información que el auditorio ya conoce. Añade frescura a la presentación, aviva el interés del auditorio, y puede hacer verdaderamente deleitable un asunto con que se está muy familiarizado. Además, da confianza al orador. Él se apresta a dar su presentacion con un entusiasmo que nace de saber que tiene algo un poco diferente que presentar.

 

Asegúrese de que lo que usted diga sea esclarecedor, no una mera palabrería.

 

**********

 

Al prepararse también es importante dar atención cuidadosa a cómo va a decir lo que se propone decir. Hablar  “Claro, entendible.” El no dar atención adecuada a esto puede impedir que usted se comunique debidamente con su auditorio, o puede estorbar el que ellos retengan lo que oyen. Este asunto tiene tres aspectos principales que debemos considerar.

  

 Sencilla.

 

Para lograr esto no tiene que haberse pensado de antemano palabra por palabra lo que se va a decir. Pero las ideas que se van a presentar deben ser analizadas y ciertos factores definidos deben tomarse en consideración. Esto generalmente resultará en una presentacion bien unida y clara. Siempre recuerde que un asunto que es complicado en la mente del orador será complicado en la presentación.

 

Para saber más. Mire  Como Tener Naturalidad al Hablar en Público.

 

Se debe evitar la preparación apresurada de último momento. Cada punto de la presentacion debe pensarse en su totalidad cabalmente hasta que le sea sencilla y clara al orador. El repasar estos puntos en la preparación para presentarlos los hará tan definidamente perfilados en su mente que saldrán fácilmente cuando se les necesite y serán diáfanamente claros tanto para el auditorio como para el orador.

 

Explicar los términos poco conocidos.

 

Dependiendo del tema que vayamos a disertar puede que usemos un vocabulario de términos que son hasta buen grado extraños para los que no están familiarizados con nuestro tema.

 

Terminos desconocidos

Piense en los que forman su auditorio. ¿Qué nivel de entendimiento tienen? ¿Cuánto saben del tema? ¿Cuántas de estas expresiones entenderán ellos tan fácilmente como las entiende usted? Pero si la presentacion se pronuncia a un auditorio con conocimiento del tema, quizás no es necesario explicar tantos términos. Así que las circunstancias deben tomarse en consideración.

 

  No sobrecargue la presentación

 

Una presentaciónpuede contener tanta información que la gran cantidad de material inunde al auditorio y el entendimiento sea opacado o hasta se pierda por completo. Para lograr el propósito de una presentacion, no se debe introducir más material que el que claramente se puede tratar en el tiempo disponible. No se debe expresar más de lo que razonablemente puede absorber el auditorio. Además, el material presentado a un extraño o una persona recientemente interesada tendría que ser simplificado considerablemente en comparación con material sobre el mismo asunto cuando se presenta a personas con cierto conocimiento.

 

¿Cómo sabrá el orador cuánto material poner en una presentacion? La comparación será una ventaja al prepararse. Analice lo que usted tiene para presentar. ¿Cuántos de estos puntos sabrá ya el auditorio, por lo menos en parte? ¿Cuántos serán completamente nuevos?

Mientras más amplio el fundamento de conocimiento que ya se tenga, más se podrá edificar sobre él en un período de tiempo dado. Pero si casi no se sabe nada del asunto que se considerará, entonces debe ejercerse gran cuidado en cuanto a cuánto se dirá y cuánto tiempo tomará explicar estos puntos para que el auditorio los comprenda completamente.

 

El  orador que desea producir una buena presentacion y mejorar su oratoria  se enfrenta al mismo problema que el arquitecto que desea edificar una buena casa:  ambos tienen que tener los materiales que necesitan  y si pone en practica estas sugerencias  lograra diseñar una presentacion fácil de entender e instructivo y con un  buencontenido.