Como Usar el Micrófono al Hablar en Público

Jun 18, 2019 | Lenguaje corporal, Técnica de la oratoria

En lugares de reunión grandes se hace necesario amplificar la voz humana usando micrófonos, tanto para que el orador no lleve una carga demasiado pesada como para que el auditorio oiga con placer.

Para más ver: Técnicas De La Oratoria: La Voz

Gracias a eso, el orador no tiene que hacer mucho esfuerzo para lograr un buen volumen, y el auditorio no tiene que esforzarse por oír lo que se dice… Por eso, tenemos que saber usarlos adecuadamente.

¿A qué distancia del micrófono se debe colocar la boca?

Por lo general a una distancia de cuatro a seis pulgadas, o diez a quince centímetros. El problema más frecuente al usar los micrófonos es que el orador está demasiado lejos de él. Por eso, vigile la distancia.

También dirija su voz hacia los micrófonos y manténgase dentro de la zona de recepción de éste. A menos que esto se haga, es difícil que el operador del sistema sonoro haga ajustes a favor de una recepción buena y clara por el auditorio. El toser, estornudar o carraspear cerca del micrófono, por supuesto, debe evitarse.


Al empezar a hablar por los micrófonos, escuche el sonido de su voz a medida que sale del altavoz. Entonces podrá calcular el volumen y ajustar su posición, si es necesario. Se puede corregir la situación adelantando un poco más hacia el micrófono o apartándose unos cuantos centímetros de él.

Evite el volumen excesivo

Es preciso que algunos oradores eviten el volumen excesivo, porque lo único que hace es producir deformación de su voz, que resulta irritante y desagradable al auditorio. Recuerde, también, que, si desea bajar la voz por el efecto de ello en un punto u otro del discurso, su auditorio puede oír hasta un susurro, gracias a esta maravilla moderna de la amplificación.

Hay otros cuidados en el uso de los micrófonos que también necesitan atención. ¿Ha notado usted a veces que la “p” hace un sonido explosivo? Esto sucede cuando una persona habla directamente al micrófono desde demasiado cerca. Los sonidos agudos de la “s” también pueden causar problemas. Es necesario restarles potencia, porque la amplificación los exagera y salen como seseo. Cuando se sabe cómo resolver el problema, no es difícil hacerlo.

Al leer desde la plataforma. Es preferible que levante la publicación de la que vaya a leer para que su rostro mire al auditorio. Lo más seguro es que el micrófono esté justo enfrente de usted, de modo que tal vez tenga que apartar un poco hacia un lado lo que desea leer. Esto significa que deberá inclinar ligeramente la cabeza hacia el lado contrario, a fin de que su voz se proyecte en dirección al micrófono.


Micrófonos de mano

En términos de la colocación, quieres que los micrófonos de solapa queden a ocho pulgadas, o dos anchos de mano debajo de tu barbilla y lo más cerca posible del centro de tu cuerpo como sea posible. Al utilizar los micrófonos de mano se requiere algo especial para manejarlo. Con este tipo, debes mantener la bola del micrófono debajo de tu boca y apuntarlo hacia la nariz para que el aire viaje sobre el micrófono y no a través de este. Otra alternativa es tocar la bola del micrófono por la barbilla y dejarlo ahí.

Cuando te muevas alrededor de la sala, el secreto es recordar cómo mover tu cuerpo en la misma dirección; de esa forma cuando hables, tu cuerpo y boca estará en la misma posición. Si no haces eso, el volumen de tu voz puede variar, lo cual es una distracción.

 

¿Cómo usar el micrófono al hablar en público?

  • Deben situarse a unos 10 o 15 centímetros de la boca.
  • Colóquese delante del micrófono, no a un lado. Hable solo cuando su rostro esté frente al micrófono.
  • Hable con un poco más de volumen e intensidad que cuando conversa normalmente. Pero no es preciso que grite.
  • Si tiene que carraspear, toser o estornudar, gire la cabeza para no hacerlo delante del micrófono.
  • Cuando te muevas alrededor de la sala, el secreto es recordar cómo mover tu cuerpo en la misma dirección de tu boca.
  • Mantén la bola del micrófono debajo de tu boca y apuntarlo hacia la nariz para que el aire viaje sobre el micrófono y no a través de este.

Recuerda utiliza la tecnología correctamente, para mejorar tu oratoria y tus presentaciones se escuchen profesionales. De este modo continuaras amplificando el impacto positivo que tienes en tu público porque seguirá cautivando, guiando e inspirando auténticamente.  

Como Usar el Micrófono al Hablar en Público

Jun 18, 2019 | Lenguaje corporal, Técnica de la oratoria

En lugares de reunión grandes se hace necesario amplificar la voz humana usando micrófonos, tanto para que el orador no lleve una carga demasiado pesada como para que el auditorio oiga con placer.

Para más ver: Técnicas De La Oratoria: La Voz

Gracias a eso, el orador no tiene que hacer mucho esfuerzo para lograr un buen volumen, y el auditorio no tiene que esforzarse por oír lo que se dice… Por eso, tenemos que saber usarlos adecuadamente.

¿A qué distancia del micrófono se debe colocar la boca?

Por lo general a una distancia de cuatro a seis pulgadas, o diez a quince centímetros. El problema más frecuente al usar los micrófonos es que el orador está demasiado lejos de él. Por eso, vigile la distancia.

También dirija su voz hacia los micrófonos y manténgase dentro de la zona de recepción de éste. A menos que esto se haga, es difícil que el operador del sistema sonoro haga ajustes a favor de una recepción buena y clara por el auditorio. El toser, estornudar o carraspear cerca del micrófono, por supuesto, debe evitarse.

Al empezar a hablar por los micrófonos, escuche el sonido de su voz a medida que sale del altavoz. Entonces podrá calcular el volumen y ajustar su posición, si es necesario. Se puede corregir la situación adelantando un poco más hacia el micrófono o apartándose unos cuantos centímetros de él.

Evite el volumen excesivo

Es preciso que algunos oradores eviten el volumen excesivo, porque lo único que hace es producir deformación de su voz, que resulta irritante y desagradable al auditorio. Recuerde, también, que, si desea bajar la voz por el efecto de ello en un punto u otro del discurso, su auditorio puede oír hasta un susurro, gracias a esta maravilla moderna de la amplificación.

Hay otros cuidados en el uso de los micrófonos que también necesitan atención. ¿Ha notado usted a veces que la “p” hace un sonido explosivo? Esto sucede cuando una persona habla directamente al micrófono desde demasiado cerca. Los sonidos agudos de la “s” también pueden causar problemas. Es necesario restarles potencia, porque la amplificación los exagera y salen como seseo. Cuando se sabe cómo resolver el problema, no es difícil hacerlo.

Al leer desde la plataforma. Es preferible que levante la publicación de la que vaya a leer para que su rostro mire al auditorio. Lo más seguro es que el micrófono esté justo enfrente de usted, de modo que tal vez tenga que apartar un poco hacia un lado lo que desea leer. Esto significa que deberá inclinar ligeramente la cabeza hacia el lado contrario, a fin de que su voz se proyecte en dirección al micrófono.

Micrófonos de mano

En términos de la colocación, quieres que los micrófonos de solapa queden a ocho pulgadas, o dos anchos de mano debajo de tu barbilla y lo más cerca posible del centro de tu cuerpo como sea posible. Al utilizar los micrófonos de mano se requiere algo especial para manejarlo. Con este tipo, debes mantener la bola del micrófono debajo de tu boca y apuntarlo hacia la nariz para que el aire viaje sobre el micrófono y no a través de este. Otra alternativa es tocar la bola del micrófono por la barbilla y dejarlo ahí.

Cuando te muevas alrededor de la sala, el secreto es recordar cómo mover tu cuerpo en la misma dirección; de esa forma cuando hables, tu cuerpo y boca estará en la misma posición. Si no haces eso, el volumen de tu voz puede variar, lo cual es una distracción.

 

¿Cómo usar el micrófono al hablar en público?

  • Deben situarse a unos 10 o 15 centímetros de la boca.
  • Colóquese delante del micrófono, no a un lado. Hable solo cuando su rostro esté frente al micrófono.
  • Hable con un poco más de volumen e intensidad que cuando conversa normalmente. Pero no es preciso que grite.
  • Si tiene que carraspear, toser o estornudar, gire la cabeza para no hacerlo delante del micrófono.
  • Cuando te muevas alrededor de la sala, el secreto es recordar cómo mover tu cuerpo en la misma dirección de tu boca.
  • Mantén la bola del micrófono debajo de tu boca y apuntarlo hacia la nariz para que el aire viaje sobre el micrófono y no a través de este.

Recuerda utiliza la tecnología correctamente, para mejorar tu oratoria y tus presentaciones se escuchen profesionales. De este modo continuaras amplificando el impacto positivo que tienes en tu público porque seguirá cautivando, guiando e inspirando auténticamente.  

¡Puntúa este artículo!

Promedio 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.